Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Última actualización: 01:53 CET
Música

Haydée Milanés repasa su carrera en un concierto en la Fábrica de Arte Cubano

Haydée Milanés junto a Marta Valdés. (JUVENTUD REBELDE)
Haydée Milanés durante el concierto en la Fábrica de Arte Cubano. (M. CAIRO)

La cantante y compositora cubana, Haydée Milanés, ofreció un concierto de lujo en la Nave 4 de la Fábrica de Arte Cubano, el pasado 2 de enero por la noche. Lo hizo acompañada de tres talentosos músicos: Verdecia en la guitarra, Gran Rubio en el contrabajo, y Enrique Pla en la batería.

Esta vez, la solista se propuso realizar un pequeño recorrido por toda su carrera para celebrar el nuevo año, con canciones de su propia autoría, de Descemer Bueno y Pablo Milanés.

De igual modo, se refirió a su reciente fonograma, Palabras, con una compilación de obras de Marta Valdés, a quien calificó como una de las más importantes compositoras cubanas. El disco, dijo, la ayudó y le aportó mucha alegría, por el honor de cantar juntas Sin ir más lejos.

En la abarrotada la Nave 4 de la Fábrica, el ambiente era un poco fiestero y desordenado al principio, pues alguna gente no prestaba atención a los boleros y conversaba en alta voz; pero cuando comenzaron las canciones más populares para la juventud, el público cantó a coro y agradeció con aplausos, pidiendo más temas.

Haydée Milanés, ha demostrado que, en su caso, si se cumple el refrán "de tal palo tal astilla", no como sucesora de su padre, fundador de la Nueva Trova, sino como una intérprete que devino compositora de hermosas canciones por sus vivencias particulares, según cuenta en entrevistas. Además de beber del legado musical que ha tenido en su propia casa y de los músicos que allí se reunían.

La solista interpretó En el malecón, Tanto amar, Tú y yo. De Pablo Milanés, Años, Para vivir, Ya se va, Comienzo y final de una verde mañana, De que callada manera, con versos de Nicolás Guillén. Y de Marta Valdés, Sin ir más lejos y Llora.

Los magníficos arreglos a modo de jazz, han influenciado a esta joven intérprete que tampoco desdeña sus raíces soneras y de la trova, demostrando madurez y sentimiento en su expresión.

Con varios discos como A la felicidad, Haydée en vivo y Palabras, espera participar este año en un álbum con su padre.