Martes, 12 de Diciembre de 2017
18:57 CET.
Literatura

Leonardo Padura: 'Tengo tres patrias: Cuba, mi lengua y mi trabajo'

El escritor Leonardo Padura rindió este viernes homenaje a sus tres patrias: Cuba, su lengua y el trabajo, durante el discurso pronunciado en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias. Con el premio se ha incorporado a la literatura cubana a la nómina del galardón de las Letras, informa EFE.

"Soy cubano por mis 64 costados", dijo el escritor en referencia a las raíces cubanas de su familia ante los 1.600 invitados en el Teatro Campoamor de Oviedo a los que trasladó un retrato de sus orígenes en un barrio de la periferia de La Habana, Mantilla, donde sigue residiendo en la misma casa donde nació.

A sus padres y a sus orígenes habaneros, que le inculcaron la práctica de la fraternidad, la solidaridad y el humanismo, agradeció la asunción de unos valores que ha tratado de aplicar en todos los actos de su vida hasta una jornada como la de hoy, en la que recordó la frase del cantante Carlos Gardel en su debut en el Olympia de París: "¡Si estuvieran aquí los muchachos del barrio!".

Tras admitir que debe a Cuba, su cultura y su historia, casi todo lo que es, tanto profesional como humanamente, el autor de El hombre que amaba a los perros dijo pertenecer, como escritor, a la lengua que aprendió en la cuna "la maravillosa lengua española", una de sus patrias junto a Cuba como afirmó parafraseando a Martí.

Ser escritor, explicó, ha sido "una bendición" que asumió como una responsabilidad artística y civil, que ha sido y será "ardua" y que le ha generado incomprensiones y marginaciones cuando era considerado "apenas un autor de novelas policiacas".

Tras aprender hace 40 años que para lograr algo la única fórmula era "el trabajo diario", Padura incidió en que sus tres patrias tutelares le condujeron hasta un momento como el de hoy, uno de los más "importantes" de su vida y el "más mediático", junto a muchas coyunturas y personas que permitieron llegar a concretar "lo real maravilloso".

Agradecido a España, a donde acudió por primera vez en 1988 para asistir a la primera edición de la Semana Negra de Gijón, donde fue galardonado en 1995 con el Premio Café Gijón y cuya nacionalidad también ostenta, el autor resaltó que la lista de nombres que le preceden entre los galardonados con el Premio Princesa de las Letras "avala la magnitud de esta gratificación".

Padura tuvo también un recuerdo para su esposa, Lucía López Coll, —"gracias por soportarme durante casi cuarenta años"— y para su "compañero de luchas", el detective Mario Conde, que le ha acompañado en el empeño de explorar y revelar "la vida y la sociedad cubanas".

"Hoy es un día de vino y rosas y así quiero guardarlo en mi memoria", proclamó antes de advertir de que pese a "las luchas, las dudas, los silencios y los resquemores", las recompensas que debe a sus patrias son "un pretexto de lujo para disfrutar y compartir esta felicidad".

Y lo hacía con una pelota de béisbol en la mano, con el mismo espíritu con que compartía hace más de 50 años su bate, su guante y su pelota con sus amigos del barrio, donde aprendió a gozar la satisfacción del éxito en el barrio habanero llamado Mantilla "donde palpita el corazón" de sus tres patrias.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 34 ]

Imagen de Anónimo

Lo de "tres patrias" remedo de las dos del famoso poema martiano, a mí me hizo pensar en ese dulce, creo que nicaragüense, "tres leches". Lo de la guayabera es una mala imitación de García Márquez cuando mal recibió su Nobel. Y digo mal recibió, porque aquel Nobel a quien le pertenecía, a quien debieron dárselo, fue al más grande de todos los escritores nuestros del siglo XX: Jorge Luis Borges. No creo que tenga que ver con la manera en la que ahora se visten los ñángaras en Cuba. Menos que menos con la gente alta de la Seguridad del Estado. Digo, eso creo. Padura no es un escritor profundo. Es un escritor, a secas. No alcanza, hasta ahora, esa otra latitud de los grandes. Ojalá y lo logre algún día. Y que aprenda a vestirse para la ocasión. En premios tan serios no se puede epatar. Lo que se logra es hacer el ridículo. Hay que respetar los premios. Es como tener una audiencia con el rey e ir en calzoncillos largos. Nada que ver.

Imagen de Anónimo

Un escritor que va a recoger un premio en guayabera y con una pelota en la mano es tan populista como cualquier político populista latinoamericano. Padura es un novelista policial muy flojito, sus novelas "serias" son difíciles de tomar en serio y para ser intelectual le falta valentía intelectual y honestidad. Un oportunista en guayabera y con una pelota en la mano, que disfrute su premio!!!

Imagen de Anónimo

Chovinismo barato, "cubano Por los 64 costados", bastante "corny" el tipo estes.

Imagen de Amadeus

@ Anónimo - 24 Oct 2015 - 9:47 am.Ya ve? todo es relativo. A mi me aburrió el “hombre que amaba los perros".

Imagen de Anónimo

Es un gran escritor y ama a la Patria que lo vio nacer. Felicidades , lo admiramos todos 

Imagen de Anónimo

Anonimo 2.42 La literatura es tambien cuativar, atrapar y provocar ansias de seguir, yo leí Rayuela, leí Paradiso y leí a Carpentier  y exeptuando: La Habana vista por un turista cubano de Carpentier, que me gusto mucho, pero toda la demás, esa super prosa, me aburrio un mundo y no las volvería a leer nunca más, pero si leería dos veces "El hombre que amaba a los perros", despues de leerla estuve un mes en google aprendiendo sobre los personajes fué como una segunda parte y fué muy bueno para mi saber todo eso. Gracias a Padura.Luis ESC

Imagen de Anónimo

Anónimo 242 Mis excusas, tienes razón, me olvidé por completo del Premio Cervantes que sin duda ninguna es más importante por muchas razones. Y excelentemente descrito, dificultad de sintesis y sobra de páginas de tal manera y a veces entra en paginas , eso que sobran, y dan ganas de dejar de leer el libro aunque después del bache surge glorioso porque sin duda ninguna es un escritor con encanto.  Pero si es por encanto le supera mil veces G.Cabrera Infante del que he leido la mayoría de su obra, esdivertido, brillante, capacidad descriptiva, parece que estas en la Habana leyendole..a Lezama Lima, quizas sea falta de preparacion mia, m,e mandaron un par de libros de Cuba y me es imposible leerle, me cuesta, reconociendole una riqueza de idioma realmente excepcional..Por lo demás, desde España realmente no conozco la implicación o no política de L.Padura. Tampoco entendí muy bien lo de la guayabera, a que iba o venía. Si vas a un acto cargado de protocolo como la entrega de los Premios Princesa de Asturias, creo que se debe ,sino respetar, si ser tolerante y acatar normas sobre el vestido etc...Por lo demás su discurso, para mi, fué realmente encantador..

Imagen de Anónimo

Anónimo - 24 Oct 2015 - 2:52 am. En Maternidad de linea no queremos llorones.Sergio Perez Berne, administrador de maternidad

Imagen de Anónimo

Lo odio, lo odio, ese cabron de mierda tuvo exito en ese pais comunista de mierda y yo aqui afuera soy un escritor frustrado, odio el comunismo, odio los castro, abajo la tiraniaaaaaaa

Imagen de Anónimo

Ano. 2:40, no es Cabrera Infante de quien se discute aquí, así que a llorar a Maternidad de Línea.