Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Cine

Fátima en los cines de La Habana

Veinte años después de protagonizar Fresa y chocolate, primera película cubana cuyo personaje central era un homosexual excluido en la sociedad socialista, Jorge Perugorría dirige el filme Fátima o el Parque de la Fraternidad, basado en el cuento homónimo del escritor cubano Miguel Barnet, ganador del Premio Juan Rulfo de Cuento en 2006.

Aunque Fátima… fue presentada durante el pasado Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, su premiere tuvo lugar ayer miércoles en el cine Charles Chaplin de esta capital. La película es una coproducción del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), Nuevas Miradas Producciones Internacionales e Itaca Films. Al escenario subieron varios miembros del equipo técnico, además de parte del elenco que encabezan Carlos Enrique Almirante (Fátima) y Tomás Cao (Vaselina). La cinta también cuenta con las actuaciones de Broselianda Hernández, Mirtha Ibarra, Néstor Jiménez, Cucú Diamante y otros conocidos actores con breves apariciones.

Perugorría agradeció a Jay Rodríguez, productor, por creer en la historia, al ICAIC y a Itaca Films. Afirmó que cuando leyó el cuento de Barnet, sintió que Fátima era un personaje que merecía estar en la gran pantalla además de en la literatura. Al autor del cuento dedicó la proyección.

Por su parte, Carlos Enrique Almirante agradeció el apoyo del elenco y del equipo técnico. Y dedicó la proyección a su padre, el fallecido actor Enrique Almirante.

Lo más destacable de la cinta es el desempeño de Carlos Enrique, desdoblado en un homosexual devenido travesti y prostituta. En esta oportunidad, Carlos Enrique muestra cualidades histriónicas difícilmente imaginables en sus anteriores trabajos. A él en gran medida se debe que se logre mantener la atención en la pantalla, incluso cuando la película amenaza con volverse una sucesión de aventuras sexuales para mostrar la doble moral de una sociedad machista, la represión policial a los homosexuales y travestis, y un poco de folclore religioso.

Con una duración de 90 minutos, da la impresión de que pudo haber durado aún menos, prescindiendo de escenas que no aportan gran cosa a la historia, como la de la misa espiritual. O quizás haber mostrado más de la prostitución y el proxenetismo en La Habana.

Pero el objetivo fundamental es revelar el mundo interior de Manolito-Fátima, y cómo lidia con las adversidades que enfrenta (casi todas las que pueden enfrentar homosexuales y travestis). Sin embargo, a pesar de todas las desgracias y reveses, Fátima no inspira lástima.

Los personajes interpretados por Broselianda Hernández (Madre), Néstor Jiménez (Padre), Mirta Ibarra (Amiga) y Mario Guerra (Jefe), no exigen demasiado de actores de esta talla, que salen airosos de sus interpretaciones.

Funciona muy bien la química entre Carlos Enrique y Tomás Cao, tan orgánico como en sus previas apariciones en cine y televisión.

También resulta disfrutable el trabajo de Cucú Diamante, a quien vimos antes en Juan de los Muertos, ahora en el rol de una de las travestis amigas de Fátima.

Los aplausos del público (que desafió el calor de la sala) auguran una buena acogida por parte de los espectadores que podrán ver Fátima… a partir de hoy en las salas de estreno. 

Resulta evidente que los cubanos, al menos en el cine, están más abiertos a los temas de la homosexualidad y el travestismo, y es un buen momento para mostrar historias como esta en la gran pantalla.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 11 ]

Imagen de Anónimo

Miguel Barnet escritor mediocre ,loca comunista, que para ser presiente d ela UNEAC ha tenido que hechar pa lante a cuanto gay intelectual o artisat haya en LA Habana, Espeo con ansias el dia en que en Cuba la arrastren por las calles de 12 y 23  despues de salir de los banos de la Pelota y la Pizzeria o que le den un taconazo en una de esa esquinas esperando la guagua con su abrigo de piel que le mando su hermana de Miami .

Imagen de Anónimo

Pudranse todos en este pais socialismo con comida

Imagen de javier monzon velazques

Barnet, el escritor  de la obra, es un oportunista lamecu..., y el director Perrogurria, idem.

Imagen de Anónimo

Para el anónimo de las 7:29 pm. Joel Cano, exiliado en Francia desde 1994, ganó el Rulfo en 1997. 

Imagen de Anónimo

Perrugoria es como esos escritores que solo son recordados por 1 ( sola ) obra , asi hayan escrito 100 mediocres libros . No hay una sola pelicula en la filmografia de Perrogoria que este a la altura de su papel en Fresa y Chocolate . Se ha lanzado a la filmografia barata y chabacana y su papel es siempre el mismo : el chulo cubano gozador y seductor ...no importa que su fisico deje mucho que desear . Si tuviera el cuerpazo de Hector Noas tal vez cuele . Que Perruogria es medio comunista , o mejor dicho ...comunista y medio explica porque su talento se ha estancado .  Todo lo que toca lo convierte en un olvido . Las MALAS peliculas cubanas solo se ven en Cuba y en el condado de Dade . Y su publico es el mismo de siempre , los amigos de los amigos de los amigos del director, actor , maquillista , guionista , etc . Al final hasta la gata va al cine . Podria hacer cosas mejores , no se ...representar a un padre de familia que rompe cristales durante el maleconazo , le dan una paliza , escapa y luego se lanza en una balsa y se lo come un tiburon blanco ...su brazo llega flotando a Miami y por el tatuaje reconocen al finado . NO , hablemos del travesti , vestido o desnudo mientras  no hable mierda del comandante .  Aburre hasta a las ostras . 

Imagen de Anónimo

Segun fuentes bien informadas, Miguelito Barnet el autor de este bodrio de pelicula, era fiel asiduo a la terminal de omnibus de La Habana en la epoca en que el comunismo castrista lo despreciaba y censuraba. Alli se sentaba a esperar que aparecieran los reclutas provincianos del servicio militar y les miraba las portañuelas para imaginar que estaban bien dotados y los acosaba invitandolos a bañarse y comer en su casa. Siempre encontraba a ingenuos jovenzuelos que se dejaban convencer y asi Miguelito iba de recluta en recluta refocilandose con la discrecion de gay perseguido en su bohemia de seudoescritor. Me imagino que muchas veces lo habra corrido la policia en aquella epoca por los solares y jardines que estan frente a aquella terminal. Esto lo conto alguien muy cercano a el que ya es difunto.

Imagen de Anónimo

Recuerden siempre que Ramon Chao es el padre de Manu Chao, los dos padecen de lo mismo: izquierdo tonto frivolo, sensibleria comunistoide. El padre desde RFI y el hijo con sus payasadas en escena.

Imagen de Anónimo

Ya medio Miami ha visto la pelicula y ahora se estrena en La Habana

Imagen de Anónimo

mariconerias de comunistas 

Imagen de Anónimo

Todo el mundo sabe que ese premio Rulfo a Barnet (algo insolito lo de premiar a un escritor en edad de jubilarse y presidente de una organizacion oficial de escritores de un pais totalitario) es un gesto de Ramon Chao para devolver las atenciones e invitaciones del régimen cubano.El Chao que es un anonimo intelectual de 4ta categorai en Paris, es el Zar del premio Rulfo de la Maison de l'Amérique latine de Paris. Es célebre su frase de: "Mientras sea yo el jefe aqui ningun cubano exilado podra ganar el Rulfo".Busquen un solo cubano del exilio que haya ganado ese premio y perderan su tiempo.