Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Música

Un grupo de radios francófonas recupera la memoria musical de Cuba hasta la Segunda Guerra Mundial

Un grupo de emisoras francófonas públicas —France Musique (Radio France), Musiq'3 (RTBF), Espace 2 (RTS) e Ici Musique (Radio Canada)— emiten a partir del lunes 4 de julio una serie de 40 capítulos sobre la memoria musical de Cuba, un recorrido que se extiende entre el siglo XVIII y el inicio de la Segunda Guerra Mundial, en 1939. 

El productor francés Marcel Quillévéré es el autor de la serie, construida a partir de la recopilación de los principales hallazgos obtenidos en una larga investigación documental —iniciada en los años 70— en archivos públicos y privados de Cuba, Estados Unidos y Europa.

La idea del proyecto surgió tras un trabajo que Quillévéré hizo para la revista francesa Autrement, que publicó un número sobre la Isla de los años 50. Quillévéré, que en aquel entonces —años 90— era cantante de ópera, se encargó de hacer el capítulo sobre la vida musical en la Isla. 

"Acepté el encargo y trabajé mucho, encontré una gran cantidad de documentos en Nueva York y Miami, y obtuve en Cuba la ayuda de Juan Piñera, sobrino del escritor Virgilio Piñera", explicó Quillévéré a DIARIO DE CUBA.

La publicación de ese capítulo supuso un "descubrimiento" y tuvo "un éxito increíble" en la revista. "En Europa entonces la gente no se daba cuenta de que Cuba había sido en los años 50 una capital musical en las Américas, con una relación muy fuerte con Europa, Nueva York, México y Buenos Aires", precisó Quillévéré. 

En 2014, el productor decidió profundizar en su exploración en archivos y lo hizo tanto en Miami como en Cuba, donde tuvo acceso a los archivos de la Radio CMBF, con la ayuda de la directora, Mercedes Seguí. "Me permitió hurgar en el archivo musical, se fascinaron todos porque por primera vez había un extranjero dispuesto a divulgar la música culta de concierto cubana". 

La investigación ha permitido a Quillévéré descubrir "maravillas", como un recital en La Habana de la emblemática soprano alemana Elisabeth Schwarzkopf.

"¿Cómo es posible que Schwarzkopf cantara en La Habana? Pues porque era una capital musical. En 1952 interpretó un programa ante 2.000 espectadores en el Auditorio, hoy Teatro Roldán, que está arruinado", explica el productor.

A través de los diferentes capítulos se recupera la memoria —con algunas grabaciones inéditas que probablemente sean "estrenos mundiales"— de algunas figuras importantes, aunque no suficientemente conocidas, a juicio de Quillévére.

Por la serie desfilan figuras diversas: el compositor Esteban Salas, la guitarrista María Teresa Vera o personajes extranjeros del mundo literario y musical como Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Ernest Hemingway o George Gershwin.

Quillévéré también trata de explicar en la serie la influencia cubana en la música española. En este sentido, explica cómo la manera de cantar y bailar las jácaras en el cante jondo en España cambió en el siglo XVIII por la influencia cubana. "Le da un nuevo arranque a esas jácaras, pero a la manera americana o a la manera cubana, en los puertos de Sevilla y Cádiz". 

La confección de la serie ha sido para su productor una manera de "rescatar la memoria de un país como lo hacen ahora en Cuba muchos jóvenes historiadores". Es, ante todo, "una manera de rescatar la memoria para entender mejor lo que pasa en Cuba hoy en día". 

"En Europa, durante muchos años, Cuba empezaba con la Revolución y ha sido siempre una lucha aquí dar a entender que antes había una Isla increíblemente culta, desarrollada, con teatros y grandes escritores", afirma Quillévéré. 

"Lo que quiero con la serie es mostrar que antes la conexión con Europa era muy fuerte sobre todo con España, pero también con Francia", concluye.

En la web del programa se podrá escuchar los podcasts de cada episodio.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Que tanta porquer() y sucieza de la musica cubana...."SI EN CUBA YA NO ES POPULAR  NI EL SON, NI EL DANZÓN, NI EL CHACHACHA, NI EL BOLERO, NI LA SALSA (que se la robaron publicitariamente a latinoamerica)  NI LA TROVA (que antes era expontanea y del pueblo y ahora "OTRO MONOPOLIO DE LA MAFIA ESTATAL"   Ahora en la cuba "PARASITARIA MUSICAL"  lo  que está de moda  es "EL REGUEATTON"  QUE ES LO QUE MAS SE PARECE A UN ACTO DE REPUDIO

Imagen de Anónimo

Conozco el trabajo de Quillévéré que aquí se cita y es excelente. Me permitió descubrir muchas cosas de la cultura y de la sociedad cubana en general, no sólo de la música. También por esa época Quillévéré hizo otra emisión en cuatro capítulos emitida por "Radio suisse romande" sobre ese tema. Igualmente fue extraordianario, por las entrevistas, la calidad de los documentos sonoros de archivo y la pasión que demuestra este señor por nuestra cultura. Enhorabuena ! no me lo perderé. Tiene mucha razón en divulgar lo que fuimos, porque en Europa, efectivamente, la gente cree que la cultura cubana se la devemos a Fidel Castro y a la mal llamada "Revolución". No acaban de darse cuenta de que "eso" sólamente es la culpa de nuestra ruina definitiva y total, de la que nunca podremos renacer como el Fénix !!!!!

Imagen de Anónimo

A ver si se meten en el cocoseco que la divulgación de la buena música no empezó en Cuba con las burradas y la censura de Papito Serguera en el instituto de radio y televisión, sino que, al contrario, estos analfabetos con poder hasta para mandar a pelar cortico a sus subalternos no hicieron más que bajarle la temperatura a la cultura musical cubana, que era un tesoro patrimonial de siempre. Y llegaron los franceses al rescate.

Imagen de Plutarco Cuero

Eramos civiles a pesar de Batista ...