Martes, 6 de Diciembre de 2016
13:02 CET.
Ballet

Cierra el XXV Festival de Ballet de La Habana

El XXV Festival de Ballet cerró este domingo en La Habana con un saldo de buenas actuaciones y calurosas ovaciones del público.

A la clausura del festival, al que las autoridades han añadido el nombre de Alicia Alonso, asistieron el ministro de Cultura, Abel Prieto, y Gisela González, presidenta del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

La gala final incluyó a varias de las compañías extranjeras que acudieron al evento, así como a solistas de Argentina, Noruega, Puerto Rico, Corea del Sur y Estados Unidos que subieron al escenario del Gran Teatro de La Habana junto a figuras cubanas.

En cada una de las funciones del festival, prevaleció la variedad y los estilos jugaron un papel fundamental: baile español, danza y ballet clásico, mostrando el talento de bailarines y coreógrafos cubanos y extranjeros, amparados por sobrias puestas en escena y música de grandes como Prokofiev, Haydn, Tchaikovsky, Chopin y Haendel.

Dentro del programa estuvieron El lago de los cisnes, Don Quijote, y el pas de deux de Romeo y Julieta, donde destacó la coreografía de Kenneth MacMillan, con los bailarines del Ballet Nacional de Uruguay María Riccetto y Gustavo Carvalho.

Después de décadas, todavía se puede apreciar la frescura del ballet Muñecos, y la excelencia de Sui géneris, del maestro Alberto Méndez, recreada por la compañía Danza Acosta.

Se homenajeó a Astor Piazzola, con Piazzola en concierto. Asimismo, el baile flamenco, estuvo representado por la Compañía Irene Rodríguez.

Otra de las actuaciones más esperadas fue la de la compañía estadounidense Martha Graham, en el Teatro Mella, a 75 años de su primera presentación en la Isla, con las obras Dark Meadow, Diversion of Angels, Woodland, Errand into the Maze, Lamentation Variations, esta última inspirada en una pieza que interpretó la propia Graham y que es un homenaje a las víctimas del atentado a las Torres Gemelas de Nueva York.

La maestría que despliega esta agrupación en danzas corales va más allá del hecho estético, por su profundidad y abstraccionismo. Algunas de estas obras tienen influencia de la cultura griega; en otras, pletóricas de modernidad, se siente el aliento y la reflexión sobre las etapas de la vida.

El Festival, que se realiza cada dos años, se celebró en cuatro salas de tres teatros habaneros.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

El ballet, como todo en Cuba, es un hecho politico.  La principal figura de este genero, Alicia Alonso, se ha mantenido gracias a que su talento se puso al servicio del regimen desde el mismo principio de la toma del poder por Fidel Castro.  La primeras giras de la compania de Alicia Alonso bajo el nombre Ballet Nacional de Cuba fueron encaminadas a pregonar  las virtudes de un regimen, que al tomar el poder por la fuerza y sin voto popular, necesitaba desesperadamente una legalizacion politica.  Para eso el ballet, una de las formas artisticas mas asociadas con poderes politicos absolutos, fue para el regimen de Castro el mejor behiculo para legalizar su egemonia.  El nacimiento, desarrollo y muerte del ballet nacional de Cuba es parallela a la del regimen.  El estado de miseria en que vive el pais y la miseria artistica de ese grupo de danza  son homologas.   

Imagen de Anónimo

Efectivamente, el ballet siempre ha sido elitista pero no deja de ser un escape más, como el cine o la música, para la desgracia cotidiana del cubano. Además, el ballet ha sido “vitrina” del comunismo cubano para el exterior principalmente, porque se pueden contar con los dedos de una mano, y sobran dedos, las veces que el BNC se ha presentado en estos más de 50 años de su existencia para disfrute del “proletariado” santiaguero, por ejemplo.

Imagen de Anónimo

Anónimo 15:39 CET: El arte en general incluye la música y el cine, y en esos aspectos la asistencia popular siempre ha sido masiva. Los bailes populares en clubes y centros de recreación (como "La Tropical") siempre se llenaban. Los festivales de cine hacen desbordar las salas donde de exhiben películas y muchos se quedan con deseos de entrar, por falta de capacidad.

Imagen de Anónimo

El arte en general siempre ha sido de minorías. O es que acaso antes del 59 a las lecturas del grupo Orígenes asistía el pueblo en masa? 

Imagen de Anónimo

El ballet es una manifestación artística que todos los regímenes comunistas han apadrinado y utilizado para su propaganda. ¿Es verdaderamente popular el ballet en Cuba, o es solo un entretenimiento impuesto para disfrute de minorías? Cuesta trabajo entender que una población masivamente agobiada por sus penurias y embrutecida por su forma de subsistencia sea realmente aficionada al ballet.