Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Cine

'Bailando con Margot': Telenovela con pastiche

Si alguien inventara un concurso para encontrar 100 películas en una sola, sería la oportunidad ideal para Bailando con Margot, escrita y dirigida por el realizador de videoclips Arturo Santana y presentada en el Festival de Cine Latinoamericano de La Habana en 2015.

El filme, ópera prima de Santana, contiene multitud de referencias —no se sabe si intencionales— a filmes como Sin City, Toro salvaje, Novecento, La bella de la Alahambra, El halcón maltés, El padrino, Proposición indecente, Dick Tracy, Cotton Club, Scarface y otras más. Incluso aparece un joker ninja, mala caricatura del Joker de Batman. Pastiches que tratan de sostener la historia del robo de un valioso cuadro de la casa de una señora rica, que en su juventud estuvo liada con un traficante, asesino y mafioso.

La historia comienza cuando a su protagonista (Edwin Fernández), investigador privado (un Phillip Marlowe sin sex appeal y venido a menos), le hacen una llamada para encargarle el caso mientras se halla en la cama con una ridícula Marilyn Monroe a lo cubano, que le llama baby y solo aparece al principio y al final de la película.

A continuación, se entrevista con Margot (Mirtha Ibarra), quien le cuenta sus memorias en los periodos de 1918, 1928 y 1933, flashazos al pasado que desvirtúan la trama principal, con subtramas que tratan de seducir al espectador y que se diluyen sin encauzarse.

Esteban es un fotógrafo que toma fotos de una pelea de boxeo arreglada y se enamora de Margot, joven vedette, quien también trabaja en un prostíbulo. Hay un mafioso que persigue al joven a lo largo de casi todo el filme para recuperar la película. Un boxeador negro, amigo de Esteban, que tiene tuberculosis pero lo oculta para ganar una pelea; una criada versada en arte que estudia en la universidad —algo increíble—, y un mayordomo gay. Todos tienen puntos de contacto y el director apuesta por interconectarlos de alguna manera, lo que resulta demasiado ambicioso, quedándose muchos de estos personajes muy mal dibujados y planos.

La manera de contar el tiempo, por capítulos, no es nada nuevo; en el guion, repleto de clichés, abundan parlamentos poco imaginativos y usados en las peores telenovelas. Los actores, en su mayoría, provienen también de las telenovelas, incluso dos chicas cantan.

Hay desnudos inconsecuentes y acciones tan previsibles que dan risa.

Entre los actores participantes están: Jorge Enrique Caballero, Rolando Chiong, Camila Arteche, Max Álvarez y Maye Barquinero.

La banda sonora, a cargo de Rembert Egües, con jazz, danzón y hasta foxtrot, resulta atrayente y de gran apoyatura. Por otro lado, el director de fotografía, Ángel Alderete, salva la imagen con dignidad, al igual que Onelio Larralde en la dirección de arte, por su indagación en los detalles y su viaje por disímiles épocas, aunque es imposible no sentir el tufillo a videoclip de Santana en la manera de armar las escenas, el uso de la cámara lenta, los rompimientos y las elipsis.

La situación política del país, el triunfo revolucionario —a última hora—, tenía que estar presente, por supuesto, en los gastados materiales de archivo, algo que no aporta nada a la trama y se hace para quedar bien con la producción.

Habría que haberle dado unos buenos tijeretazos a esta pretenciosa película, o borrarla completa, por ser solo otra más que engorda la fila de las peores de los últimos años de la cinematografía cubana.

Tráiler de 'Bailando con Margot', de Arturo Santana

En el filme 'hay desnudos inconsecuentes y acciones tan previsibles que dan risa'.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Por lo que se ve en el tráiler hasta Mirta Ibarra está mal. Y la pirotecnia y las escenas de acción son de Aventuras de las 7 y media...

Imagen de Anónimo

El pecado original es que en Cuba, cualquiera que haga cuatro mediocres video clip y sea ahijado de la dictadura es elegible para realizar largometrajes ambiciosos pero con pauperrimos resultados. He aqui otro mojon mas...

Imagen de Anónimo

Anónimo - 11 Mar 2016 - 8:42 pm, esta de mas tu aclaracion, o no leiste bien? Es como darle un osculo a la novia y sentirse raro con solo decirlo.

Imagen de Anónimo

Anónimo 8.37, el español es tan rico que el Diccionario de la RAE incluye "pastiche" y "apoyatura". Y la película no va a dejar de ser mala porque esta reseña esté peor o mejor escrita. 

Imagen de Anónimo

Tan rico el español y la autora prefiere usar sus "pastiche y apoyatura" en lugar de un lenguaje menos rebuscado.Finalmente la critica parece mas enojo que otra cosa. Ademas de valer un comino, porque nada aporta para que el lector sea capaz de valorar la pelicula por si mismo.Sea pastiche-imitacion o no, es algo que fue creado y actuado por personas que merecen respeto.Ah  me alegro que la autora conozca tanto de cine, segun la lista de referencias que menciona.

Imagen de Anónimo

Apoyatura, tufillo a videoclip, subtramas que se diluyen sin encauzarse, bla bla bla.Que monton de obscenidades sobre el trabajo ajeno. Que aporta esta critica? Me refiero a ambas: el texto y la autora.Que manera mas incoherente de "criticar" una pelicula. 

Imagen de Anónimo

Simplemente correcta la critica, ha sido una de las peores peliculas que he visto en mi vida, llena de cliches, sin vida propia, recurrente, lambiscona, incoherente, absurda!!

Imagen de Anónimo

Debiéramos aprender algún día a hacer críticas más objetivas y serias, dejando a un lado los apasionamientos y los gustos personales. Una opinión que se respete debe someter a consideración aspectos como la dramaturgia, el carácter de la puesta en pantalla, el estilo, y otros aspectos puntuales de un filme, todo ello en profundidad y con sentido constructivo.