Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Música

La música de Esteban Salas en el Convento San Francisco de Asís

Un homenaje al músico cubano Esteban Salas en los 290 años de su natalicio, se celebró el pasado jueves en la Basílica del Convento San Francisco de Asís, en el Casco Histórico de La Habana Vieja, con un repertorio de música catedralicia de Cuba: villancicos y repertorio litúrgico.

El concierto contó con el auspicio de diversas instituciones como el Centro Cultural P. Félix Varela, Taller de Luthieria de la OHC, Grover Wilkings, Centro de la Música de Concierto, Teatro Nacional Metropolitana Iglesia Catedral de La Habana, Opus Habana, y el maestro Ulises Hernández. La transcripción correspondió a Miriam Escudero y a Eduardo Sarmiento, mientras la dirección de musical general fue del maestro José A. Méndez Padrón.

Se presentaron en esta ocasión tres obras inéditas: la Misa en fa mayor y dos villancicos. La obras transcritas constituyen un estreno, pues no habían sido escuchadas desde el siglo XIX. La formidable acústica del recinto permitió al conjunto de voces e instrumentistas brillar en esta única representación.

La Camerata Sine Nomine abrió el programa, integrada por Lesby Baustista (triple I), Frank Ledesma (triple II), Ubail Zamora Munoz (triple II), Eduardo Sarmiento (triple II), Keny Campos (bajo), Elioenay Gómez (bajo), Moisés Santiesteban (órgano) y la dirección de Leonor Suárez. Ellos interpretaron las obras Maitines de Navidad Astros Luminosos, cantada a tres triples con violines (1798); Maitines de Navidad Unos pastores de lo alto avisados, cantada a solo y a 4 violines (1790, estreno), y Maitines de Navidad ¡Oh! qué felice noche, cantada a cuatro y a solo de violines (1795, estreno).

Por su parte, la Misa en fa mayor fue ejecutada por el Coro Exaudi y la Orquesta del Instituto Superior de Arte Adjunta al Lyceum Mozartiano de La Habana, formado por Jenny Peña (violín concertino), Anabel Estévez (violín I), Lilian Yanes (violín I), Laura Valdés (violín II, principal), Camila Martel (violín II), Amelia Febles (violín II), Roberto de la Masa (violoncello), Gabriela Couret (contrabajo), Susana V. Martín (corno II), Osmany Hernández (fagot).

Esteban Salas nació un 25 de diciembre de 1725 y fue bautizado en la Parroquia del Santo Cristo del Buen Viaje. Se desempeñó desde pequeño como cantor de la Parroquial Mayor de La Habana, siendo triple en el coro, además de estudiar violín, órgano, canto llano, contrapunto y composición. Posteriormente, desarrolló la música del barroco americano, cantada con textos en castellano, con villancicos, cantadas y pastorelas.  Estudió en el Seminario de San Carlos Teología, Filosofía y Derecho Canónico.

En 1763 fue designado por el obispo Pedro Agustín Morell de Santa Cruz, como maestro de capilla en Santiago de Cuba. Su obra, de un enorme valor estético, es el tránsito del barroco al clasismo.

Como dato curioso, se conoce que la Misa en fa mayor es una pieza inconclusa del autor, ya que no contiene el Sanctus, ni el Agnus Dei, tarea que Juan París, músico y sucesor, completó con el final del Credo.

Los sellos discográficos Colibrí y La Ceiba tendrán próximamente estas obras en su catálogo fonográfico, en la colección "Documentos Sonoros del Patrimonio Musical Cubano", que gestiona el Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.