Lunes, 18 de Diciembre de 2017
15:51 CET.
Música

El rap se abre paso por sí solo

El primer concierto de hip hop del año en Cuba estuvo lleno de vibra y energía. Por primera vez en varios meses el público del rap pudo disfrutar en vivo de las actuaciones de conocidos raperos como Bárbaro El Urbano Vargas y Raudel, Escuadrón Patriota. Tanto los artistas como los seguidores que acudieron a pesar de la lluvia al bar El Brindis, en La Víbora, demostraron que ni censura ni puertas cerradas pueden con el rap cubano.

"Estamos celebrando cosas lindas que están ocurriendo en mi vida, pero como encontramos un lugar quisimos aprovechar y hacer un evento para el público. Hacía diez meses que no me presentaba en Cuba. Recientemente pude cantar en una pequeña gira por Europa, pero aquí no canto desde la última peña en el Diablo Tun Tun. Es algo lamentable, aunque no es noticia. Nuevamente la escasez de espacios, de representación de la Agencia Cubana del Rap nos deja sin posibilidades", comentó el anfitrión del evento, Bárbaro.

Al llamado de El Urbano acudieron Escuadrón Patriota, Papá Humbertico y El Discípulo, Charly Mucha Rima, y Anderson, entre otros raperos cubanos.

"Como siempre los hermanos del hip hop todos unidos, en un solo corazón. Las cosas siguen funcionando de esa manera, él convocó y aquí estamos. La filosofía del hip hop es de barrio, de solidaridad, cómo la gente se conecta, y eso lo llevamos al plano artístico. Para nosotros es la misma cosa, el barrio, cómo vivimos y lo que cantamos", aseguró Raudel Collazo.

La noche estuvo llena de estrenos. Bárbaro presentó temas como "Prisionero de la libertad", "No sirvió" y "No cambio", de Los Ibeyi, disco que todavía no ha salido oficialmente del estudio, pero que ya anda por la calle. El rapero se sorprendió cuando el público comenzó a corear varias letras.

Por su parte, Raudel compartió temas de su más reciente álbum, Mi definición. Hacía más de un año que el rapero no se presentaba en Cuba. Recientemente, comentó, las autoridades le negaron el permiso para realizar un concierto en Güines, donde vive.

Como es habitual, las letras se adentraron en la sociedad cubana, denunciando fenómenos como el racismo, las necesidades del pueblo y las diferencias de clase que cada día son más evidentes en Cuba. Esas son "humildes reflexiones de un servidor que no se analizan en una Mesa Redonda", expresó Bárbaro refiriéndose al programa de la televisión estatal.

"Yo soy la voz del preso, del maestro, del doctor; la voz del jíbaro que encara a su jefe de sector; la voz del joven pobre, la voz de la poesía, la voz de la justicia en contra de la policía", cantaba en uno de sus temas.

"Esto que pasó hoy no es normal, seguimos arrastrando el mismo problema de hace diez años. No es un secreto todo lo que pasa con el hip hop cubano, sobre todo el contestatario. Por eso es importante retomarlo, buscar espacios de la manera que sea, porque el oficialismo obviamente no quiere ni en la radio ni la televisión el hip hop que es crítico, dice cosas", comentó Raudel.

Aunque las puertas se cierran una y otra vez para el rap, los defensores del género no rinden su bandera. "Ojalá que el año para el rap esté a la altura de cómo está abriendo, las ganas de hacer cosas están", afirmó Bárbaro.

De igual forma, Raudel añadió: "El espíritu del hip hop sigue por la misma senda, como portavoz de la realidad cotidiana. Con nosotros siempre ha habido tensión, sencillamente porque, primero, decimos lo que pensamos, cómo lo vemos, y segundo, proponemos cosas, hacemos un llamado de atención a la gente de lo que está pasando en nuestra Isla".

Con un exitoso concierto comenzó el 2016 para el rap cubano, un género que se ha ganado a la censura como enemiga por ser "demasiado consciente y revolucionario".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

 muy bueno ..hay que seguir denunciando al socialismo con su represion e intolerancia. (CENTRO DERECHA CUBANA)