Martes, 12 de Diciembre de 2017
17:58 CET.
Cine

Human Rights Foundation fustiga la complacencia del Havana Film Festival con el régimen al censurar 'Santa y Andrés'

La organización Human Rights Foundation (HRF) expresó "profunda decepción" por la exclusión del filme Santa y Andrés, del realizador cubano Carlos Lechuga, de la actual edición del Havana Film Festival de Nueva York, que arrancó el 30 de marzo y se celebra hasta el 7 de abril.

En una carta dirigida a la directora ejecutiva del festival, Carole Rosenberg, el presidente de HRF, Garry Kasparov, y el director ejecutivo de la organización, Thor Halvorssen, criticaron con dureza la censura de la película y pidieron "reconsiderar" la decisión.

Santa y Andrés, narra la relación entre un escritor homosexual, acosado por las autoridades por sus opiniones políticas, y una joven campesina enviada a vigilarlo para que no asista a un "Foro por la Paz" y haga declaraciones contra el Gobierno.

Kasparov y Halvorssen recordaron que, para justificar eliminar el filme del concurso del festival, los organizadores dijeron que, "como cultivadores de la diplomacia cultural", preferían " permanecer neutrales políticamente y evitar la controversia".

"Señora Rosenberg, HRF considera que su decisión de censura está lejos de ser 'apolítica'", afirmaron Kasparov y Halvorssen en su carta.

"Las evidencias sugieren que Santa y Andrés solo fue excluida de la competencia (…) después de una llamada telefónica del instituto cinematográfico cubano, controlado por la dictadura castrista", añadieron en referencia al ICAIC.

Señalaron que la película también fue censurada durante el Festival de Cine de La Habana. "Su comportamiento la ha sintonizado a un proxy, cooperando con la dictadura de 57 (sic) años que gobierna Cuba", dijeron a Rosenberg.

"El Havana Film Festival de Nueva York proclama su 'reputación de enriquecer y expandir la visión de la cultura latina en los Estados Unidos', y afirma presentar películas que 'reflejan fuertes identidades culturales y sociales enraizadas en sus respectivos países'", mencionaron Kasparov y Halvorssen. "Sin embargo, en el caso de Santa y Andrés, el festival no expone ninguna visión enriquecida, ampliada; solo censura e impone la ceguera sobre la difícil situación de los reprimidos por el régimen dictatorial cubano", fustigaron. "Aquí, una película que refleja sin fisuras un aspecto desgarrador de la identidad social cubana (…) se suprime en silencio".

"Como muchas otras dictaduras, la cubana ha considerado durante mucho tiempo cualquier expresión crítica hacia el régimen dentro o fuera de Cuba como un acto de subversión que debe ser castigado o censurado", advirtieron los responsables de HRF.

Recordaron que hace solo unos meses Roberto Smith, presidente del ICAIC, justificó la censura de Santa y Andrés diciendo que "presenta una imagen de la Revolución que la reduce a una expresión de intolerancia y violencia contra la cultura; hace un uso irresponsable de nuestros símbolos patrios y referencias inaceptables al compañero Fidel".

"¿Piensan usted y el festival que es 'irresponsable' exponer la horrible persecución de cientos de escritores, intelectuales y artistas disidentes, incluyendo a muchas personas LGBTI en los años 60 y 70 por el régimen de Castro porque puede molestar a los empleados de 'compañero Fidel' y a su régimen de medio siglo?", preguntaron Kasparov y Halvorssen a Rosenberg.

"La comunidad artística de la ciudad de Nueva York, compuesta por tantos activistas y defensores de los derechos humanos, espera una respuesta suya", concluyeron.

Tráiler de 'Santa y Andrés', de Carlos Lechuga

El guion de este segundo largometraje del realizador Carlos Lechuga obtuvo el Premio Julio Alejandro de la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

Y esa vieja todavia camina!? Parece un espantapajaros, fea y villana que es............

Imagen de Anónimo

Para el desinformado de las 15:36 CEST: Garry Kasparov sabe lo que es oponerse a un gobernante autoritario. El campeón mundial de ajedrez fue detenido dos veces en su natal Rusia por oponerse a Vladimir Putin. Desde 2013, ha vivido con la familia en un exilio autoimpuesto en la ciudad de Nueva York, y ahora es el presidente de la Human Rights Foundation (HRF).  

Imagen de Anónimo

Fragmento de la carta: (No se lo puede decir más claro a la impresentable Carole Rosenberg) “Su comportamiento se ajusta al de colaboracionismo con la dictadura de 57 años que gobierna a Cuba”.

Imagen de Anónimo

Vieja de izquierda, miserable aliada del regimen cubano.Estuvo muy buena esa carta de Kasparov pidiendole explicacion a la vieja sobre la exclusion de la pelicula del festival, bien hecho.................

Imagen de Anónimo

Hay que conocer a los sponsors y golpear donde más duele: $. Esta falta de credibilidad y congruencia debe ser conocida por ellos... y ya harán lo que corresponda.

Imagen de Anónimo

Y que tiene que ver Kasparov con los derechos humanos? menudo adalid de derechos se han buscado.

Imagen de Anónimo

no se si la NYU es parte del complot. En esa universidad, en el marco del festival, dictan conferencias alabando a la dictadura de los Castros.

Imagen de Anónimo

Por que no la demandan ?

Imagen de Anónimo

¿Esta mujer no es hija de los chivatos Rosemberg que le vendieron a la URSS el secreto americano de la bomba atómica? - pues ahí tienen: "hija de gato, casa ratón", como dice el refrán.

Imagen de Anónimo

La Academia americana es un cementerio de dinosaurios comunistas o afines y algo parecido pasa en Hollywood, al mismo tiempo que las universidades americanas y el mundo cultural del norte son patrimonio de la caviar left.  Y si también el régimen cubano tiene CDRs por todas partes allá (como en Cuba) con presidente y todo norteamericano o infiltrado o casados ambos, era de esperarse lo que ocurrió con la película... Y lo que falta.