Miércoles, 7 de Diciembre de 2016
22:38 CET.
Literatura

Padura: 'Escribo lo que necesito escribir y digo lo que necesito decir'

El escritor cubano Leonardo Padura, de 64 años, acumula en su currículum artículos, ensayos, libros, cuentos y antologías, así como el premio Princesa de Asturias. Cree que su literatura demuestra por sí misma su nacionalidad cubana, se define por el "nivel del lenguaje" y ahonda "en las tramas relacionadas con el hecho de ser cubano".

"Vivo en la casa en la que nací, que construyó mi padre, en el barrio de la Mantilla de La Habana, el mismo barrio en el que vivió mi abuelo y mi bisabuelo", dice en Madrid en una entrevista con EFE y se declara "cubano de carácter, de cultura y de espiritualidad".

Periodista de rebote y "casi por castigo", según afirma (le enviaron a un periódico desde una revista cultural), dedicó su tesis de grado de Filología Hispanoamericana al Inca Garcilaso de la Vega, escritor de ascendencia española e inca, considerado el primer literato hispanoamericano.

"El origen siempre ha estado muy presente en mi trabajo y en mi persona", reflexiona mientras hace repaso a su "recorrido interior" por la Revolución cubana, que arrancó cuando él tenía cuatro años.

Así, recuerda que ha vivido toda su "vida consciente" en el "periodo revolucionario" que considera "una revolución real, que cambió muchísimas cosas", sobre todo las relaciones económicas que, a su juicio, "cambia todo en una sociedad".

"Ha sido intensa con momentos románticos, excesivamente politizada, con una cercanía muy grande al modelo soviético en los 70, la mejora de la economía en los 80, una crisis tremenda en los 90 y con un socialismo pragmático en los 2000", resume.

Militante en las juventudes comunistas en sus años de universidad, considera que la Revolución "ha ido introduciendo cambios en los años más recientes" al mismo tiempo que añade que el desarrollo de la misma "no es total" al no resolver "problemas que se acumularon durante años".

Afirma que jamás pensó seriamente en dejar la Isla, y que, a pesar de los problemas que le acarreó, siempre escribió y se expresó con libertad: "escribo lo que necesito escribir y digo lo que necesito decir".

Padura comenzó su carrera periodística en "las tres publicaciones más importantes" de la Cuba de los 80, en la que se desarrolló el periodismo literario de la isla (Caimán Barbudo, la Gaceta de Cuba y Juventud Rebelde), camino del que se apeó una década después para dedicarse plenamente a la literatura.

Durante la crisis de los 90, se planteó marcharse durante un tiempo de Cuba, pero en vez de eso —dice— decidió refugiarse en las letras. "Escribí como un loco para no volverme loco", comenta al respecto y explica que en menos de 10 años acabó tres novelas, un libro de cuentos, un ensayo sobre Alejo Carpentier, dos guiones de cine y varias antologías.

"Tenía muy claro el hecho de que quería permanecer en Cuba por una cuestión de pertenencia. Yo pertenezco a una cultura, una tradición, una lengua, una sociedad y contexto del que sale lo que soy como persona y como escritor".

Hijo de una católica y de un masón, revela que su otro gran escondite es su casa, en la que vive con su pareja Lucía, y en la que da rienda suelta a su pasión y su obsesión: la escritura.

"Escribo todos los días, cuando no es un guión, es un cuento, un ensayo o un correo electrónico, pero siempre escribo, de lunes a domingo, todas las mañanas", dice Padura, y añade que sufre por los amigos y curiosos que se acercan hasta Mantilla para visitarle y romperle el ritmo de trabajo.

El escritor dice que le da miedo la sociedad actual. Es "un momento en el que ocurren cosas muy graves en Europa que tendrán repercusión en el resto del mundo".

"No estábamos preparados para lo que está ocurriendo, ya no es una crisis, sino que a nivel global vivimos un momento de absoluta incertidumbre", añade.

"Me da mucho miedo que podamos empezar a pensar que el pasado era mejor, quisiera pensar que el futuro siempre será mejor, a veces me pregunto si estamos avanzando o retrocediendo", reflexiona.

Ante el momento global Padura opina que "lo más inteligente es la unidad. Como escritor cubano, latinoamericano e iberoamericano estoy por la unidad".

"Existe una Iberoamérica con muchas peculiaridades nacionales y regionales, pero existe una comunidad iberoamericana en la que la lengua, la cultura, el trauma de la conquista y colonización nos une", argumenta.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Dijo Leonardo Padura: 'Escribo lo que necesito escribir y digo lo que necesito decir''. Y le faltó decir: "Y callo lo que necesito y me conviene callar". ----NIC

Imagen de Anónimo

Ano. 5:17, alguien como tú, que escribe "Humberto Eco" hablando de los imbéciles en las redes sociales... Tiene gracia. 

Imagen de Anónimo

Cada uno escoge su camino. Y hay que respetarlo. Y yo lo hago. He leído a Padura y aunque le encuentro errores y hubiera eliminado ciertos capítulos y pasajes de sus novelas, porque me sobran, lo considero un escritor serio, alguien que trabaja la palabra. Ojo, no me lo he leído completo, aunque me propongo leerme sus obras claves, al menos Herejes y El Hombre... Hace algunos años, en una visita que hizo a mi universidad en USA, por esa bobería que hay en el cerebro de algunos estadounidenses, de pensar que, como escritor y cubano, pues ya somos iguales, fui invitado para que una noche cenara a solas con Padura y Lucía. Yo, que vivo en la soledad, rechazado por publicaciones fuera de la Isla, como ésta, hubiera podido aprovechar el momento para "entablar lazos". Pero él a lo suyo y yo, a lo mío. Prefiero la oscuridad total. Ni acepté la invitación ni cené ni lo fui a escucharlo en una conferencia que dio durante los días que se pasó aquí. Y éste es mi forma de actuar. Lo cortés no quita lo valiente: que le den todos los premios posibles, incluyendo los grandes, que yo al menos no mezclé mis aguas con las suyas. Y no me arrepiento

Imagen de Anónimo

23:06 CEST

"Las redes sociales han dado derecho de palabra a legiones de imbeciles que solo hablaban antes en el bar."

Humberto Eco

Imagen de Anónimo

Padura, qué clase de descarao eres! En el post-castrismo (llegará algún día, tal vez tarde pero no nunca) serás uno de esos seres miserables señalados con el dedo y respetado solo por tus congéneres. Un vomitivo moral. 

Imagen de Anónimo

Yo lo felicito por llegar a donde ha llegado, a pesar que no coincido con mucho de lo que dice me gusta como escribe. Se por mi propia experiencia la cantidad de esfuerzo que se necesita para lograr algo en la vida. Lamentablemente a la mayoria de mis compatriotas les duele profundamente el exito ajeno.

Imagen de Anónimo

¿Por que  cada vez que se habla en Diario de Cuba de un escritor, lo mismo si vive dentro que fuera de la isla, siempre llega una horda de ataques contra él? ¿Es que no hay ningun escritor o escritora cubanos que le guste a sus compatriotas?

Imagen de Anónimo

Leo Padura NO tiene 64 años....!!!!!!!!

Imagen de Anónimo

Padura, ¡Descaraooooo!

Imagen de Anónimo

De verdad se los digo y en primer lugar al Señor Padura y despues al diario de cuba. Me da pena que un señor como este, no se dé cuenta en el lugar donde vive, pero ademas es un cara dura, vivir al lado de la inmundicia y no decirlo es semejante a estar con los cinicos y abusivos del gobierno castrista. Veo en sus palabras y las leo y es algo así como alguien indefinido para poder seguir flotando en la mierda que es la sociedad cubana, que con mucho deleite hicieron los castros, Señor padura el buen escritor escribe desde el punto de vista , lo que ocurre en la sociedad qiue le rodea y al parecer a usted poco le importa lo que tiene a su alrededor. Nunca he leido un libro suyo, pues estoy algo lejos de esa sociedad en la cual viven 11 milones de mis hermanos y todos los dias antes de ir a mi trabajo oro por todos incluido usted, pero por favor tenga una linea abierta y diga como yo, cada día, Señor te pido le des inteligencia a los castros para que ellos reflexiones y dejen a mi pueblo tranquilo" que mi pueblo vuelva a ser lo que yo un día conocí y si ellos no pueden hacerlo , señor mio mandales la muerte y que nos dejen tranquilos. Señor padura sea mas critico de su entorno