Domingo, 19 de Noviembre de 2017
15:54 CET.
LITERATURA

Ahmel Echevarría gana con 'Caballo con arzones' el Premio Alejo Carpentier de Novela

Los premios Alejo Carpentier de Narrativa y Ensayo, y el de Poesía Nicolás Guillén, que convocan la editorial Letras Cubanas, las fundaciones Alejo Carpentier y Nicolás Guillén y el Instituto Cubano del Libro, fueron otorgados el lunes en La Habana.

Según recoge el diario oficial Granma, el jurado del Premio Carpentier de Novela premió el libro Caballo con arzones, de Ahmel Echevarría, mientras que en Ensayo resultó ganador Roberto Méndez Martínez con Plácido en el laberinto de la Ilustración. El Premio Alejo Carpentier de Cuento fue declarado desierto en esta oportunidad.

Por su parte, el Premio de Poesía Nicolás Guillén fue para el cuaderno El país de la Siguaraya, de Jamila Medina Ríos.

Los laureados recibirán sus premios el próximo 17 de febrero en la Fortaleza de La Cabaña, en el contexto de la Feria Internacional del Libro.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

Todo el escritor o intelectual cubano que vive en la Isla está politizado. No se dice que sean malos, sino esclavos que escriben lo que el sistema quiere oír, sino no recibirían un Premio Nicolás Guillén, el Pendejo adulador ("La sangre numerosa") o un Alejo Carpentier, el suizo, otro adulador. ¿Y por qué escribir sobre Plácido, cómodamente, del siglo XIX y no sobre Heberto Padilla, Lydia Cabrera, Gastón Baquero, Cabrera Infante, o Reinaldo Arenas, por solo mencionar unos pocos del siglo XX? Pues por pendejos, para no meterse en camisa de once varas, para mantener a la UNEAC, la UJC, el PCC, a los "intelectuales" de pacotilla, contentos. Estos premios se sustentan en el dolor de Cuba, esa Cuba que el valiente de José Martí menciona en "Dos patrias tengo yo: Cuba y la noche." Noche que todavía cubre nuestro suelo, esperando por las gónadas de algún escritor que la haga brillar. Hace falta gente audaz, no pusilánime que, agachada su cabeza, recibe premios, como patadas en su trasero, y aplaude feliz. Qué triste. Qué abominación del espíritu. Como alguien ha dicho ya, son premios de la vergüenza.

Imagen de Anónimo

Ambos son excelentes escritores, no politicen el tema, por favor!!!

Imagen de Anónimo

Premios a los borregos, a los que aprietan el culo y bajan la cabeza, a los esclavos que se portan bien y alaban a la tiranía. Premios de la deshonra.

Imagen de Anónimo

Ahi se premia el arte no la rompedera de disco en la calle 8 ni la mente obtusa y retrogada de un exilio histerico y moribundo que dejo la cultura en Cuba , si alguna ves llego a tener, (con la excepcion de  varios esc elentes artistas) , pero que nada tienen que ver con los comentaristas anti- cultura de esta pagina.

Imagen de Anónimo

Premios funcionales al gobierno único porque no hay libertad, y sí mucho miedo a decir en voz alta lo que mucha gente pienza en voz baja

Imagen de Anónimo

Coincido con uno de estos anónimos. Si no se puede decir ni publicar en voz alta, porque la vida correo peligro y te borran, o si vives fuera no te dejan entrar al país, pues poca sustancia tienen esos premios, solo funcionales al Partido Único.

Imagen de Anónimo

Coincido con uno de esos anónimos. premios funcionales al Partido Único, que triste...

Imagen de Anónimo

Felicidades Jamila, felicidades Ahmel, bien merecidos! Jamila, exquisita poeta, Ahmel, excelente novelista. Ambos, promesas de la nueva cultura cubana. NDDV

Imagen de Anónimo

Como todos los premios dados en Cuba, donde todo tiene que entrar en el aro de "Dentro de la revolución, todo; fuera de la revolución, nada", esos galardones, junto con los Casa, no valen nada. Representan una mancha en el expediente. Si ninguno de esos libros hablan del mejoramiento humano, que en Cuba es ahora derrumbar la tiranía; defender a los presos políticos, a los disidentes, a las Damas de Blanco; mencionar a la juventud sin posibilidades que se lanza al mar;  la universidad sin autonomía; la existencia de un partido único; las persecuciones por el PCC, UJC y en cada cuadra, un comité, el G2: la homofobia, etc.; temas que estoy seguro no están en ninguna de esas obras premiadas, pues, repito: no tienen valor alguno.