Domingo, 17 de Diciembre de 2017
12:16 CET.
RELACIONES CUBA-EEUU

Académicos de EEUU trabajan en la preservación de documentos coloniales cubanos

Un equipo de académicos estadounidenses trabaja para preservar millones de documentos históricos cubanos antes de que los elementos y las malas condiciones de almacenamiento los destruyan, según reporta AP.

Muchos de los archivos arrojan luz sobre el comercio de esclavos, una parte importante de la historia colonial de la Isla que se entrelaza con la de Estados Unidos.

David Lafevor, profesor de Historia en la Universidad de Texas en Arlington, y su hermano Matthew, profesor de Geografía en la Universidad de Alabama, trabajan desde 2005 para digitalizar millones de documentos que se deshacen en húmedos almacenes en Cuba.

La iniciativa se extenderá hasta 2018 y espera digitalizar casi dos millones de documentos en cuatro ciudades del país. Por ahora están trabajando en la capital.

Su último proyecto es una colaboración entre la Fundación de la Biblioteca Británica y la Universidad Vanderbilt para capturar casi dos millones de documentos en formato digital, un tesoro con entradas de mediados del siglo XVI sobre la vida temprana vida en la Isla y el comercio de esclavos.

Según David Lafevor, los archivos cubanos no tienen equivalencia en Estados Unidos, donde los esclavos eran considerados posesiones, no seres humanos.

Aunque en lo relativo a la esclavitud no eran menos crueles que sus vecinos del norte, los españoles reconocían la "persona" del esclavo una vez se bautizaba en la iglesia católica. Su nacimiento, estado civil, origen y fallecimiento está documentado en los registros municipales y almacenados en archivos eclesiásticos, lo que deja un increíble rastro histórico de los negros y sus vidas en América.

Mientras digitalizaba algunos documentos en la localidad matancera de Colón, que fue un puesto de comercio de esclavos, Lafevor descubrió la existencia de un pueblo cercano fundado por antiguos esclavos estadounidenses que huyeron de la Florida española.

El pueblo, Ceiba Mocha, era conocido en su día como Ceiba Mocha de la Nueva San Agustín, en referencia a la ciudad que ejercía de capital de la Florida española en el siglo XVIII. Ninguno de sus residentes conocía su origen.

La Iglesia Católica ha jugado un importante papel en el proyecto de conservación, proporcionando acceso a los archivos eclesiásticos en toda la Isla y ayudando en la identificación de los papeles importantes.

El diácono Felix Knight de la iglesia colonial del Espíritu Santo de La Habana Vieja trabaja con los académicos para encontrar y preservar los documentos.

"Los libros, separados en archivos de negros y de blancos, reflejan la vida y los aspectos sacramentales de ambas razas", explicó Knight señalando que lo importante es conservar tantos como sea posible.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Excelente noticia: felicito a los investigadores. Hace tiempo los Mormones quisieron hacer algo parecido pero no los dejaron en Cuba.