Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
23:38 CET.
XII Bienal de La Habana

Empresario y coleccionista de Miami viaja a Cuba para comprar arte cubano

El urbanizador y mecenas de arte Jorge Pérez, destacada figura del mundo empresarial de Miami, visita Cuba al frente de una delegación de coleccionistas y hombres de negocios que participa en la XII Bienal de La Habana, según informa Telemundo51.

"Voy para familiarizarme más con el arte y la cultura cubana", dijo Pérez. "Es un viaje para conocer el arte cubano contemporáneo".

Pérez informó además que está promoviendo becas de residencia para artistas norteamericanos que vayan a la Isla y para artistas cubanos que viajen a Estados Unidos.

"Es para crear mayor comunicación entre los dos países en una forma no política", manifestó el empresario, que este año también financió becas para la estancia de jóvenes cineastas de la Isla en el Festival de Cine de Miami.

El grupo liderado por Pérez permanecerá en La Habana hasta el 9 de junio y tiene previsto encuentros con artistas cubanos así como participación en el programa de la Bienal y visitas a galerías e instituciones culturales.

Pérez tiene previsto adquirir unas 300 obras de artistas cubanos contemporáneos. La compra de arte es una de las excepciones permitidas dentro de la ley del embargo.

"Es un momento indicado para comprar la obra de grandes artistas contemporáneos cubanos a valores que creo van a subir en un futuro próximo", comentó Pérez, de 65 años, a quien la revista Time coloca entre los 25 latinos más influyentes de Estados Unidos.

Parte de las obras adquiridas pudieran integrarse a los fondos del Pérez Art Museum Miami (PAMM), que está dedicado a coleccionar arte moderno y contemporáneo de los siglos XX y XXI.

El PAMM, inaugurado en 2013, lleva su nombre en reconocimiento a Pérez como principal donante para su establecimiento. La fortuna del empresario, de origen cubano, se calcula en unos 3.100 millones de dólares, según la revista Forbes.

La comitiva de Pérez se suma a otra delegación del Colegio de Abogados de la Florida, que esta misma semana viaja la Isla para explorar oportunidades de negocios tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Al señor de las 11:40 am : Bien demuestra usted la educación que se recibe en las escuelas donde se repite cada día "Seremos como el Ché". Si no está de acuerdo con mi opinión no creo que sea correcto que me llame "imbécil", aunque por supuesto, está usted en todo su derecho. Simplemente le contesto, señor, que Jorge Pérez es un urbanizador y empresario, y no vive de la caridad pública, ni mucho menos del mercado del arte. Según él mismo ha declarado, el arte contemporáneo es su gran pasión, como podría serlo el fútbol, los coches de carrera, o los caballos. Cuando se tienen los medios, como es el caso del señor Pérez, no se necesita ir a Cuba a aprovecharse del momento para comprar unas 300 obras de arte...pero quizás tenga usted toda la razón, y yo no sea más que uno de esos imbéciles que aquí opinan. ( comentario final ).

Imagen de Anónimo

existen cada imbeciles opinando, como el Anónimo - 1 Jun 2015 - 7:14 pm., que piensa usted amigo mio que de la caridad publica se vive, propongale que usted lo mantendra a el y a su familia con los niveles de vida que llevan durante toda la vida y seguro que regalara a cualquier museo su negocio,

Imagen de Anónimo

Visitará a Tania Bruguera ?

Imagen de Anónimo

Entonces al Sr. Pérez le interesa el arte por el valor monetario que va a adquirir en un futuro próximo o por lo que realmente representa desde el punto de vista artístico? Nada que ver con otros coleccionistas americanos como Doris y Donald Fisher ( los fundadores de la marca de ropa GAP ) que donaron su colección al MOMA de San Francisco y colecccionaban por convicción, no para especular.