Martes, 12 de Diciembre de 2017
20:27 CET.
Artes plásticas

Dar F5 a los mitos

Sandra Ceballos y su espacio autónomo Aglutinador, gestión de ciudadanía emprendedora, diálogo interdisciplinario de las artes, dieron luz verde a la curaduría de la profesora y crítica Elvia Rosa Castro. La hora del cuero, con la participación de doce expositores: videos, performance, la pandilla del Señor Corchea (Bola Franca y La Fracción) entre otros entusiastas del látigo crítico, cuyo objetivo es divertirse "desde cierto compromiso".

Se da cuero para espantar la mediocridad, la falta de voluntad para concretar propuestas culturales más ambiciosas, para dar cuenta del quiebre entre políticas públicas y ciudadanía cultural. Aquí se muestran estilos, intensidades y obsesiones heterogéneas, pícaras audacias: dar cuero es un dispositivo de demolición de mitos, vacas sagradas y solemnidades.

Cómicos, profundos, líricos, traducibles. Contemplativos unos, directos y nada pretenciosos otros, abordan el discurso artístico propio y ajeno: se aprovechan de la vanidad, la ignorancia o la soledad de la gente, para, en confianza, burlar jerarquías, ridiculizar, reírse (o sonreírse) del desconocimiento, la apatía y el miedo, sin el menor remordimiento. Es inevitable: todos lo hacemos. Lo importante es decirlo.

El problema surge cuando fingiendo ser neutral y objetivo, los autores muestran al espectador algo que sin ser verdad, aparenta serlo (el dibujo-texto sobre Tania Bruguera, fuera del catálogo).

Hamlet Lavastida presenta "Karl Marx", video realizado al crítico Gerardo Mosquera imitando el sonido de pequeñas descargas eléctricas y chisporroteos al contar la siguiente anécdota: "Resultaba curioso que a finales de los ochentas cuando estaba ocurriendo todo el proceso de desintegración del campo socialista en Europa del Este, el letrero gigante de afuera del teatro Karl Marx, tenía como un cortocircuito, se encendía y apagaba, y echaba chispas". Entre todos los videos allí presentados, este es el más representativo de lo que significa "dar cuero".

Héctor Antón, con su texto en vinilo sobre pared desmonta la acción y el sentido del quehacer del creador chino Ai Weiwei, "bloguero y empresario, disidente y juguetón, procesual y efímero, provocador y sutil, voluntarioso y paciente: Ai Weiwei personifica al histrión modelo del mainstream". Para concluir sobre el puesto número uno que le otorgara en 2011 ArtReview, tanto por su activismo como por su práctica artística: "los golpes enseñan y, en casos globales, legitiman". Cuero con sarcasmo.

Jorge & Larry traen sus portadas de discos, onda de la memoria contra el olvido, la cursilería o no de los diseños, mientras Carlos José García exhibe su "Propuesta de papel moneda para adquirir Arte Cubano Contemporáneo". Y Jay Z, quien celebrara en La Habana su quinto aniversario de bodas con Beyoncé, es mostrado en el video "Picasso Baby", muy animado, junto a figuras de talla internacional como Marina Abramovich.

Elvia Rosa pretende dar, en público ordenador, F5 a los mitos, no así a los rituales: los artistas aquí reunidos, callejeros en su manera de divertirse entre amigos son conservadores a la hora de las conexiones, locales, globales o del patrimonio cultural disperso: ellos suman generaciones distintas en la práctica de hacer o vivir el desencanto de los grandes relatos de la modernidad.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.