Lunes, 29 de Mayo de 2017
16:34 CEST.
Censura

El Gobierno impidió que 'La niña alemana' apareciera en la Feria del Libro, denuncia su autor

Las autoridades culturales de la Isla impidieron que la novela La niña alemana, del periodista y escritor cubano exiliado Armando Lucas Correa, fuera mostrada en la Feria del Libro de La Habana, como parte de la exhibición que llevaron editoriales estadounidenses al evento, informó el propio autor.

Correa, editor jefe de People en Español, denunció en su cuenta en Facebook de la censura de su obra, al referirse a un artículo titulado "Despite Embargo, U.S., Cuba Publishers Invoke Solidarity at Havana Book Fair" (Pese al embargo, editores de Cuba y Estados Unidos invocan solidaridad en la Feria del Libro de La Habana), publicado por la revista Publishers Weekly.

"¿Despite embargo? Más bien a pesar de la dictadura, de la censura que hay en Cuba, de haber retenido los libros de Estados Unidos en la Aduana cubana y estar el primer día de la feria con los libreros vacíos en nuestro pabellón, no haber podido firmar The German Girl como era parte del programa, haber censurado mi novela y haber prohibido que mi nombre o que la portada de mi libro apareciera en los paneles de Estados Unidos", criticó Correa.

"¿Por qué no mencionan nada de eso en Publishers Weekly? Por el miedo, por miedo a que el año próximo no los inviten de nuevo", opinó.

Publishers Weekly dijo que junto a Combined Book Exhibit llevó a la Isla cerca de 400 títulos de editoriales estadounidenses para mostrar en la feria.

El viaje de las editoriales estadounidenses fue organizado junto al estatal Instituto Cubano del Libro (ICL) y fue "un esfuerzo para preparar futuras relaciones de negocios entre las industrias del libro de ambos países", indicó.

Debido al embargo, los 400 títulos fueron solo para exhibición en el Pabellón de Estados Unidos en la Feria, no para la venta.

Juan Rodríguez Cabrera, presidente del ICL, aprovechó para agradecer a los editores estadounidenses que trabajaron con Publishers Weekly para solicitar el fin del embargo sobre los libros, tras una primera misión a la Isla, el año pasado, y enviaron una carta al Congreso al respecto.

Este año la misión editorial incluyó a cerca de 31 editores y profesionales de la edición. Publishers Weekly dijo que el viaje fue tanto un intercambio cultural como una reunión de negocios.

Los integrantes de la delegación visitaron el Museo Nacional de Bellas Artes, asistieron a eventos culturales y se reunieron con funcionarios cubanos.

Armando Lucas Correa viajó a la Feria del Libro y donó al Centro Hebreo Sefardí de La Habana una serie de documentos relacionados con el buque St. Louis, cuya historia sirvió de inspiración para La niña alemana.

Durante el acto organizado para concretar la donación, Correa firmó ejemplares de su libro, pero la presidenta del Centro Hebreo Sefardí, Mayra Levy, dejó claro que el evento no era una presentación. "Solo queríamos hacer público nuestro agradecimiento", dijo.

La niña alemana fue publicada en noviembre de 2016 en español e inglés en Estados Unidos por Atria Books, una división de Simon & Schuster. La obra, aclamada por la crítica, es un éxito de ventas y para fines de este año será publicada en 18 países, incluyendo Polonia.

Nacido en Cuba, Correa vive en Estados Unidos desde los años 90. Es autor del libro autobiográfico En busca de Emma: Dos padres, una hija y el sueño de una familia. Ha ganado varios premios de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas y la Sociedad de Periodistas Profesionales.

Armando L. Correa: 'Mi abuela decía que Cuba iba a pagar en los próximos 100 años lo que le había hecho a los judíos'

Según el autor de 'La niña alemana', novela inspirada en los sucesos del buque St. Louis, las autoridades culturales de la Isla prohibieron que el libro fuera mostrado en la Feria del Libro de La Habana como parte de la exhibición que llevaron editoriales estadounidenses.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Todo el mundo debe de hacer un pequeno acto de desacato al regimen en la medida que no cuesta la vida.  Esas pequenas acciones pueden desbaratar el muro.  Pero para que esto tenga effecto debe ser todo el mundo.  

Imagen de Anónimo

Wow: comparar a Correa, flmante director de PEE, con Rosa María Payá, dirigente disidente, huérfana por cuenta del castrismo, es un verdadero tour de force... A ese se le vació el cerebro, pero sólo después de habérsele llenado de basura.

Imagen de Anónimo

El anónimo de 21:30 dice "ingenuo, ineficaz y peligroso". Bueno, ingenuo es toda iniciativa que pretenda hacer mella en el monopolio cultural castrista; en cuanto a ineficaz, eso no podría determinarse todavía, la eficacia de las intervenciones ingenuas está por verse. Nadie puede tomarle el pulso a la eficacia de una acción desde su Florida Room en Miami, hay que estar allí, de alguna manera, ingenuamente, calculadoramente, etc.  En cuanto a peligroso, pues ahí sí dio en el clavo. Hay una oportunidad hoy de arriesgar algo más que una artritis en los dedos de tanto teclear opiniones al desgaire en diarios de exiliados a miles de millas de la acción. A estos pioneros, como Mandi y la Payá, se les reconocerá su valentía por haberse colado en la guarida del lobo y por lo menos haberle halado la nariz o sacado la lengua. Claro las repercusiones mediáticas de esas estratagemas cuentan y tienen consecuencia, no para los anónimos de este sitio, pero sí para los que siguen el asunto cubano desde afuera.

Imagen de Anónimo

Claro, a el le apetecia que su libro cogiera resonancia en Cuba donde ocurrieron los hechos del buque St Louis. Nadie se acuerda del hecho, pero el tenia documentos historicos y se sentia el propietario de esos hechos. Antes de donarlo a una institucion judia, primero utilizo los documentos para inventarse una novela que le diera fama, una fama que no le pertenece. Antes de que sean publicados los documentos con alguna resena historica, se enorgullece de publicar su novela como si acatara todo el interes por el descubrimiento. Asi son estos novelistas del esperpento. Se agarran de lo que no es suyo para verter sus ambiciones literarias, temerosos de que en otro caso su novela ya no sirva para nada. .

Imagen de Anónimo

Los energúmenos no han comprendido que Correa y su novela es apenas un chivo expiatorio, escogido como en loteria y de escarmiento. Una primera novela sobre un acontecimiento lejano y poco resonante no vale tanto como el hecho de que se trata nada menos del director de People en Español, que fue a Cuba de manera ingenua y que Diario de Cuba y El Nuevo Herald se han hecho eco del caso. Los que van, o vayan, a Cuba tienen que portarse bien, no reunirse con gente peligrosa, no llevar materiales comprometedores, y desde luego tratar de pasar desapercibido, hacer como si su llamada presencia fuese en realidad una ausencia, Ese jueguito de avestruz, como quien no quiere la cosa, podrá durar su poquito, alentar ansiedades de diálogo, o debate, pero será a la postre ingenuo, ineficaz y peligroso. Pero hacerse esas ilusiones, autoengañarse, no cuesta nada, ¿verdad¿ Y después de todo, un viajecito es un viajecito...  

Imagen de Anónimo

Pero es una feria del libro o de artesanía barata y ropa vieja? La verdad que los cubanos están ya moldeados que se conforman con casi nada, qué pena que un país funcione así a estas alturas y los cubanos aguantando y eso es lo que tienen y seguirán así.

Imagen de Anónimo

Este personaje se creyó que por qué fue a Cuba hacer una sección de fotos por su revista People ya tenía las puertas abiertas para su libro, bueno le pisaron el cayo y ahora a despotricar, en Cuba no creen en nadie, así es el sistemahoy te necesitan para su propaganda, mañana te arrestan te golpean por nada, en este caso se lo dijeron,...aquí no!

Imagen de Anónimo

Los energúmenos no ha entendido ni oído que hay que llevar el juego allá, al terreno de los acontecimientos. Es lo que ha dicho la Payá y lo que ha hecho Tania Bruguera, ir allá y ponerles el dao malo. La idea de no regresar es una estupidez inefectiva en la presente situación. Hay que hacer acto de presencia, es la nueva estrategia. Los cubanos retrasados mentales se enterarán dentro de 5 años! Es lo que ha heco Mandi muy inteligentemente! Bravo!!

Imagen de Anónimo

Hasta cuando los intelectuales vamos a seguir jugando con la cadena del mono? Hay que ir y atacar la raíz del problema cubano: una dictadura de más de medio siglo. Usar todos nuestros instrumentos y publicar todas las barbaridades y faltas de libertades que se viven en Cuba. Los castros y los militares de los Castro's han hecho de Cuba una prisión. 

Imagen de Amadeus

Bien le vale.