Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
12:42 CET.
CINE

El Boulder Jewish Film Festival estrena un documental sobre los judíos refugiados en La Habana

Archivado en

El documental Las joyas olvidadas: Un refugio en La Habana cuenta la historia de judíos que escaparon de la Segunda Guerra Mundial  y se refugiaron en la Isla.

Entre 1933 y 1944, alrededor de 12.000 refugiados llegaron a los puertos cubanos y se establecieron en el país, según señala la web Daily Camera.

Como las leyes laborales les impedían conseguir trabajo, los judíos comenzaron a dedicarse a la industria del diamante.

Un grupo de ellos comenzó una industria pop-up que se dedicaba al pulido de la piedra preciosa.

La empresa fue todo un éxito. Los joyeros de Nueva York llegaron a enviar diamantes en bruto a La Habana para cortarlos y pulirlos y luego los quilates brillantes eran enviados de vuelta a EEUU.

Los judíos en la Isla terminaron convirtiéndose en cortadores de diamante.

Uno de los refugiados que da su testimonio es Marion Finkels Kreith, que tenía 14 años cuando escapó a la Isla.

"No era la persona más hábil, pero trabajamos porque eso era lo que teníamos que hacer", dijo.

Marion calificó a la industria de "ganar-ganar", ya que mantuvo a cubanos y refugiados en La Habana durante la guerra.

Las joyas olvidadas… es un documental de Robin Truesdale y de Judy Kreith, hija de Marion.

El documental recoge la comunicación y la preocupación de los refugiados por su familia todavía en Europa, quienes no se enteraron de lo que estaba pasando hasta que terminó la guerra.

Tenían sus propios retos trabajando en las fábricas, aunque más tarde les parecieron "nada comparado con lo que estaba sucediendo en Europa", como explicó Marion.

Después de ver la película completa, Marion, de 89 años, dijo que sus partes favoritas son "las escenas de baile, comida, alegría y música".

"La película hizo un trabajo maravilloso al incorporar esa parte de la vida en Cuba", acotó.

El documental se exhibirá en el Boulder Jewish Film Festival en The Gordon Gamm en Colorado este domingo 19.

Los judíos refugiados durante la Segunda Guerra Mundial cuentan su historia en la Isla

Este documental de Robin Truesdale y de Judy Kreith  muestra a los refugiados trabajando en la industria del diamante que levantaron.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Es cierto que el episodio del St Louis es bochornoso, pero la mayor responsabilidad radica en el gobierno de FDR que dio órdenes al gobierno cubano de no aceptar a los judios. Espero ver algún día a la comunidad judia en Cuba recuperar su vigor, como en los días en que la calle Muralla era un gran centro comercial en manos judias.Tenemos mucho que aprender de la tenacidad y el amor a la superación de ese gran pueblo.

Imagen de Anónimo

En la vida cubana hay cubanos de origenes diversos, espanoles, africanos, chinos, judios, polacos, rusos, la mayoria mezclados y todos se llaman cubanos. Por que hay que llamar judio a un cubano de origen judio como si fuera un extranjero y encima de eso decir que hay que darle mas espacio en la vida cubana como si este no fuera cubano? Que pobreza mental! 

Imagen de Anónimo

Es cierto que el episodio del St Louis es una mancha, compartida con Estados Unidos que tampoco recibió a esos cientos de judíos, pero es verdad que el cubano en general nunca ha sido antisemita y debemos resaltar cómo Cuba acogió a miles de judíos y algunos se enraízaron tanto que decidieron quedarse, incluso después del 59. En Cuba hay judíos desde la llegada de Cristobal Colón, han estado presente en la historia de los últimos 520 años, lucharon en las guerras de indpendencia - Carlos Roloff era judío-, ayudaron a Martí en Nueva York, lo recibieron en Jamaica y en el siglo XX estuvieron, incluso, entre los fundadores del Partido Comunista. Pilotos cubanos trasnportaron a muchos judíos en los años 50 desde Iraq a Israel y en el exilio los judíos cubanos han sido defensores de lo cubano. Hay que darle más eapacio a los judíos en la vida cubana porque se lo han ganado con creces. 

Imagen de Anónimo

Sin embargo, no se menciona la vergonzosa 'mancha' del buque ST. LOUIS.  Mas de 700 judios arrivaron al puerto de la Habana con todos los papeles en orden y no fueron admitidos.  Lo mismo sucedio enlos EU. Casi todos fueron devueltos aeuropa donde la mayoria murio en los campos de exterminio nazistas.  Este bochornoso capitulo de la historia de Cuba esta magistralmente contada en la novela 'LA NINA ALEMANA' de Armando Lucas Correa.  Viva el pueblo judio! Viva Israel!  Mi respeto y admiracion.