Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Televisión

Muere la actriz Yolanda Pujols

La actriz Yolanda Pujols González murió este jueves en La Habana, informa la prensa oficial sin indicar las causas. Tenía 87 años.

Pujols, esposa de Salvador Wood por más de 65 años y madre de Patricio Wood, ambos también actores, nació en Santiago de Cuba en 1927.

Con 10 años de edad ganó el Primer Premio en el Teatro Oriente recitando y bailando, y comenzó su carrera profesional como parte del elenco de la emisora Cadena Oriental de Radio, en Santiago de Cuba.

Pujols y su hermana Carmen fueron las dos primeras mujeres locutoras de Santiago.

La actriz trabajó en las novelas de Radio Progreso, Unión Radio, y CMQ hasta 1952, momento en el que entró también en la televisión.

Durante 11 años protagonizó la novela radial más escuchada entonces, Lo que el río arrastra, o como se le conocía también, La novela de las 11, de la CMQ Radio.

Después de 1959 trabajó en la televisión y fue fundadora en 1968 del canal oficial Tele Rebelde en Santiago de Cuba.

Mucho después de su jubilación, actuó junto a su esposo en la telenovela de Mayté Vera Lo que me queda por vivir, que la televisora estatal Cubavisión.

Durante su carrera recibió la distinción por la Cultura Nacional, el Premio Nacional de Radio por la Obra de la Vida, la Distinción Raúl Gómez García y el Primer Premio, junto a Carmen, su hermana, del Primer Festival del Pregón en Santiago de Cuba, entre otros reconocimientos.

Sus restos se encuentran expuestos en la Funeraria de Calzada y K, en el Vedado, La Habana, y posteriormente serán cremados, según la Agencia de Información Nacional (AIN).

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 32 ]

Imagen de Anónimo

     Evidentemente se hicieron comunistas después de la Revolución, no me consta que lo fueran antes... Más que comunistas, se evidencia que se hicieron simpatizantes muy cercanos de la Revolución, que es otra cosa, porque hubo comunistas que se alejaron de Fidel Castro y que están en el exilio (Cabrera Infante, la Microfracción, etc.)... Trabajaron como familia por obtener su reconocimiento como profesionales de la cultura y lo hicieron bien y con interés en lo que hacían: Salvador, Patricio y Yolanda (hija); sin embargo Carmen y Yolanda (las mayores) se centraron más en la vida familiar al cabo del tiempo ... Discutibles algunas opiniones del foro, porque son difíciles de discernir (pero respetables); aunque efectivamente como familia eran conservadores en muchos terrenos (por ejemplo en lo moral), a pesar de su progresía... No estoy en sus cabezas (de la familia), pero todos fueron resultado de sus circunstancias. No robaron, no fueron corruptos, vivían en la más absoluta sencillez y claro carece de justificación que salgan a la calle a reprimir a alguien o que traicionen la confianza de alguien o mientan a conveniencia. Por otra parte, si Yolanda recogía comida en las recepciones en París, qué tiene que ver eso, no la robaba y por otra parte en muchos restaurantes de Estados Unidos te permiten hacerlo o lo hacen por ti y te entregan en bolsa lo que has dejado. En la Casa de las Américas muchos intelectuales lo hacían.

Imagen de Anónimo

4:09 pm, esbirrito pueril e ingenuo que acabas de salir porque aborreces a Cuba, pero como te han lavado el cerebro también a los exiliados. La libertad es decir lo que a cada uno le venga en ganas. Yo no digo que no te guste o estés enamorado de Patricio Wood. Es, o era,  guapo. Los Wood son unos homófobos comunistas recalcitrantes que han hecho mucho daño.  También en los papeles que han represenatado. No quieras tú, que no sabes ni dónde estás parado, a querer implantar reglas y tapar el sol con un dedo. Somos libres. Escribimos, pues, los que nos venga en ganas. Y con los comunistas hasta la tabla, como hicieron los judíos con los hitlerianos. Si no te has dado cuenta, el sistema cubano es nazi, gracias a los amores de tu comandante por el führer. Despierta. Deja tus perretas y de llorar que pareces una parturienta arrepentida.  Qué ningún comunista descanse en paz.

Imagen de Anónimo

Cada vez los comentarios en este dan mas deseos de vomitar. Y muestran el grado de deterioro humano en que han caido buena parte de los cubanos, lo mismo de Cuba que del exilio. Lo curioso es que la mayoria de los habla KK jamas en su vida hicieron nada en Cuba y son unos inutiles que ni en MIami ni en la conchinchina han aportado nada ni al arte, ni a la politica ni a nada. Muchos ni siquiera son buenos hijos o padres. Pero a la hora de hablar kk no hay quien les gane. Stupidity has no limits!!! DEP esta persona por el simple hecho de ser un ser humano.

Imagen de Anónimo

Salvador Wood fue el hombre que pidió en una reunión de la UNEAC que le quitaran la nacionalidad cubana a Jesús Díaz cuando este decidió no regresar a Cuba. Y en efecto, homófobo no sólo él, toda la familia. Yolanda Wood, la que luego recogía comida en un nailito, se preparó para ir a la guerrilla del Ché, con el que luego fue su marido, un hombre de apellido Felipe, que alcanzó altagraduacién en el Minint. Pero la preparación militar para ir con el asesino Ché, era una farsa y se quedaron compuestos y sin novio. Pero ellos querían matar.  

Imagen de Anónimo

Los comentarios ilustran las reacciones que provoca la muerte de un chivatiente.

Imagen de Anónimo

oye aqui no se puede opinar las clarias pagadas del regimen out de cuba te dan un mitin cibernetico al carajo, miren esa gente tremendos chivatones eso lo sabe todo el mundo el viejo el marido con la boina ridicula esa,el hijo otro estupido mas leyendo panfletos y la misma moronga,todos del pcc, y frank fernandez muy comunista pero le encantan la jineteras,lo vi una vez en la disco  del comodoro atras de una titi que no le daba ni la hora yo me hice la mistica le dije maestro que hace aqui y me dijo nada yo soy de carne y hueso y me pago un monton de tragos, se iba y me dijo te dejo en tu casa le dije no la noche es joven y se multiplica para colorear la vida y buscar los fulas y me regalo 50 fulas sin nada lo juro por mis tres hijos , todos estos comunistas vive bien defienden los indefendible y le encantan los placeres mundanos ya esta bueno ya caballero cada vez que uno escribe algo los rehenes de la dictadura te tragan noo es facil lo que se platea como se ponen algunos chivatientes por favor..

Imagen de Anónimo

a quien le ha hecho daño esa familia? por favor un poco de respeto y mas en estos momentos.

Imagen de Anónimo

eres el perfecto zapingonauta cubano, por tal de hablar mierda traes a colacion hasta la jabita de nylon. Que hacias tu en una recepcion de la embajada cubana, chivateando tambien? Y que hacias tu en el cementerio espiando a salvador, chivateando tambien?Bro, metase la lengua en la jabita de nylon y la jabita de nylon por el cul..Hable mierda con fundamento o al menos no dejando de modo tan evidente lo guanajo que usted es!Respeto a esa famlia porque la conozco y lo unico que puedo restregarte en la cara es que ellos hicieron mas bien que mal. Ah, recuerda que aun tienes la jabita en el cul.. no sea que se te quede ahi! 

Imagen de Anónimo

Choteo cubano. Me encanta el comentario acerca de Yolanda Wood en recepciones, en París, con bolsita para llevarse comida. En París la vi acompañando a uno de los escritorzuelos-colaboradores que llegaba desde la isla para dar unos confusos teques sobre literatura cubana y hablar de él mismo y de él mismo y de él mismo, por supuesto. Ella, más que una agregada cultural me pareció una vendedora de pescado de mercado al aire libre. 

Imagen de Anónimo

Salvador  Wood es, además, tremendo homofóbico. Tenía una hermana muy hermosa en Stgo de Cuba, que había sido reina del carnaval y que era lesbiana. La hizo jurar, frente al lecho de muerte de su madre, que cambiaría. Cómo si eso pudiera hacerse. La maltrataba y era un malvado con ella. De seguro era uno de los motivos que lo hacían hacerse el más comunista que los otros, porque se sentía con techo de vidrio ante la revolú que él aún defiende.