Jueves, 20 de Julio de 2017
16:25 CEST.
Música

Yo no te pido

Pablo Milanés volvió a presentarse el pasado sábado en Miami, cinco años después de aquel último concierto que polarizó a los cubanos del sur de la Florida.

Pero esta vez Pablo pasó sin ruido y sin gloria, el concierto no logró levantar vuelo y por momentos el espectáculo perdió la conexión mágica que el cantautor siempre consigue con su público.

A la salida, la mayoría de los asistentes repetían el mismo comentario: se quedaron con ganas, demasiadas canciones nuevas y para un público de más de 40 años, el reencuentro con el cantautor era más una cita con el pasado que un intento por conocer los nuevos rumbos del artista.

Los temas recientes son de una indiscutible calidad, pero no cargan a "los amigos de ayer", hubiera sido preferible que los intercalara, proporcionalmente, con los temas viejos que constantemente el público le reclamaba.

Las nuevas canciones crearon un vacío emocional en la sala y lamentablemente el artista se ajustó a su programa, cuando improvisar y cambiar el orden hubiera rescatado el momento. 

El público solo reaccionaba cuando las nuevas canciones hacían referencias a La Habana sucia o marchita de estos días.

El teatro de Miami Beach estaba lleno a reventar, a pesar de que la publicidad no fue como la del concierto anterior: Sin grandes letreros, ni airados debates en los programas políticos de las televisoras locales.

Pablo tampoco recibió mala prensa, excepto un grito aislado de Andrés Reynaldo en El Nuevo Herald. Nadie le "enfiló los cañones". Quizás una señal de que los tiempos han cambiado.

Una nota curiosa: la noche del concierto, a las afueras del teatro, solo se veían filas de espectadores, por primera vez en este tipo de concierto no había protestas de Vigilia Mambisa, ni Saavedra, ni aplanadoras, ni letreros.

Pero una vez en la entrada, los asistentes sí fueron revisados meticulosamente, cartera por cartera, chaqueta por chaqueta.

Otro detalle nuevo fue la cantidad de público grabando el concierto en sus celulares e interactuando a la misma vez en las redes sociales. Una generación a destiempo que cambió la llama de los encendedores por el nuevo artilugio tecnológico.

Pablo conserva su voz, su timbre, ahora más cansado pero igual de profundo. Sus músicos son virtuosos increíbles que lograr superar los errores del sonidista, con micrófonos apagados y algún que otro feedback.

Si algo quedó claro la noche del sábado fue que los fanáticos no abandonan a Pablo. Por momentos el artista se quedaba en silencio para escuchar un coro improvisado de miles de voces entonando temas como "Yolanda", "El breve espacio en que no estás" o "Años".

Pablo cerró el concierto con el tema "Yo no te pido", y los primeros acordes arrancaron exclamaciones de un matrimonio cercano a mi butaca. "A esto fue a lo que vinimos", decían con miradas cómplices, "a revivir los muertos".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 65 ]

Imagen de Anónimo

como se debe reir Pablito al lee estos comentarios, sigan peleando que yo me quedo y cobro, en dólares claro.  

Imagen de Anónimo

Para Ano 01:36Qué es el pasado de Miami, el espejo de la fallida Cuba, el fracaso del castrismo, la reistencia a aceptar la dictadura? Y el presente? El conformismo, la indiferencia, el sálvese quien pueda,?  La dignidad era verde y se la comieron los chivos. 

Imagen de Anónimo

Andrés Reynaldo se ha convertido en el pasado de Miami, si se fijan no razona en sus presentaciones en televisión y en sus escritos, es más o menos como que esto es así porque lo digo yo y ya.Es como si quisiera demostrar que no es inteligente y que el instinto le manda. Loret de Mola se nos ha puesto melancólico, aunque no quiera la raíz le tira y en esta se le siente los años fuera de Cuba. Creo que no ha vuelto, le vendría bien un viajecito a la isla para que vea lo equivocado que está. Extraña una idea, algo que solo existe en su cabeza. Ya verá como le pasa lo mismo que con Pablo, que no encaja.

Imagen de Anónimo

@ 15:13Acabo finalmente de entender: Usted llama execrable a Reynaldo porque le llamó, no sin razón, de tractàn de Obama. Lo que sucede es al final Reynaldo, Saavedra y demás, quedan como excecrables, abominables, pérfidos y su amado Pablito, como un dechado de virtudes, inmaculado, patriota y héroe.Le digo: Reynaldo se quedó corto con lo que le dijo, yo hubiese utilizado otro calificativo, pero me lo reservo porque si no DDC me expulsa del foro.Ha sido un placer haberle conocido. Qué Dios lo bendiga.Amadeus, el Execrable 

Imagen de Anónimo

Compatriotas, muchos aqui en este foro arremeten contra Vigilia Mambisa, pero dejeme decirle algo: Las protestas pacifica de esta organizacion tienen un valor incalculable. Yo vivo el las Vegas Nevada y un dia un americano amigo mio me dijo que habia estado en Miami y obsevo una preotesta de esa agrupacion anticastrista y me dijo que esas personas estaban locas, porque rompian disco con una aplanadora. Cuando le explique las razones por las cuales este grupo protestaba, entendio totamente. Le explique a mi amigo el americano que en cuba por tener Internet en tu casa podias ir preso. Por hablar mal de la dictadura podia pasar una buena parte de tu vida en prision. Le dije tambien que en Cuba no habia elecciones libre y que habia un dictador por casi 60 años en el poder y le enumere un sin fin de cosas que el no podia creer, de ahi la importancia de Vigilia Mambisa: el mundo entero ve esas protestas en el mundo.

Imagen de padre Ignacio

Me fui de Cuba para alejarme del mojonerismo revolucionario caracoquista y eso es lo que representa el Sr. Milanés, por tanto no me veo en un concierto suyo, porque como bien dice Andrés Reynaldo, el caballero en cuestión es digno representante de toda aquella barbaridad.

Imagen de Anónimo

Amadeus: Reynaldo es execrable, si no por otra cosa, porque calificó de colaboracionistas a todos los que apoyamos la política de Obama hacia Cuba. Saavedra es execrable porque casi todos sus actos dan vergüenza ajena. Ninguno de los dos me representa. Usted tampoco, por cierto. Rechazo todas sus malinterpretaciones y calificativos innecesarios. Adiós.

Imagen de Anónimo

No hay ningún filo en este escrito que intente cortar a Andrés Reynaldo o a los que levanten bandera contra Milanés.Solo se hace referencia a la no “mala prensa”. Un grito aislado en los periódicos es una sola nota, una sola publicación. No referencias a náufragos o quijotes. No sé si Silvio es alcohólico ni el Reynaldo histérico. No sé de espías, ni conspiraciones, ni de mensajes subliminares o compromisos con falanges. Solo me debo a mi mujer y mis hijas. Nada más reporté un concierto, miré a un público y conté lo que vi. Lo demás puras conjeturas.

Imagen de Amadeus

@ 03:05Excelencia: Si lee mis postimgs detenidamente sabrá lo que dije sobre Pablo MIlanés. O sea, según usted gracias a comentarios y actitudes anticastristas y "contrarrevolucionaria" como las de Reynaldo "ya nadie nos respeta". Pues bien, qué es lo que hay que hacer para que respeten a los cubanos. Decir por ejemplo, que soy gusano, pero me gusta Pablo Milané. O yo me fuí de Cuba por "problemas económicos", pero me gusta Pablo Milanés. O Reynaldo es "execrable" porque ataca al cantante que me gusta,y por eso no se respeta a los cubanos. Vaya, de cabo interino en San Nicolás del Peladero.Ayúdenos por favor a que nos respeten.

Imagen de Anónimo

Pablo Milanes es un fuera de serie y su musica es escuchada en toda America Latina. En lo personal me importa un bledo si antes era comunista y ahora no. Sigo disfrutando de su musica, de sus composiciones cantadas por otros como la gran Elena Burke y de sus inolvidables duetos (Joaquin Sabina, Manzanero, Mana, Caetano Veloso, Ricardo Arjona, etc, etc). Honor a quien honor merece.