Martes, 12 de Diciembre de 2017
14:18 CET.
Literatura

Hypermedia publica 'Última sinfonía', de Ángel Santiesteban

La Editorial Hipermedia ha publicado en papel Última sinfonía, del escritor Ángel Santiesteban Prats, en libertad condicional desde el pasado 17 de julio.

El libro ya está disponible en Amazon. Incluye en primicia tres cuentos escritos en la cárcel que forman parte del volumen Zona de silencio (en revisión), explica en la contraportada el escritor Amir Valle, quien resalta "la violencia humana como tema y eje central de su narrativa" de Santiesteban.

"Desgraciadamente, es cierto que la violencia surge como un personaje permanente en cada historia que nos llega, sobre todo en la cárcel, y nos conmueve precisamente en la medida en que rechacemos esas acciones y actitudes, dígase entre presos o desde los guardias para con los reclusos", afirmó Santiesteban al respecto.

"Los guardias son dados al abuso con los presos, los golpean para saciar cualquier problema personal con su familia o sus superiores, golpear a los presos es un ejercicio para deshacerse del estrés. Y entonces algo nos avisa que allí existe algún material que podemos convertirlo en arte, y porque, en segundo plano, estamos conscientes de que impactaremos a los lectores, de que le daremos una posibilidad de aprender, enterarse de algo que quizás, si uno no lo escribe, no habrá forma de que se recoja para la historia", añadió.

Santiesteban dijo que los cuentos escritos en la cárcel incluyen muchas de sus propias experiencias.

"Cuando llegué a la prisión 1.580 (…) me pusieron en celda de castigo", relató. Aseguró que estuvo 16 días en huelga de hambre, pero los carceleros lo "obligaron a ingerir una fórmula pestilente", mientras lo mantenían "esposados los pies y las manos".

"Cuando lo hacían, yo pensaba que me ahogaría, pues me tapaban los huecos de la nariz para que tragara, y yo los escupía, pero no por rebeldía, sino porque necesitaba respirar. Eso lo hicieron dos veces. Entonces los presos comunes, cuando me vieron entrar y notaron todo la parafernalia y la seguridad en torno a mí, me nombraron Mandela", aseguró el escritor.

"La dictadura adonde último debió llevarme fue a ese lugar, porque reuní mucho material que me irá saliendo por todo el resto de mis días", dijo.

Santiesteban señaló que en 1580 era vigilado por presos que recibían "dádivas" de las autoridades por hacerlo. Sin embargo, también recibió el "apoyo de un grupo de masones y de buenos cubanos" que lo ayudaban a sacar sus textos de prisión "a riesgo de ser sorprendidos y castigados".

"A un preso que me ayudaba, cuando lo descubrieron, lo enviaron para una prisión rigurosa en la provincia de Santa Clara, famosa precisamente por las golpizas que acostumbran a asestar a los reclusos, y ese joven fue trasladado además con la nota en su tarjeta de control que lo catalogaba como 'colaborador de contrarrevolucionarios'. Apenas llegó, lo golpearon salvajemente hasta hacerle perder la conciencia. Tres meses después lo trajeron de vuelta y ya era casi un cadáver", denunció.

Según Santiesteban, en su último año en prisión, durante el cual estuvo recluido en una Unidad de Tropas Guardafronteras, sacaba sus materiales "un día indicado y a una hora acordada, a través de un hueco de agua albañales".

"Del otro lado, lo esperaba una persona que lo llevaba a otra que lo transcribía, y otra lo enviaba hacia Alemania, donde lo recibía Amir Valle", quien los distribuía, explicó.

En el blog de Santiesteban, Los hijos que nadie quiso, aparecieron varios post en los que el escritor reveló abusos como la utilización de los presos como mano de obra esclava.

Ángel Santiesteban, Premio Casa de las Américas en 2006 por su libro de cuentos Dichosos los que lloran, fue condenado en diciembre de 2012 a cinco años de privación de libertad bajo cargos de "violación de domicilio y lesiones", en un juicio lleno de irregularidades.

El escritor ha negado siempre los cargos y ha dicho que fueron fabricados para encarcelarlo por su activismo y sus post contra el Gobierno.

Además de Última sinfonía, Hypermedia ha publicado en papel la novela Libro de la derrota, de María Elena Hernández Caballero. En formato digital, han aparecido desde septiembre de 2014 los libros de ensayo El caso PM. Cine, poder y censura, coordinado por Orlando Jiménez Leal y Manuel Zayas; Elogio de la levedad, de Enrique del Risco; Villa Marista en plata, de Antonio José Ponte; Viaje al corazón de Cuba, de Carlos Alberto Montaner; Vidas en Vilo, de Gustavo Pérez Firmat; El arte de la espera y José Martí: la invención de Cuba, de Rafael Rojas; Las guerras secretas de Fidel Castro, de Juan Benemelis; Veinte años y cuarenta días. Mi vida en una prisión cubana, de Jorge Valls;  Límites del Origenismo, de Duanel Díaz; Filosofía cubana in nuce, de Alexis Jardines, y Kaleidoscopio: La poética de Lorenzo García Vega, de Jorge Luis Arcos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

¡qué joven?

Imagen de Anónimo

Por qué no da el nombre del joven que le ayudó y volvió casi cadáver?

Imagen de Joshua Ramir

Felicidades, talentoso escritor y buen ser humano