Sábado, 16 de Diciembre de 2017
11:55 CET.
XII Bienal de La Habana

La cruda realidad

A juzgar por su programación y su capacidad para trazar nuevos ejes que rompen la hegemonía centralista de museos o galerías consagradas, la XII Bienal, con su disuasiva, pragmática distinción excluyente (Tania Bruguera), sitúa por estos días a La Habana como una de las ciudades más dinámicas y singulares del mapa internacional.

El desplazamiento así obtenido instala obras en fábricas y zonas industriales desactivadas (Tallapiedra); en casas de familias o en las llamadas comunidades, amén del malecón habanero, donde el visitante se encuentra en un enorme espacio, sinestesia de signos y sonidos para navegar, equívocamente libre, en un contexto, donde parafraseando a Warhol, todo el mundo puede tener quince minutos de sufrimiento ante productos tan hiperbólicos o exuberantes como sutilmente absorbidos por el vacío.

Las muestras colectivas o personales, principales (oficiales) o colaterales ofrecen una fascinante ceremonia de simulacro y homologación con productos del mundo cultural de masas, alegórico locking shocking, donde el riesgo es parte del acierto: gran feria del arte.

Caminando

A la variopinta parafernalia de la creación extranjera —nada del otro mundo—, se suman los artistas nacionales —de adentro y de afuera— con trabajos ya conocidos de los consagrados —solo Fabelo exhibiría novedades a tomar en cuenta—, performances escénicos (El Ciervo Encantado). En La Acacia, galería de primera línea del municipio Playa, uno de los maestros del arte abstracto cubano, Antonio Vidal, junto al emergente Vilmach, exhibe retrospectiva en pulsada estética, donde Vidal lleva la mejor parte, a pesar de los años y ya no estar. O quizás por eso.

El cine La Rampa acogía Cielo, del joven artista plástico Chuli Herrera: 23 cuadros, óleo sobre lienzo, inspirados en fotografías del cielo en diferentes países. También expone los chats e e-mails cruzados, correspondencia que hizo posible la obra. Confiesa haber recibido 80 fotografías a su solicitud en la red de redes. Interesante.

Predominan las video-instalaciones y las esculturas sobre la pintura que retrocede ante los proyectos interactivos (Malecón, Casablanca); están la estética del videojuego y las claves virtuales en espacios ya no físicos, sino mentales. Hay minimalismo, cartelística, diseño gráfico, cubismo, humor negro, ¡animados! Hay malas interpretaciones y material raw presimbólico. Creadores que han perdido su fuerza innovadora (Saavedra) y de carreras meteóricas (Rafael R. Villares) y sobre todo hay una nueva remesa de curadores, que disfrutan trabajar con los artistas, nueva generación de profesionales que ya dirigen galerías y rompen el blindaje de los ya cansados timoneles del Centro Wifredo Lam, esos que han sabido moverse en las aguas turbulentas de la alta política cultural internacional.

Zona franca

La más grande, integradora de las muestras se encuentra en La Cabaña: 115 exposiciones individuales y 20 colectivas, todas de artistas cubanos, procedentes de todas las provincias, en lo que pudiera calificarse como la I Muestra de Arte Contemporáneo Cubano. Y es en Casablanca donde también tiene lugar una de las colaterales que trabaja con la comunidad, sus necesidades y sus expectativas. Ya la reseñaremos con más calma.

¿Y la ciudad?

Para bien o para mal, la capital ha cambiado en estos días de Bienal y fanfarria mediática, atropellada cabalgata de la diversidad abigarrada, excesiva, de diseñadores, artistas audiovisuales, performáticos, arquitectos, creadores de toda laya: ha cambiado y sin embargo todavía sigue siendo la misma criatura incoherente, sin complejos —vive en las ruinas— y observa cómo se puede levantar un edificio de tres plantas en ¡solo 16 días!, en La Habana Vieja, obra plástica y  futura residencia de artistas; cómo no faltan los áridos para las construcciones de Detrás del Muro, la más popular de las exposiciones,  en el malecón habanero. Observa, se indigna y calla.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

El arte DDA : Destruccion, Desgracia y Abandono = Cuba '59 - 2015.