Jueves, 14 de Diciembre de 2017
14:04 CET.
Literatura

Richard Blanco visita en Cuba el pueblo de su familia

El poeta Richard Blanco y su amiga Ruth Behar, conocida cronista de la vida de los cubanoamericanos y de las comunidades judías en Cuba, viajaron a la Isla para reclutar a escritores y artistas cubanos para un nuevo sitio web que incluirá escritos sobre la vida en ambos lados del estrecho de la Florida, informa AP.

Después del anuncio de distensión del presidente Barack Obama el 17 de diciembre, "sentí que nunca había sido más estadounidense y cubano, nunca", dijo Blanco. "Como si realmente tuviera dos hogares y amor por dos países", expresó el poeta, quien hizo su primer viaje a Cuba después que el presidente Bill Clinton suavizara las restricciones de viaje en la década de 1990.

Blanco, de 47 años, es hijo de cubanos y nacido en España, fue criado y educado en Miami, donde su madre era cajera de un banco y su padre un tenedor de libros. Alcanzó notoriedad en 2013 al ser seleccionado como poeta inaugural para la ceremonia de toma de juramento de Barack Obama: el primer latino, la primera persona abiertamente gay y el primer inmigrante en tener el título.

Behar nació en La Habana y creció en Nueva York. Fue la editora de Puentes hacia Cuba, una antología que incluyó trabajos de cubanos de dentro y fuera de la Isla.

Esta semana, Blanco y Behar viajaron a la Isla como parte de un esfuerzo para acompañar la reanudación de lazos diplomáticos y económicos con una reconciliación emotiva a través del arte y la literatura.

Después de una serie de lecturas, los escritores dijeron que están emocionados por la respuesta entusiasta de los artistas cubanos que quieren contribuir con su portal bridgestocuba.com. También han decidido enviar contenido mensual directamente por correo electrónico a cubanos en la Isla para solucionar los problemas causados por la falta de acceso a internet.

Ambos poetas leyeron parte de su obra en La Habana y en Cienfuegos, y luego pasaron gran parte del miércoles en El Espartaco, poblado natal de los padres de Blanco, antes de dirigirse a Matanzas.

Las impresiones de Blanco y Behar

Para Blanco, cuya última visita fue en 2009, el viaje sirvió como medición de los cambios en Cuba desde que Raúl Castro lanzó una serie de reformas económicas un año después.

Dijo que estaba sorprendido por una serie de experiencias que nunca había tenido en Cuba: ir a un restaurante tan fino que se sintió mal vestido; ver a dos actores masculinos besarse en el escenario en una obra corta; y escuchar decir a un mesero que un platillo fue eliminado del menú porque un ingrediente no cumplía con las expectativas del chef.

"Por un momento olvidé que estaba en Cuba. Todo se volvió mucho más fácil de hacer", dijo.

Algunos cambios son agridulces. Muchos de sus parientes más jóvenes dejaron la Isla para buscar prosperidad en el sur de Florida, donde él creció.

En El Espartaco y Cienfuegos, donde aún viven familiares de Blanco, el tiempo parece que se detuvo desde la década de 1960. Algunos de los primos del poeta mantenían escondido un cerdo en la azotea de su casa de dos pisos para tener una fuente de comida e ingreso. Ahora el cerdo no está y rentan el cuarto frontal de la casa a un propietario de un negocio privado que vende suvenires a turistas.

El molino de azúcar de El Espartaco, construido por una empresa estadounidense, se cerró hace más de una década, fue desensamblado y vendido como chatarra a una empresa japonesa. Pero el pueblo crece y emigrantes del campo llegan a trabajar en granjas privadas para cultivar arroz, frijol y tubérculos.

Behar y Blanco confían en que vendrán cambios y esperan que ayuden a Cuba en la transición a una economía más sana, sin la desigualdad de muchos de sus vecinos de Latinoamérica y el Caribe.

Los cubanoamericanos y emigrados más recientes, ya son fuente de buena parte del dinero que mantiene a Cuba, tanto por las remesas como por el aporte que han hecho para que sus familiares en la Isla puedan abrir pequeños negocios.

Pero aún hay mucho dolor sin resolver adentro de las familias divididas, dijeron ambos escritores, algo que esperan que la discusión motivada en su sitio web pueda resolver. "¿Se quedará todo en palabras huecas o de alguna forma será significativo?", preguntó Behar.

Blanco dijo que espera que las familias y los gobiernos de los dos países puedan desarrollar nuevas relaciones que lleven a un sistema cubano mucho más sustentable. "¿Cómo?", preguntó, "¿puedes tomar lo bueno de todo, ponerlo todo junto y hacerlo mejor?".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Que descaro!!!!! Y lo mas lindo, cogen a la Iglesia para eso.

Imagen de Anónimo

Entro como artista? Ah, bueno. Agachadito y en silencio. Asi entran ahora, a la patria, que no es su patria.Le ronca los timbales!

Imagen de Anónimo

¿Alguien me puede decir, en buen cristiano, qué significa esta frase dicha por el susodicho: "sentí que nunca había sido más estadounidense y cubano, nunca"? Porfa, si alguien lo averigua, que me avise. Esa, para mí, es senseless. It makes no sense, asere, Richard. Please, no hables español, que dices disparates.

Imagen de Anónimo

Estos viajes son deducibles de los impuestos anuales, en caso de profesores, artistas y otras personas que puedan acreditar "razones profesionales" para ir a visitar, gastar o trabajar en algun proyecto en la isla.

Imagen de Anónimo

"The shrine, on the outskirts of Havana, has an exact replica in Hialeah, Fla. " Así se refiere Behar a la iglesita que hay en Hialeah dedicada a San Lázaro. los edicicios ni se parecen y la iglesia de San Lázaro en Rincón está dedicada a San Lázaro Obispo aunque la población ve en ella a Babalú Ayé.No hay tal réplica en Hialeah.http://www.washingtonpost.com/posteverything/wp/2014/12/18/my-parents-ar...

Imagen de Anónimo

Behar fue parte del diálogo de 1978, ¿o no? Siá, cará.

Imagen de Anónimo

Me parece muy bien. 

Imagen de Anónimo

Y siguen los viajesitos y los proyecticos.