Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
10:15 CET.
CINE

Mirtha Ibarra: 'Si Titón viviera, mostraría la Cuba actual como siempre lo hizo'

Si Tomás Gutiérrez Alea, Titón, viviera, mostraría la Cuba actual como siempre lo hizo, es decir, "criticando lo mal hecho, pero con un gran amor a nuestra realidad y a la revolución", asegura su viuda, la actriz Mirtha Ibarra, que presenta en Lisboa un documental sobre la figura del cineasta.

Ibarra está en la capital portuguesa como realizadora de Titón: de La Habana a Guantanamera (2008), en el que expone la versión más íntima de quien fuera su marido y uno de los cineastas más importantes de Cuba y América Latina.

El cine de Titón siempre reflejaba la realidad, recuerda la actriz en una entrevista con EFE. "Yo creo que eso sí estaba muy claro siempre, que había una crítica dura, penetrante, nunca superficial. Él decía que una realidad que no se critica no puede nunca superar sus errores", apunta.

Ibarra, de 71 años, ha aterrizado en Lisboa para exhibir su trabajo en el festival cinematográfico FESTin, donde la figura de Gutiérrez Alea es objeto de una retrospectiva.

"Me han recibido con todos los honores, muy bien", asegura la actriz, protagonista de la mítica Fresa y Chocolate, dirigida por su marido en 1993, y que huye, entre risas, de la palabra "diva".

"El cine cubano ha luchado mucho contra el divismo, Titón no soportaba eso. Me siento de una manera mucho más sencilla, actriz. Me gusta que sí hablen de mi trabajo, si ha quedado bien", aclara.

En esas buenas críticas se inscribe su debut como realizadora, Titón: de La Habana a Guantanamera, un largometraje surgido a raíz del epistolario Titón, volver sobre mis pasos, que recoge la correspondencia que mantuvo con figuras del mundo del cine, desde Robert Redford a Alfredo Guevara.

A partir de ese libro, que contiene también cartas más íntimas de Titón a su familia, Ibarra sintió "la necesidad de completar de alguna manera la faceta de él como cineasta" con la versión que pocos conocían.

"Hice entrevistas a directores, a actores, que un poco hacían una valoración de lo que había significado la pérdida de Titón en la filmografía", recuerda.

Tomás Gutiérrez Alea (1928-1996) fue uno de directores más prestigiosos del cine de autor en Cuba, con más de 20 largometrajes en su carrera, entre ellos, además de la premiada internacionalmente Fresa y Chocolate, Una pelea cubana contra los demonios o Guantanamera, su último trabajo.

Ibarra considera que fue "el maestro del cine cubano, y no solo cubano", por la relevancia que tuvo en la filmografía latinoamericana.

Su cine, asegura, es "muy particular, porque es un cine que trata de despertar al espectador".

"Buscaba que fuera un cine que inquietara al espectador, y que éste saliera para enfrentar su realidad y buscar soluciones, no es un cine de happy end", argumenta.

Esa y otras lecciones, aprendidas del trabajo que ambos realizaron juntos pero también de 23 años de convivencia, han sido aplicadas por Ibarra para realizar este documental, para el que obtuvo ayuda, entre otros, del Ministerio de Cultura de España.

Mientras presenta el documental y visita Lisboa y la monumental Sintra, una ciudad que le pareció "hecha para un cuento de hadas", Ibarra busca financiación para adaptar a la gran pantalla su último trabajo en el teatro, Neurótica anónima, una tarea difícil, reconoce.

Aunque admite que un actor "siempre está esperando los grandes papeles", asegura que no tiene un "personaje en específico" que le gustaría interpretar, simplemente aquellos que "tengan grandes conflictos" y le supongan un "desafío".

La octava edición del festival portugués FESTin, que comenzó el pasado 1 de marzo, concluirá el miércoles. 

Tráiler de 'Titón: de La Habana a Guantanamera'

El largometraje fue producido en 2008 bajo la dirección de la actriz Mirtha Ibarraviuda de Tomás Gutiérrez Alea.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo 23:34, Tomás Gutiérrez Alea no sólo no denunció las UMAP, por citar un ejemplo, sino que le echó en cara a Néstor Almendros que se dedicara a filmar sobre las UMAP, tal como hizo Almendros en "Conducta impropia". Gutiérrez Alea se molestó porque un exiliado (antiguo amigo suyo) como Almendros dijera la verdad sobre la dictadura castrista. Gutiérrez Alea le sirvió de lacayo al castrismo polemizando contra Almendros en "Village Voice". Ahí está la prueba escrita, la hemeroteca no miente. En todo ese asunto Tomás Gutiérrez Alea se portó como un miserable, no como un intelectual independiente, sino como un lacayo y un cómplice.

Imagen de Anónimo

Es imposible que cualquier persona con cierta relación con el poder en Cuba, no supiera de las violaciones sistemáticas de los DDHH, de la falta de libertades individuales, de la represión continua hacia los libre pensadores... Más, viniendo del sector intelectual. No concibo, justamente, en quien tiene que trabajar con sus ideas y con sus obras, que pase por alto el sufrimiento de un encarcelado por cuestiones ideológicas, sexuales o religiosas.Algún día habrá un debate enorme en Cuba, en el que se dividirán los adocrinados, creyentes de la revolución, de los que propagandizaron el sistema o silenciaron a quienes tenían algo por decir en favor de la libertad.No es sólo para Titón lo escrito. Puede abarcar desde Fernando Pérez hasta Silvio Rodríguez, pasando por Alicia Alonso y centenares de artistas que - por acción u omisión - apuntalaron al régimen por décadas.

Imagen de Anónimo

Bueno, dijo Martí que hacer es la mejor manera de decir. Y algo muy parecido también lo expresó el gran Miguel de Unamuno en su "San Manuel Bueno, mártir." No importa cómo pensaba, Titón, sino lo que dejó plasmado. Lo que hizo con su obra. Y ahí encuentro a un "revolucionario". Ni una crítica sutil al sistema, por ejemplo, a la vigilancia (chivatería) de los CDR, ni a las UMAP, ni a la expulsión de estudiantes universitarios, ni a  la pérdida de la autonomía universitarias, ni a los presos políticos, ni a los fusilados, ni a los crímenes de Fidel Castro, ni al envío de cubanos como carne de cañón a guerras que no eran nuestras, ni a nada. Ni tan siquiera a aquella fatídica frase de "Dentro de la revolu..." Por tanto, hago la pregunta, ¿de qué habló que me interese mientras la patria se desangraba? ¿De qué coño le sirvió su brillantez? Fue, como alguien ya dijo aquí, un pendejo. Picasso pintó Guernica, como grito a aquella matanza de guerra. Y eso no le quitó ser un gran artista. Y no estamos hablando de la primera etapa del movimeinto modernista, cuando los autores se encerraban en su torre a escribir "arte por el arte". Estamos hablando de la segunda mitad del siglo XX y Cuba se desangraba en manos de un tirano. Fue un vive bien, alguien que prefirió ser un borrego, ante que un gran artista, que son aquellos quienes, con su obra, enfrentan el establishment.

Imagen de Anónimo

A Titón le sobró talento artístico, hasta convertirse, por su obra,  en el más relevante cineasta cubano hasta hoy . Pero su relación con el Poder siempre fue agónica, contradictoria, de ahí su película "Hasta cierto punto", con la autocensura al guión original. Fue crítico hasta cierto punto, porque soñaba --o deliraba-- , como sostiene en sus ensayos, con el embuste de "revolución". Simpatizó hasta su muerte con la estafa. JPS

Imagen de Amadeus

¿Pero qué ustedes quieren que diga esta señora?

Imagen de Anónimo

Para el Ano q vive en LA.Lea bien. Es Hollywood

Imagen de Anónimo

Hasta que punto llega el cinismo, la hipocresia y falsedad de esta Sra.  Hace meses la vi en Miami en un Thrift Shop comprando trapos.  Lucia bastante acabada.  Nada, lo he dicho antes; ese sistema ha creado sociopatas.  Pobrecita!

Imagen de Anónimo

¿Como hizo siempre?

Imagen de Anónimo

Todo artista cubano que ha vivido este tiempo de destrucción y desgracias, que no se opuso a Fidel Castro, no hizo absolutamente nada. ¿O es más importante su ego, su obra, que la destrucción de Cuba en todos sus géneros? Por eso la obra de Titón o de don Juan de los Palotes no tiene valor alguno, porque no criticó al tirano, no bombardeó desde el arte la corte del monarca. Entonces, fue un pendejo y su obra, una mierda, una basura que no nos interesa a los cubanos que tanto sufrimos. ¿Cómo no se le ocurrió hablar cinematofráficamente de un preso político cubano y su familia, el dolor de sus hijos? ¿No, verdad? No era chic. ¿Por qué no hizo un film sobre los héroes del Escambray a quienes la tiranía mal llamaba bandidos? No. Se acomodó al sistema comunista. Y murió sin hablar de lo que tenía que hablar. Esa es la función de un artista que ama a su patria. Lo demás es bobería. Para mí Titón no tiene valor alguno. Y la cacareada "Fresa y..", no es más que la proyección de un marica dentro de un país homofóbico. Nada nuevo. ¿Cómo no puso un macho del MININT o de la UJC que se hubiera enamorado de otro macho del MININT o de la UJC o de un Miembro del Comité Central? Eso sí es revolucionario. Ah, no, una pájara loca para proyectar algo irreal, pues solo una minoría de los homosexuales son así. Por favor, Titón no hizo absolutamente nada. Se acomodó a la dictadura. Supo bien llevar el yugo. Tremendo pendejo. Eso sí fue.

Imagen de Anónimo

Hay seres que dan asco esta Sra es una de ella y si el Tomas G Alea estuviese vivo no dudo que tambien usara la doble moral o una de las mil caretas que el cubano que vive entrando y saliendo de Cuba acostumbra hacer.Me importa un carajo sus peliculitas y estos actores y actrizes mediocres por suerte estoy cerca de Los Angeles California y me encanta leer esta palabra HOLYWOOD