Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
02:18 CET.
TEATRO

'Un juguete para mi mujer': la obra en clave de tragicomedia que presenta Rolando Tarajano

Un juguete para mi mujer es la obra que Rolando Tarajano presenta este viernes, sábado y domingo, y durante los próximos tres fines de semana, en el Teatro Bellas Artes de Miami, una propuesta de "múltiples aristas temáticas", como señala su propio director en una entrevista con DIARIO DE CUBA.

Tarajano, creador de la compañía Teatro de las Nubes y exponente de la vanguardia de los años 90, adelanta que el espectador podrá identificar en la pieza varios géneros a la vez y promete sorprenderle con "una obra que nunca esperaba, cómica, sensual y realista, porque habla de sus secretos y de sus deseos, y de su historia en Miami como nunca antes le habían ofrecido".

"Es una comedia, es un melodrama, es tragicomedia y es un policiaco a veces", géneros todos que —añade— "les ha encantado al espectador cubano a través de su historia".

En Un juguete para mi mujer se reflejan las historias del emigrante, uno de los grandes temas de la literatura actual hecha por cubanos o recogidas en el cine, pero que en las artes escénicas quizá esté por profundizar.

"Se ha escrito sobre eso pero no en el teatro", afirma el director y también actor matancero, quien emigró a Colombia en 1998 y más tarde a Estados Unidos.

"El teatro en Miami ha estado enfocado en la comedia ligera, en temáticas sobre Cuba o en comedias importadas de 'afuera' (Inglaterra, España, etc). Un juguete para mi mujer es sobre lo que te pasa a ti y a tu vecino, tus sensaciones, tus experiencias en clave de comedia, de enredos, parece que pasara en tu condominio, los personajes gritan y aman, se desesperan y luchan por ser felices en un 'nuevo mundo'", dice.

Tarajano quiere sentirse cercano a las personas que han rehecho sus vidas fuera de la Isla, en el Miami de tantos cubanos, y hacerlo a través de la escena. "Mi gran aspiración es comunicarme con ese público, traerlo al teatro. Como lo hacían o lo hacen en Cuba".

Rolando Tarajano obtuvo en 1997, con su obra Huevos de pájaros, el Premio Nacional de Dramaturgia. Hoy pretende continuar con los mismos principios por los que un día comenzó a hacer teatro.

"Ha cambiado mi punto de vista, mi geografía, pero no mis ideas sobre el teatro. Hay que darle a la gente una historia sin hipocresías, con sus secretos más íntimos y sensuales; si una pareja de 40 y picos quiere cumplir una fantasía... ¿por qué no escribirlo y llevarlo a escena?"

El actor y director defiende esas ideas, "es humano, hay que hacerlo. Ahora menos que nunca el teatro no debe parecerse a la televisión porque muere. Hay que hacer la diferencia. El teatro es un espacio sin compromisos morales, es un lugar de libertad. Sin caer en groserías ni obscenidades", puntualiza.

El elenco de Un juguete para mi mujer está conformado por reconocidas figuras de la escena cubana como Dianelys Brito, Vladimir Escudero, Roxana Montenegro, Yani Martín, Léster Martínez, Ramón Fabián Veloz, Erich Concepción y el propio Tarajano.

El director del montaje confiesa haber escogido a este equipo de actores "porque son todos profesionales. Saben actuar". Tarajano se siente dichoso de que muchos actores profesionales en Miami se le acerquen para que les escriba un personaje.

"En Miami el teatro es dificilísimo —reconoce—. Yo produzco con dificultades con la ayuda de mi familia. Hay que escoger la gente que quiere trabajar con uno y que no te traiga problemas. Porque problemas ya te vas a encontrar por el camino". 

Lamenta que quienes tienen en sus manos el poder y los recursos para apoyar o financiar proyectos artísticos a menudo les dan las espaldas. "Te encuentras mucha gente en Miami que tiene poder político y económico pero cuando le hablas de apoyar la cultura te mira como un bicho raro".

Rolando Tarajano confía en que esas actitudes en contra de las manifestaciones artísticas cambien.

"A veces en otros países se habla despectivamente de Miami como una ciudad superficial de playa y shopping. Los artistas en Miami podríamos cambiar eso porque aquí hay mucho talento. Pero necesitamos una mano de vez en vez". Y para concluir lanza entonces la pregunta "¿cómo hacemos?"

De momento, Un juguete para mi mujer sube a escena inicialmente tres fines de semana consecutivos en el Teatro Bellas Artes de Miami. Tarajano invita a asistir este viernes, sábado y domingo, a las 8.30 pm, a un espectáculo donde el público "va a reír mucho y a llorar también porque la gente en Miami tiene tremendo corazón".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.