Lunes, 18 de Diciembre de 2017
00:36 CET.
CINE

Festival de Cine de Panamá estrena una de las últimas cintas en las que interviene Alina Rodríguez

La recién fallecida actriz cubana Alina Rodríguez fue pieza fundamental en la cinta panameña Salsipuedes por su papel como "doña Raquel" y por entrenar en la actuación a niños de barrio que se destacan en el filme, señaló el lunes uno de los realizadores de la película, durante el Festival Internacional de Cine (IFF) que se celebra en Panamá.

En una entrevista con EFE, el cineasta panameño Ricardo Aguilar, codirector de la ópera prima junto al cubano Manolito Rodríguez, recordó que la actriz cubana de cine y teatro "nunca dudó" en sumarse al proyecto.

Aguilar indicó que cuando finalmente se cristalizó la posibilidad de invitarla "ella sin dudarlo se sumó y estuvo tres meses antes del rodaje en la identificación del elenco infantil y su entrenamiento".

"Si hay algún mérito por los aplausos o los buenos comentarios que tengan los espectadores en cuanto al trabajo de los niños en la película, todo el mérito casi le corresponde a Alina Rodríguez", afirmó el realizador panameño.

Y además, añadió, no solo ayudó en la formación de los infantes como unos "tremendos actores", sino que "también participó en uno de los personajes que le da mucha fuerza a la historia".

Reconocida con múltiples premios dentro y fuera de la Isla por su papel de Carmela en el filme Conducta (2014), Rodríguez, fallecida el 27 de julio de 2015, tuvo una exitosa carrera que duró más de tres décadas.

El papel de Justa en la telenovela Tierra Brava y el de protagonista en la cinta de 1990 María Antonia, destacan entre las interpretaciones más relevantes de la actriz.

"La experiencia con Alina —remarcó el director panameño— es inolvidable, siempre recordaremos esos días de rodaje, tendremos el mejor de los pensamientos y el mejor de los recuerdos con ella que, hasta donde entiendo, fue lo último que pudo hacer en el cine" antes de morir.

Salsipuedes (2016) es un drama ambientado en el populoso barrio de El Chorrillo —que sobrevivió a la invasión estadounidense a Panamá el 20 de diciembre de 1989— sobre la vida de un boxeador que malogró su carrera por la delincuencia, y la de su hijo que renuncia a sus estudios universitarios en Washington por buscar a su padre prófugo de la ley.

Esta película se estrenó mundialmente el viernes pasado en el segundo día de la quinta edición del Festival Internacional de Cine de Panamá, y se proyectó una vez más este domingo.

Aguilar resaltó que todo el personal que trabajó en el proyecto está "muy agradecido" con los organizadores del IFF por haberle dado la oportunidad a esta y otras cinco películas panameñas de mostrarse y tener su estreno en el marco de la muestra.

"Nosotros solos no lo hubiéramos podido hacer mejor", remarcó.

También destacó el apoyo dado a la producción de Salsipuedes por la Dirección General de Cine (Dicine) del Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá (MICI), a través de un concurso con el cual el proyecto resultó premiado para su realización.

La Dicine también apoya a los cineastas panameños dando a conocer las ofertas de producciones cinematográficas y locaciones panameñas en los mercados y eventos internacionales de cine.

El realizador indicó que en la medida en que todos los cineastas empujen en el mismo sentido que lo hace el MICI, el cine panameño, dijo, "va a seguir creciendo y va a empezar a abrir un camino en el cine latinoamericano, independiente e internacional".

El largometraje Salsipuedes está optando al premio a la Mejor Película de América Central y el Caribe, uno de los tres que otorga el público asistente al Festival.

Ricardo Aguilar destacó que él y Manuelito Rodríguez están "muy contentos" porque el estreno de la cinta superó las expectativas que tenían dado que en ambas salas en las que se pasó estuvieron llenas a capacidad y el público se involucró "al 200 %" con la historia y también con los aspectos técnicos.

Agregó que igualmente hubo buenos comentarios sobre los actores principales, pero también sobre los niños, que con su buena actuación se implicaron en el filme.

El IFF de Panamá, que tiene el apoyo del Gobierno y la empresa privada, abrió el jueves pasado con la proyección de Viva, una cinta cubano-irlandesa dirigida por Paddy Breathnach, y cerrará el próximo miércoles con el drama La delgada línea amarilla (2015), del mexicano Celso García.

La muestra incluye una retrospectiva en honor a la actriz italiana Lucía Bosé, con tres de sus películas más sobresalientes como Muerte de un ciclista (1955), Crónica de un amor (1950) y No hay paz entre los olivos (1950).

Tráiler de 'Conducta', de Ernesto Daranas

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Anonimo.Inolvidable Alina, una de las grandes actrices de Cuba, nunca te olvidaremos, en cada uno de los personajes que representastes, ponias el alma, eras un ejemplo en cada actuacion que hacias, estaras siempre presente en nuestros recuerdos de cubanos agradecidos a sus artistas en la buenas y en las malas de  su Patria, Que Dios te tenga en descanso absoluto, compatriota.