Sábado, 16 de Diciembre de 2017
16:44 CET.
MÚSICA

José María Vitier presentará su 'Misa Cubana' en Ohio, junto a la Sinfónica de Westerville

El compositor cubano José María Vitier se presentará al piano con el estadounidense Dean Marcellana en un concierto de la Sinfónica de Westerville, Ohio, el próximo domingo, según publica The Columbus Dispatch.

La agrupación musical tocará una de las obras más populares de Vitier, Misa Cubana, junto con Capriccio Colón y otros tres conjuntos universitarios: Men's Chorus, Women's Chorale y Concert Choir.

La pieza de 12 movimientos ofrece los elementos tradicionales de una misa católica —incluyendo el Kyrie Eleison, Agnus Dei y Sanctus, en latin—; y otros tres movimientos, basados en textos de la compositora Silvia Rodríguez Rivero (esposa de Vitier). El resultado es una potente mezcla de música.

Durante todo el mes de abril, Vitier ha realizado conferencias, clases magistrales y conciertos en la Universidad Otterbein, en Westerville (Ohio).

Hablando recientemente con la publicación norteamericana, el músico de 62 años destacó las inspiraciones eclécticas de su obra en general así como de la pieza que presenta este fin de semana.

"Si he de ser recordado por algo sería por mezclar diferentes estilos", dijo Vitier. "Reconozco, por supuesto, mis influencias académicas, la influencia occidental de la música… Pero también reconozco que tiene un papel muy importante mis propias raíces dentro de la música cubana".

Esta diversidad se hace evidente en Misa Cubana. "Hay momentos en que parece el clásico o el barroco — dijo, pero uno siente que hay algo más que no viene de esa historia antigua y esa es también una forma cubana de sonar".

Vitier —que divide su tiempo entre su casa en La Habana y su residencia en España— creció en el seno de una familia con inclinaciones artísticas. Sus padres son los poetas Cintio Vitier (fallecido en 2009) y Fina García Marruz.

Vitier recibió su educación en dos escuelas de La Habana, el Conservatorio Amadeo Roldán y el Instituto Superior de Arte. Inicialmente estaba centrado en la interpretación.

"Por supuesto, mi primer deseo o esperanza fue tocar el piano", dijo. "Después al final de mis estudios en el conservatorio, comencé a componer. Sentía esa necesidad de expresión".

Vitier se hizo de un nombre por sí mismo en la industria cubana del cine, con la composición de música para películas en la década de 1970 y después. En 1993 musicalizó Fresa y Chocolate, destaca la publicación.

"Recuerdo que cuando empecé a hacer breves documentales en los años 70, yo era capaz de escribir… música original para orquesta en diferentes formatos, lo cual se convirtió también en una gran escuela para mi", dijo a The Columbus Dispatch.

Le "dio la posibilidad, por ejemplo, de escribir en la mañana y luego ir a grabar esa misma tarde", añade.

Según el medio norteamericano Misa Cubana surgió de una tragedia sufrida por la familia en los años 90, cuando el único hijo de la pareja, José Adrian, se lesionó en un accidente. El niño se recuperó, pero con resultado incierto en un momento dado, Rivero se sintió obligada a orar.

"Cuando estábamos en el medio de esa situación, mi esposa… sintió la necesidad de pedir, como cualquier madre habría hecho, a pesar de que no tenía una formación religiosa", dijo Vitier. "Ella tuvo una sensación clara de que estaba siendo escuchada".

"Decidimos hacer una misa como un regalo de Acción de Gracias", dijo Rivero de la pieza, que se estrenó en 1996.

Vitier describe Misa Cubana como su "obra de mayor éxito y promoción". Han tenido lugar más de 120 actuaciones en todo el mundo, pero nunca en Ohio. Vitier —que ha visitado Los Ángeles, Miami y Nueva York, entre otras ciudades— ha disfrutado de su estancia en Buckeye State.

"Estamos encantados de estar aquí", dijo. "Estamos rodeados de amor; estamos rodeados de una gran organización".

El concierto llega en un momento de evolución de las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, refiere el diario. "Hay que reconocer que la relación con respecto a la música entre Cuba y Estados Unidos siempre ha sido maravillosa", dijo.

Cuando se le preguntó el nombre de sus compositores favoritos, Vitier incluye a estadounidenses como James Horner y John Williams. Su favorito es el italiano-estadounidense Ennio Morricone, que creó la música de los spaghetti westerns de los años 60, como la de El bueno, el feo y el malo y Érase una vez en el Oeste.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.