Martes, 30 de Mayo de 2017
11:24 CEST.
Artes Plásticas

'CCC 2016': Consuelo Castañeda expone en Cuba por primera vez en tres décadas

Artistas plásticos de varias generaciones, alumnos y antiguos compañeros del Instituto Superior de Arte (ISA) estuvieron entre la multitud que llegó a la galería Orígenes para la apertura de CCC 2016, la primera exposición de Consuelo Castañeda en Cuba después de tres décadas.

Con avidez por encontrar a la Consuelo que conocieron en los 80 y acercarse a la obra realizada fuera de la Isla, decenas de personas recorrieron los paneles de la sala expositiva del Gran Teatro de La Habana.

Tras exponer en México, Estados Unidos, Francia, Inglaterra y otros países, la reconocida artista, quien salió de Cuba en 1991, afirma que esta muestra es una posibilidad de actualizar al público cubano sobre su trabajo.

"Lo más conocido en Cuba son dos o tres obras de la década de los 80. Para mí es importante no estar encasillada en una época, porque tengo una carrera activa, estoy todo el tiempo desarrollando, cambiando", declaró a DIARIO DE CUBA.

Castañeda viajó a La Habana en varias ocasiones en los últimos meses para preparar la exposición. Fue una oportunidad para redescubrir la Isla, dijo.

"El contexto me era muy ajeno", afirmó. "No conocía a nadie, salvo algunas amistades. En el segundo viaje pude acercarme a los artistas, ver lo que estaba pasando y me di cuenta de que la escena está muy activa".

CCC 2016 alude a las iniciales de la creadora y a la pieza "La disolución del yo". La curaduría se aleja del carácter cronológico que suele caracterizar a las retrospectivas. En vez de un intento de reseñar por años, la exposición pretende revelar los intereses que relacionan su obra.

La muestra se estructura en cuatro núcleos formales: arte, información-cibernética, diseño, arquitectura e instalaciones. Sobresale el wallpaper "For Rent", que incluye impresiones de muchas de sus piezas.

De la década del 80, la más conocida en la Isla, solo se exhiben tres obras: "¿Quién le presta los brazos a la Venus de Milo?", "Triángulo para la Gioconda" y "La historia reconstruye la imagen".

Para la artista es muy importante el trabajo con las nuevas tecnologías y compartir sus experiencias de años con los creadores cubanos que también se interesan por los nuevos medios.

"Me ha abierto una nueva manera de diálogo y de intercambio con los creadores", explicó Castañeda.

De igual forma, el diseño ocupa un lugar importante en su trabajo. "Me agradó la idea de exponer en Cuba carteles hechos en Estados Unidos con el proyecto La Marcha para promocionar precisamente a artistas cubanos", señaló.

De ahí la iniciativa del Centro Cultural Cibernético, un espacio propicio para intercambiar información con el público. Además de la exposición tendrá lugar un taller con estudiantes del ISA y su profesor Luis Gómez sobre procesos creativos con nuevas tecnologías.

Tras cuatro años cerrada por restauración, la galería Orígenes asume un nuevo concepto. Esta exposición forma parte de una iniciativa para retornar a las generaciones de las últimas décadas del pasado siglo y visibilizar a los artistas de ese momento cuya obra llega a la actualidad.

"Nos planteamos trabajar con el arte de los 80 y los 90 y utilizar el contexto que se dio tras las declaraciones de Barack Obama y Raúl Castro en diciembre del 2014 como puente entre los artistas cubanos que se quedaron en la Isla y los de la diáspora, siempre y cuando no hayan perdido el contacto", comentó a DIARIO DE CUBA la directora de la galería, Miriam Casanellas.

"Artistas que tienen una regresión hacia el contexto cubano, ya sea abriendo un taller en Cuba, haciendo retrospectivas en la Isla, participando en exposiciones colectivas o en la Bienal de La Habana. Lo fundamental es seguir la trayectoria de aquellos artistas que fueron el boom del arte cubano y que por las condiciones contextuales, que todo el mundo sabe, se les perdió el recorrido", agregó.

Con ánimos de repetir la experiencia, Consuelo Castañeda deja una puerta abierta para próximos proyectos, ya que en una única exhibición resulta imposible resumir la extensa trayectoria recorrida por ella.

Por ahora, está la muestra de la galería Orígenes, abierta al público hasta el domingo 25 de septiembre.

Comentarios [ 29 ]

Imagen de Amadeus

@ 05:53

No, no, yo soy el aistente social que lleva a su señora madre a los concierto donde toca mi combo de regetón. Si no se lo ha dicho ella, se lo digo yo, la señora se divierte principalmente con Cristobal que es el que toca las maracas. Adorable la anciana.

Imagen de Anónimo

Amadeus, tú cantas o tocas los timbales?

Imagen de Amadeus

@ 00:11

Ilustre:

Respeto su tésis, pero el problema es que en Cuba son más los que se van y dejan sus espacios en los solares y las chabolas, que los que reclaman espacios artísticos y filosóficos.  Yo le confieso que no tengo ningún interés en encontrarme con mi pueblo en Cuba, sino en el Versalles cuando voy a Miami.  Pero en fin, creyentes existen siempre. I believe.

Imagen de Anónimo

Amadeo, cuando hablo de "reclamar" su espacio, me refiero al derecho de los artistas de encontrarse con su publico natural, con sus seguidores, con su pueblo. Pensar que hay que esperar a que los Castros se mueran para ir alli es cederles un espacio que nunca las perteneció a esos dictadores. Si nos retiramos, estamos "respetando" su espacio y su poder. Yo creo que hay que ir allá, si bien no a gritar y a inmolarse (¿cuantos de los que opinan aqui lo han hecho?), por lo menos para joder un poco llevando aires diferentes.

Imagen de Amadeus

@ 22:55

Disculpe usted Licenciado, los artista que van a Cuba no van reclamar nada, sino van de tour de public relation. Además, con el beneplácito y el permiso que le da el régimen cubano, porque allí nadie entra como "Pedro por su casa"

¿Qué reclamaron Tomás Sánchez, Flavio Garciandía, Gustavo Pérez Monzón y la susodicha? No han reclamado nada, han ido a vacilar a la Bienal y ver si les organizan otra exposición para el curriculum.

Dicen las Damas de Blanco que nadie todavía se ha portado por allí.

Imagen de Anónimo

Primero se quejan de que los Castros nos envían a sus artistas a Miami para llenarnos de comunistas. Nos jalamos los pelos y chillamos y sacamos la aplanadora, pero cuando los nuestros, los escapaos, los que se fueron del infierno, regresan para mostrarles a los presos en la finca un poquito de solidaridad, de amor y de aires nuevos, tambien los criticamos y queremos lincharlos. No, señor. Si mandan a Miami a sus artistas oficialistas, pues el exilio tambien tiene derecho a restregarles en la cara a la dictadura que afuera somos libres, que podemos crear como nos da la gana, y que también tenemos derecho a regresar a nuestra tierra a mostrar lo que hemos logrado en libertad sin la subvencion de ningún Estado. a una, otra. Por mí, que todos los escritores, pintores, actores y semas artitas en el exilio regrsen a la isla a interactuar con su pueblo, con los amigos que dejaron atras, con sus admiradores.... al carajo los Castro y las divisiones que han creado. Esos artistas no van a cantarles loas a la dictadura, sino a reclamar el espacio que les pertenece.

Imagen de Anónimo

El caso de NDDV es de antología. Un antiobamista partidario del "intercambio cultural".

Imagen de Anónimo

Y ahora hasta el "poeta de Miami", Nestor Diaz de Villegas, va a Cuba de visita y se deslumbra y propone reinsertarse en aquellos bajos fondos, como si todo lo pasado fuese un simple malentendido (como temía con sarcasmo futurista el difunto Carlos Victoria). Un vidente ese Carlitos. Por eso se ha armado un rififí con los que le han salido al paso a NDDV, que parece querer esgrimir el "principio" que proclamó uno de los comentaristas de este artículo: Que en efecto, para algunos, ausencia quiere decir olvido. Y acuerdate de mandarnos una postal, poeta.    

Imagen de Anónimo

Lo que ya es bien ajeno es la gente con moral. Esta "artista" junto al Ano, nunca mejor dicho, de las 20:17 son dos desvergonzados.

Imagen de Anónimo

El CDR no es ajeno a la idiosincracia cubana.