Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Cine

Otra oportunidad para el Festival de Cine Pobre de Gibara

Cineastas cubanos y de todo el mundo, aficionados o profesionales, están convocados a participar en el XII Festival Internacional del Cine Pobre que se efectuará del 20 al 24 de abril del próximo año en su sede habitual de Gibara, Holguín.

Tras varios años en declive, regresa así al panorama cinematográfico cubano un escenario donde se han consolidado nuevas y creativas maneras de insertar, tanto en los circuitos alternativos como en los espacios tradicionales, aquellos filmes realizados con presupuestos y conceptos renovadores.

Esta nueva edición, dedicada especialmente a los 200 años de la fundación de La Villa Blanca de Gibara, tiene el reto de reconquistar su lugar como un evento que en sus orígenes logró sentar pautas en los modos de valorar el cine de bajo presupuesto, sin renunciar a los valores del séptimo arte.

En conferencia de prensa, el actor y cineasta Jorge Perugorría, quien asumió la dirección del festival, señaló que la venidera edición pretende retomar los puntos de partida que motivaron a su fundador, Humberto Solás.

"Nuestra aspiración, por ahora, es retomar el festival, llenarlo nuevamente de vida en Gibara y tratar de encaminarlo por el rumbo y con el sentido que él quería y nos enseñó a todos", afirmó Perugorría.

Hasta el 20 de diciembre la Oficina del Festival, en La Habana, recibirá las obras que participarán en los concursos en las categorías de largometraje, corto de ficción, documental, animación y ópera prima. Se aceptarán obras en idioma original con subtítulos en español y realizadas después de 2013.

Como cada año, especialistas, críticos e intelectuales relacionados con el mundo del audiovisual abordarán temáticas de interés del cine en conferencias y foros debates. Además, se organizarán presentaciones audiovisuales de filmes que no integran la selección oficial en concurso, así como curadurías específicas sobre las temáticas a debatir.

El Festival del Cine Pobre de Gibara, rebautizado en honor a su creador como Festival Internacional del Cine Pobre Humberto Solás en el año 2009, está considerado un evento de alto nivel y calidad estética. Esto se debe a sus participantes, en su mayoría pertenecientes a una joven generación de cineastas.

El evento del séptimo arte que se celebra en Holguín, es sobre todo una oportunidad para los jóvenes realizadores, esos con pocos recursos, pero buenas ideas, que hacen maravillas con apenas una cámara y un micrófono. El título de la fiesta del cine de Gibara podría resultar entonces una paradoja. Se trata de un cine pobre, hecho con lo mínimo, y a la vez novedoso y sugerente.

Sin embargo, problemas de organización, economía y deficiencias en el liderazgo, han afectado el éxito de las últimas ediciones. La convocatoria bienal y las sesiones en otro país también resultaron desacertadas. Esta nueva oportunidad definirá si la tendencia al declive se mantendrá o si retomará su auge anterior.

El Festival del Cine Pobre ha ayudado a sacar a la luz las riquezas y descubrir a tiempo las potencialidades, el deseo es que en la venidera edición suceda lo mismo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

¿Dónde va la coma? Es "Festival Internacional del Cine Pobre, Humberto Solás" o "Festival Internacional del Cine, Pobre Humberto Solás"