Lunes, 21 de Agosto de 2017
02:42 CEST.
Obituario

Muere en La Habana el actor José Antonio Rodríguez

El actor José Antonio Rodríguez, Premio Nacional de Teatro en 2003, falleció en La Habana este miércoles a los 81 años de edad, víctima de un infarto, informaron familiares e indicaron que desde el día 20 de agosto estaba hospitalizado.

Según la prensa oficial, sufría desde hace varios años una "enfermedad degenerativa".

Con más de 50 años de labor artística, José Antonio Rodríguez (La Habana, 19 de marzo de 1935) era considerado una de las figuras más relevantes de la escena cubana.

Su labor en el teatro comenzó en el año 1961 con la creación del Conjunto Dramático Nacional.  Fue integrante del llamado grupo "Los 12", bajo la dirección del maestro Vicente Revuelta, donde se dio a conocer por su encarnación del personaje Peer Gynt, de Ibsen.

En los años 70 comenzó a trabajar en Teatro Estudio, donde interpretó clásicos de la dramaturgia cubana e internacional como Contigo pan y cebolla, de Héctor Quintero; Macbeth, de Shakespeare, y La vida de Galileo, de Brecht, entre otros.

Fundador y director del grupo de teatro Buscón en 1980, Rodríguez se mantuvo actuando y dirigiendo hasta hace alrededor de cinco años, cuando su salud comenzó a fallar.

Debutó en el cine en 1962 con el filme Cuba 58, del realizador Jorge Fraga. Durante su carrera realizó unos 15 trabajos, entre largometrajes y documentales, con directores cubanos y extranjeros, destacando su excelente ejecución actoral en Una pelea cubana contra los demonios y La Última cena, dirigidas ambas por Tomás Gutiérrez Alea (Titón).

Paralelo a su trabajo como actor y director, José Antonio Rodríguez fue además uno de los más grandes formadores de la academia teatral cubana. Numerosos actores fueron adiestrados por él y sus talleres de actuación en el Teatro Nacional (que aún se imparten) constituyen el punto de partida para muchos que no pueden acceder a las escuelas de la enseñanza artística y que aun así deciden emprender una carrera.

Entre los galardones recibidos por su extensa labor artística se encuentran dos premios Coral de actuación en festivales del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, la Orden por la Cultura Nacional y Premio Nacional de Teatro, compartido en 2003 con la actriz Verolica Lynn.

Amigos, alumnos y familiares le dieron el último adiós este miércoles en la Funeraria de Calzada y K en el Vedado. Su entierro está previsto para este jueves a las 10:00 a.m. (hora de Cuba) en el capitalino Cementerio de Colón.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Exacto, no hay diferencia entre el castrismo y el exilio son tal para cual. El mismo perro pero con el collar al revés

Imagen de Anónimo

Uno de los más graves daños sociales en Cuba ha sido la generalización de la intolerancia en su población. Antes de 1959 los comunistas podían ser amigos de los que no lo eran, y dentro de las familias no había divisiones por causas políticas. Desde los primeros tiempos del castrismo eso cambió, y la intolerancia generada desde el gobierno fue extendiendose en la sociedad y reflejándose de manera natural en el exilio (ver ejemplo en los comentarios a este artículo). La idea categórica de que el que no piense como yo es mi enemigo es algo que contribuye a dividir y fragmentar a la población y favorese el mantenimiento del régimen. Es algo que hay que superar si se quiere cambiar la situación del país.

Imagen de Anónimo

Solo los imbéciles de alma pueden decir que el que se quedó en Cuba es castrista. Por eso los Castro siguen ahí, porque hay demasiados estúpidos dentro y fuera de Cuba que son tan totalitarios como los Castro.

Imagen de Anónimo

21:56 Qué buena su caracterización del exilio!

Imagen de Anónimo

Para Anónimo 8 Sep @ 19:30. No diga tonterías señor. Según lo que usted ha escrito, entonces José Daniel Ferrer, las Damas de Blanco, Fariñas y la disidencia interna completa son castristas porque se han quedado en Cuba. ¡Qué idiotez!

Imagen de Anónimo

al que opino a las 19:30 tambien se le debe ir el tren pronto pues con esa forma de pensar no es dificil imaginar la edad. esa es la regla por lo general. Si es joven da lastima entonces, no tedra mucho futuro cerebral

Imagen de Anónimo

Pero se quedó en cuba y por tanto es castrista

Imagen de Anónimo

Tanto Quintero como el tenian las mejores voces de Cuba!!!!.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 8 de Septiembre de 2016 - 15:20 CEST.Por lo que entiendo de su mendaje, da lo mismo fumar si se llega a los 81? Pues llegó con poca calidad de vida, y desde hacía mucho estaba enfermo y to jodío! El maldito cigarro tiene tantos seguidores tapaelsolconundedo que da pena eso!!!!

Imagen de Anónimo

Si tremenda voz. QEPD