Martes, 12 de Diciembre de 2017
16:14 CET.
Cine

Cine cubano para ver y criticar en el Festival de La Habana

Un soplo de originalidad han traído al Festival de Cine Latinoamericano de La Habana cortometrajes nacionales como Con sana alegría, de Claudia Muñis Pérez, una lectura diferente a la impronta del éxodo, visto a través de los ojos de una joven que se vale del sexo y las drogas para escapar, tener fuerzas y cuidar a su abuela postrada, luego del abandono de sus padres. Tonos sepias y planos fijos, refuerzan aquí el lenguaje simbólico.

Sirenas es una historia que comienza con una plaga de hormigas y la aparición de un fumigador en el universo rural de unas niñas y su madre. Los celos y el amor se entrelazan con un hilo narrativo que roza lo "real maravilloso" y marca las acciones. La fotografía es delicada, se centra en los detalles y los planos sugerentes, amén de diálogos precisos y formidables actuaciones infantiles.

En algunos largometrajes vistos en estos días la realización ha quedado muy por debajo, como es el caso de Sharing Stella, del director Enrique Álvarez, que pretende ser un cine experimental —al igual que su obra anterior, Venecia— y vuelve a estar sujeto a un guión caótico, ahora plagado de personajes-actrices que son entrevistadas para optar por el papel de Stella, de la famosa obra de Tennessee Williams Un tranvía llamado deseo.

Lo que pudo haber sido interesante, como la desconstrucción de los personajes, lleva el lastre de escenas de verborrea inconsecuente y personajes que no aportan nada. Mientras que la inserción de imágenes de la visita del presidente Barack Obama a Cuba y discursos de Raúl Castro que ven y escuchan sus protagonistas resultan parches inútiles.

Otra falla parece la ópera prima El Techo, de Patricia Ramos, que narra las peripecias de tres jovencitos desocupados que intentan salir de la pobreza con el negocio de una pizzería. La forzosa permanencia en un mismo contexto (una azotea) y los diálogos, la duración y la pobre fotografía, tienden a hacerla banal. Quizás como corto hubiera funcionado mejor.

En Ya no es antes, escrita y dirigida por Lester Hamlet, atrae la química de Isabel Santos y Luis Alberto García. La nueva adaptación, con una pareja madura, parte de la obra de Alberto Pedro Week End en Bahía, que tuvo en la década de los 90 una adaptación para la televisión con las actuaciones de Jorge Villazón y Susana Pérez.

Abundan en esta cinta situaciones donde se fuerza a personajes a comportamientos de violencia. Se salva acaso por escenas de gran dramatismo, donde los intérpretes hacen gala de sus dotes actorales.

El piano y la música de Harold López-Nussa acompaña a los personajes, dándole un toque nostálgico a la cinta, además de los temas de Los Van Van, Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.

Otra vez la emigración y las carencias materiales del país sirven para evocar el pasado, un pasado donde al parecer el amor tenía más posibilidades de sobrevivir.

Claudia Muñiz llega 'Con sana alegría' al Festival Internacional de Cine de La Habana

Teaser del cortometraje de la realizadora cubana, el cual aborda 'la impronta del éxodo, visto a través de los ojos de una joven que se vale del sexo y las drogas para escapar, tener fuerzas y cuidar a su abuela postrada, luego del abandono de sus padres'.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Lean este artículo y digan si en Cuba no hay otros temas de películas que los sobados y manidos del puñado que se menciona en este festival. Todo parece "deja vu" una y otra vez.