Sábado, 16 de Diciembre de 2017
23:34 CET.
Artes plásticas

'Convergencia: un diálogo visual de cinco pintores cubanos' en Miami

El pasado sábado 15 de agosto quedó oficialmente inaugurado el taller Del Castillo Art Studio, que pretende ser un espacio para las artes plásticas y la cultura en general en Miami. Yuniel Delgado Castillo, un joven cubano que lleva muy poco tiempo en la 'ciudad del sol', quiso invitar a cuatro pintores más, y conformar Convergencia: un diálogo visual de cinco pintores cubanos.

La muestra es un breve recorrido por la obra de Orlando Naranjo (Calabazar de Sagua, Las Villas, 1937), Miguel Ordoqui (La Habana, 1939), Sergio Chávez (La Habana, 1965) y Arnaldo Ladrón de Guevara (Manzanillo, 1975), así como el propio Delgado Castillo (La Habana, 1984), todos egresados de San Alejandro, la ya mítica escuela de pintura cubana.

Las pinturas de Naranjo, que ya ha tocado galerías y voces críticas importantes en Chicago y Miami son referente más que inmediato de la escuela cubana de las artes plásticas: las mujeres, los guajiros, el campo cubano. Una decena de piezas de Naranjo se intercalaron por el cómodo espacio del warehouse que abrió sus puertas en Hialeah.

De Miguel Ordoqui se pueden encontrar una serie de retratos a base de técnicas mixtas entre las plumillas y temperas que nos dejan ver ese asomo a la sexualidad, donde mezcla la vida cubana en cualquier lugar: son seres provocativos y abiertos, con estampas homoeróticas que ambientan cualquier plaza de la vida actual.

Los hombrecitos desnudos de Sergio Chávez y la ridiculez y gracia que traslucen algunos de ellos, son una apuesta arriesgada. Un lápiz que se desliza de una punta a la otra de las cartulinas, desembocan en una fiesta del cuerpo, la intención de Chávez en demostrar la maravilla del amor.

Quizás el menos conocido de ellos sea el manzanillero Arnaldo Ladrón de Guevara, quien apuesta al difícil camino de la vida bucólica de los campos cubanos, difícil por trillado y por la herencia de paisajistas asentados en Cuba que recorren un abanico entre el clásico Landaluze y el ya universal Tomás Sánchez. Ladrón de Guevara plantea problemas existenciales del hombre actual como la sobrevivencia y la anulación de las fronteras artificiales (pero funcionalmente negativas) que ha creado la sociedad contemporánea.

Finalmente, el joven Delgado Castillo llenó la galería de obras suyas de gran formato, unas telas pobladas de fantasmas, rostros a medio hacer o mujeres que miran desde la más absoluta soledad, tristeza o convicciones propias. Provocadoras, fuere sin ropas o con el cuerpo poblado de hierbas y las caras armadas con sobrerrelieves distintos, las mujeres de Delgado Castillo parecen salir a desafiar el mundo en que han nacido.

Desde que Castillo propuso la idea hasta el momento en que cuatro de los pintores departieron con los invitados la noche del sábado muchos han aplaudido la idea de que sea precisamente él —el más joven de todos— el que se abra con la intención de darle espacio a artistas en Miami, por encima de algunos malos ejemplos que se han sucedido por décadas.

Convergencia: un diálogo visual de cinco pintores cubanos permanece expuesta en Del Castillo Art Studio, 2122 West 62 nd Street, Hialeah, Miami.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Me alegra por todos, pero sobre todo por Orlando Naranjo que está un poco marginado en Miami a pesar de todo lo que pinta. Y vende. Me parece una idea excelente. Felicidades.

Imagen de Anónimo

Para cuando estan dejando la exposicion personal de Robertico Robaina en Miami?.

Imagen de Anónimo

No!!!!!!!