Jueves, 19 de Enero de 2017
16:24 CET.
Historia

Una cabalgata por la hegemonía

Newton Briones Montoto (1941) es un historiador cubano concentrado en narrar los años que van desde el fin del gobierno del general de la Guerra de Independencia Gerardo Machado, en 1933, hasta el golpe demoledor dado a la república por Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952. Pero sus conclusiones no coinciden con una narración que, por repetida, parecía única. Las desavenencias entre el embajador de EEUU Benjamin Sumner Welles, y la Secretaría de Estado de EEUU; la inteligencia de Fulgencio Batista, y los déficits funcionales del Partido Comunista, han sido algunas de las observaciones polémicas de Newton Briones. Junto a ello está la reevaluación histórica de la figura del presidente Ramón Grau San Martín.

Sus interesantes afirmaciones me motivaron a realizar esta entrevista, la que debía comenzar por conocerle personalmente. La búsqueda me permitió no solo encontrar al historiador, sino tener la satisfacción de dialogar con un hombre comprometido, cuya obra es ya  una de esas reminiscencias donde la nación extraviada podrá siempre encontrarse a sí misma.

La exaltación de la figura de Grau y la denuncia de Eduardo Chibás como un hombre que no reparaba en métodos para obtener sus objetivos ha sido de sus más polémicas conclusiones y le ha valido numerosos cuestionamientos. ¿Cómo se siente cuando está frente a conclusiones de esta naturaleza?

En honor a la verdad no ha habido cuestionamiento, sino opiniones sueltas que no han sido concretadas por sus acusadores. Debo aceptar que es algo difícil de digerir por los demás, después de tanto tiempo oyendo una opinión distinta.

Durante muchos años se presentó a Grau como el símbolo de lo peor, incluso lo acusaron de asesino y ladrón. A Chibás lo tildaban de ser el adalid. Hoy, muchos me hacen comentarios favorables a mi interpretación y hasta sacan ejemplos de lo aprendido. "¡Es verdad que si no tuvo miedo en quedarse a vivir en Cuba es que no tenía nada que temer!", dicen de Grau.

El ejemplo de este diferendo de opiniones es bueno. Introduce la duda y el interés por conocer más y llegar a la propia verdad.

¿Qué elementos piensa usted que son esenciales en un investigador histórico? ¿Cómo cree que corresponde a esos elementos en sus afanes investigativos?

Recopilar información suficiente sobre un hecho o una persona. Leer los diferentes criterios para finalmente enjuiciarlos. El escritor mexicano Juan Rulfo dijo que en literatura hay tres temas básicos: el amor, la vida y la muerte.  En mi opinión le faltó uno: el poder. Por la historia desfilan hombres, ideas y acontecimientos que responden a un mismo impulso: el del predominio de unos sobre otros. La historia es, en gran parte, una cabalgata por la hegemonía.  

Nada es más perjudicial para la comprensión de la historia que la actitud, ingenuamente idealista, empeñada en borrar de los móviles de la conducta humana el afán hegemónico y la ambición noblemente entendida.

La cultura cubana es también una preocupación central en su trabajo. ¿Cómo encuentra que ha estado presente en los eventos históricos que ha estudiado?

Pienso que la cultura es la raíz, la base de nuestro edificio, donde construimos los pisos donde viviremos después. Por desgracia nuestra raíz esta en las relaciones, durante 400 años, de la metrópoli con la colonia. Algunas de las costumbres de lo que aprendimos en aquella relación todavía se mantienen en nuestra conciencia. Algunas buenas y otras malas.

Si el esclavismo era aceptado en siglo XVII, hoy no es aceptado. ¿Habremos alejado el fantasma de la esclavitud de nuestras costumbres?

José Martí, nuestro apóstol, dijo: "El trabajo no está en sacar a España de Cuba, sino en sacárnosla de las costumbres…" ¿No será la superación de las malas costumbres dejadas por la metrópoli el camino pendiente para cumplir con el Apóstol?

Junto con España, EEUU es uno de los actores externos más importantes de nuestra historia. La valoración de EEUU en nuestra cultura es polémica, ¿cuál es su apreciación al respecto?

Cuando me refiero al tema digo que la manera de alejar a Cuba de los peligros que conlleva la cercanía y la presencia de EEUU es trabajar por desarrollar el país y fortalecer los valores de nuestra cultura.

Los norteamericanos se aprovecharon de nuestras malas costumbres, léase valores, desvergüenza, falta de integridad, de responsabilidad, respeto a las leyes y el respeto al derecho de los demás, entre otros, para obtener beneficios. También cooperaron con los norteamericanos nuestros políticos, integrados por generales y doctores.

En 1922 Fernando Ortiz le escribía al intelectual y político Ramiro Guerra: "Su programa evidencia males mortales de nuestra república, que corroen hasta la entereza medular de nuestra joven sociedad, y sabiamente aconseja el urgente e indispensable tratamiento que inspira la ciencia, sin caer en el ya abusado recurso de las politiquerías culpables y de las ingeniosidades más o menos sinceras de achacar todas nuestras desgracias a los americanos, distrayendo así la atención del pueblo inculto e impresionable, en beneficio de los verdaderos delincuentes, siempre inmunes y a menudo cínicos, sabiendo que el pueblo no ha de castigarlos, pues no llega a comprender la magnitud de su desgracia".

Yo le añadiría que el pretexto de EEUU es necesario convertirlo en acicate para nuestro mejoramiento como nación.

¿En qué momento de su trabajo se encuentra ahora?

He terminado un guion de cine inspirado por la historia de un libro mío publicado ya, Dinero maldito.

¿De qué trata?

Un representante a la Cámara quiere volver a ser nominado en las elecciones de 1948. Pide dinero prestado y no puede pagar la deuda. Entonces decide organizar el asalto a un banco para obtener el dinero. La acción la realizan cinco individuos, obteniendo la suma de 500.000 pesos, mucho para la época. La oposición declara que detrás del asalto está el Gobierno. El Gobierno acelera la investigación para demostrar la mentira. Detienen a tres de los asaltantes y dos logran escapar al exterior.  Mejor no sigo contando para no decirle al lector el final.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

Coincido en lo que Newton B. dice respecto de Grau. Pero la disposicion que encuentra a aceptar a Grau -que tuvo mucho de malandro, deberia ser la misma disposicion en aceptar a Chibás, que si bien fue otro malandro, denunció los males dela epcoa.

Por demas, la frase de Fernando Ortiz es imperdible.

MMM

Imagen de Anónimo

Es interesante lo que hace Briones, pero muy parcial. Trata de "salvar" la figura de Grau (la "matanza de Orfila" ocurrió porque Grau tenía un ataque epiléptico en ese momento, por ejemplo) cuando no una sino varias veces fue el responsable de la debacle actual: la última fue cuando ya había aceptado participar y en el último momento se echó pa'atrás en las elecciones de 1958. Polìticos inescrupulosos y ambiciosos como Grau empujaron a Cuba al abismo. Y de su vida privada, mejor ni hablamos: era un inmoral total. ¿Saben por qué se suicidó su hermano?

Imagen de Anónimo

Yo creo que la Historia es una búsqueda por la immortalidad.  Alguien dijo que la immortalidad se comprueba si eres recordado por más de 100 años después de fallecer.  M

Imagen de Anónimo

En todo caso, gracias a los Newton y a los hermanos de los Newton que dieron soga, es que tenemos a los Castro por 57 años! MM.

Imagen de Anónimo

Deja, cómo si Newton fuera de Kuwait. Historiador del Castrismo y bien, señor! Sí, es que siempre estuve enamorada de él y nunca me hizo caso, señor del  6 de septiembre  14:50 Ya sabe usted cómo somos las mujeres. Sniff . Maria Maria. Virgen por culpa de Newton. 

Ah, dice Newton que pase por su jabita. Le viene un rollo de papel sanitario cortesía de la casa de su mamá rentada a turistas extranjeros.

Imagen de Anónimo

Newton siempre fue de la Seguridad del Estado, hermano de un oficial, que trato de infiltrase en Venezuela via maritima y lo estaban esperando en la costa por una delacion...no es un simple historiador...esta jugando a contar historias! 

Imagen de Anónimo

Ano 16:11 Quien escribe para DDC es Boris Gonzalez, el periodista. Briones Montoto es el entrevistado. Repito, por cubanos como usted, que desgraciadamente abundan mas de los necesario es, que tenemos a los Castro 57 anos!!!!

Imagen de Anónimo

Anonimo 16:13 No firmaste nada, las 11 mil vigenes se llaman Maria, pareces una esposa traicionada sacando los trapos sucios y hablando mal del marido. Tu hubieras despreciado la casa de tu madre por algo que hizo tu hermano??? Por favor, es un historiador inteligente que escribe con honradez, de esos quedan muy poco en Cuba. De ahi la afirmacion que hace: "nuestras malas costumbres (de muchos cubanos), léase valores, desvergüenza, falta de integridad, de responsabilidad, respeto a las leyes y el respeto al derecho de los demás, entre otros"...Por eso tenemos a los Castro 57 anos!!!!

Imagen de Anónimo

Lean sus libros, y si están libres de pecado con el castrismo.... vuélvanlos a leer. Ojalá todos los historiadores de cuba empezaran a hacer eso que ha hecho este señor por varios años. Los historiadores del castrismo han convertido nuestra historia en una lección de colegiales desquiciados.

Imagen de Anónimo

La imoortante es que se esctiba la historia, y que la historia contada se acerca a la realidad histórica, sea quien sea quien la escriba.