Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Artes Plásticas

Tres artistas crean K-51, un nuevo espacio independiente

El arte en Cuba consolida un camino hacia lo privado. En los últimos tiempos ha crecido con rapidez el número de artistas que elige abrir talleres, estudios o espacios expositivos para mostrar su obra.

K-51 es el open studio más reciente de La Habana. Tres creadores se reunieron en este proyecto: Carlos Javier Alonso Sosa, Jorge Luis Rodríguez Aguilar y Bernardo Alonso Vázquez.

"Hay una necesidad muy grande entre un grupo de artistas de crear su espacio, dado que el sistema oficial de galerías es bastante restringido para la producción que hay en estos momentos. Yo estoy insertado en el circuito, pero tengo que esperar uno o dos años, para acceder a una galería más o menos decente", explica Jorge Luis Rodríguez.

"No se trata de un acto de rebeldía", aclara. "Es una necesidad de poder mostrar, por la multiplicación constante de trabajo, y los espacios legalizados no dan abasto".

"El Consejo Nacional de Artes Plásticas hace algunos años está apoyando que un grupo de artistas abran sus espacios. Primero empezaron las figuras más destacadas, a las que se dio locales, pero desde dos Bienales atrás se ha vuelto prácticamente un virus", añade.

Cuba K-51 es el título de la muestra inaugural del open studio. Con una mirada desprejuiciada y crítica, a partir de su propia subjetividad, cada creador muestra en su obra la realidad que lo circunda. La Isla deviene en hilo que conduce al espectador a través de las piezas de cada artista.

"Ahora mismo Cuba es un centro, y todo el mundo la quiere relacionar con muchas cosas. Nosotros estamos dando una visión de Cuba distinta, no la bonita y comercial, sino más personal", asegura Rodríguez.

Javier Alonso muestra La Habana en un fuerte contraste blanco y negro. El artista, quien vivió mucho tiempo fuera de Cuba y ahora se está repatriando, muestra las diferencias de la ciudad a la que ha regresado y la que recordaba.

Las complejas emociones que puede generar la vida en Cuba también están en la mezcla de líneas y colores que caracteriza las piezas de Abelardo Alonso, todas con un marcado sentido existencial. Para él, de formación autodidacta, la pintura fue el mecanismo de "exorcizar" sus demonios.

Las fotografías de Jorge Luis Rodríguez, de la serie Citas trasladan al espectador a calles, esquinas y edificios de una ciudad en la que el implacable Cronos ha dejado su huella. Esos espacios son recontextualizados en el encuadre de la imagen.

Dos elementos confluyen en el nombre del espacio. Además de ser una referencia a los submarinos soviéticos K-51, el estudio se preparó en el sótano del edificio 51 de la calle K, en el Vedado.

"Es un sótano, uno baja y después emerge con una idea distinta, más abierta. Hay una analogía entre el sótano y lo submarino, en ir a lo profundo y el acto de subir", comenta Rodríguez.

Aunque la sala expositiva fue estrenada con una exposición de sus tres creadores, en el futuro recibirá piezas de otras artistas. La idea es que sea un espacio abierto y dinámico.

"Queremos estar constantemente cambiando lo que hacemos. No es una galería, pero está abierta para que otras personas que no tienen donde exponer, puedan mostrar su obra sin pasar por el trabajo, a veces tedioso, del oficialismo. Y no es que estemos en contra de eso, es que necesitamos más espacios o que sea más democrática la manera en que se llegue a exhibir", alega Rodríguez.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

MUY BIEN para los espacios privados en Cuba. Pero el sistema oficial de galerías en Cuba, o el privado en NY, Paris y Londres, es restringido. En NY, Paris y Londres mucho mas restringido que en la Habana porque no se pueden dar el lujo de exhibir algo que les haga perder dinero. En Cuba, te cuelgan cualquier mierda en la pared y no pasa nada.

Imagen de Anónimo

y donde esta?