Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Sociedad

El paquete consolida una cultura de la piratería en Cuba, según 'The Washington Post'

El éxito del paquete como medio de distribución de contenido cultural hará que la piratería se consolide en Cuba incluso después de que La Habana y Washington hayan resuelto sus relaciones comerciales, según advierte The Washington Post.

El rotativo asegura que el Gobierno cubano proyecta filmes americanos en sus cines y lo programa en los canales de televisión sin pagar nada a cambio ni contar con la autorización de sus propietarios.

La propiedad intelectual sería uno de los temas pendientes de las conversaciones entre Washington y La Habana.

La secretaria de Comercio de Estados Unidos, Penny Pritzker, dijo que este no era uno de los temas abordados con las autoridades cubanas durante su reciente visita a la Isla, pero agregó que el tema está en la agenda para conversaciones futuras.

En una conferencia de prensa, oficiales cubanos dijeron que las sanciones de Estados Unidos siguen siendo tan duras que discusiones sobre los derechos de autor son todavía prematuras.

"Hay tantos temas a resolver, y hasta que no establezcamos algunas cosas básicas será muy difícil hablar de derechos de autor y marcas", dijo Ana Teresa Igarza, la directora de la ZED del Mariel.

"Incluso si Cuba tuviera el dinero para hacer pagos, no tenemos ningún canal para transferir los fondos", dijo Igarza, refiriéndose a las restricciones estadounidenses en el uso del dólar para los bancos cubanos.

Cuba es signataria del mayor tratado internacional sobre protección de los derechos de propiedad intelectual, y expertos en comercio dicen que el Gobierno de Castro generalmente hace un buen trabajo en la protección de productos de Estados Unidos y marcas como la Coca-Cola y Nike.

El contenido mediático ha sido tratado de forma distinta, quizás porque por la ética socialista es visto como un bien cultural y público, dice el rotativo estadounidense. "La programación televisiva en la Isla no tiene anuncios, y como los conciertos y los eventos deportivos, los tickets para las películas son prácticamente gratis, por lo que no es que el Gobierno cubano esté haciendo un gran negocio con las películas de Disney y los documentales de Discovery Channel", señala el periódico.

"A medida que Estados Unidos renuncie a medidas punitivas agresivas, el Gobierno cubano estará más dispuesto a aceptar acuerdos que protegen la propiedad en todas partes", dice a The Washington Post Robert L. Muse, un abogado de Washington especialista en leyes comerciales de Estados Unidos relacionadas con Cuba.

Muse agregó que las sanciones de Estados Unidos contra el régimen no prohíben pagos por el uso de contenidos mediáticos, porque la "US Free Trade in Ideas Act" de 1993 permite la venta o exportación de materiales informativos, incluso en países bajo embargo.

"Si ellos quieren poner un episodio de Seinfeld en la televisión estatal cubana o mostrar The Godfather, pueden negociar y pagar una tarifa de acuerdo con los protocolos internacionales", dijo Muse. "Pero quizás incomprensiblemente, nadie ha estado excesivamente preocupado sobre estos detalles".

Otro posible factor del comportamiento de La Habana, añade, es su desdén por Radio y TV Martí.

"De acuerdo con las convenciones internacionales en telecomunicaciones, es ilegal emitir contenido dentro de otro territorio nacional que no se ha mostrado de acuerdo o lo ha aprobado", dijo Muse. "Así que el punto de vista cubano puede ser: si vas a enviarme todo esto, no queremos seguir la costumbre en otras áreas, y nos serviremos de otro material americano".

El periódico señala que la cultura de la piratería tiene efectos también para autores cubanos y explica el caso de Alejandro Brugués, autor de Juan de lo muertos.

En 2011 empezó a circular por Cuba una copia muy mala meses antes del estreno oficial. "Teníamos la peor copia posible de la película dando vueltas por allí, y todo el mundo la estaba alquilando", dijo. "No podíamos hacer nada".

"Recuerdo que en algún momento uno de mis productores fue a comprobar con los piratas en la calle, y uno decía que tenía la mejor copia que había del filme en Cuba", dijo Brugués, que vive en Los Ángeles.

"Mi productor le dijo que no, que él tenía la mejor copia porque era el productor. Entonces el pirata le ofreció 5.000 dólares por una copia Bluray del filme. Ahora pienso que deberíamos haberlos cogido", añadió.

"Conozco algunos realizadores que no se preocupan por la piratería,  siempre que su película tenga una audiencia", dice el realizador.

"Pero a mí me preocupa, porque para mí y por el tipo de cine que hago, las ventas internacionales son importantes. Y el problema con tener una copia filtrada en Cuba es que inmediatamente llega a Miami, y desde allí alguien lo cuelga y puede arruinar las ventas internacionales", concluyó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Anónimo

no hay que complicarlo tanto: el sistema comunista no es capaz de crear nada,solo roba!!!No puede crear porque los esclavos no crean.Solo los sistemas de competencia y libertad de investigacion crean.

Imagen de Anónimo

Y lo que mortifica de todo esto, es que la dictadura y sus funcionarios hablan con arrogancia, petulancia y como si ellos actuaran bien. Como si tuvieran la verdad en la mano, como si el Mundo funcionara la medida de sus pantalones...!. Zacarias Monterrey 

Imagen de Anónimo

Y nada, caballeros! Supón que se normalizan estas "situaciones", van a ver a todos los cubanitos diciendo que era mejor el castrismo porque era más barato y/o gratis. Y así con todo! Muy acostumbrados están, ya verán.

Imagen de Anónimo

Que se jodan!

Imagen de Anónimo

Se equivocan, los Castro Sí están haciendo un gran negocio al ofrecer casi gratuitamente esos "productos", que a ellos no les costó ni un centavo......con ellos logran mantener tranquilos (entreteníoooos) a los esclavos del Batey.....para que no haya "revuelta"