Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.
Bienal de La Habana

Medio centenar de obras de artistas cubanos y extranjeros invaden el Malecón

La XII Bienal de La Habana transformó este domingo el Malecón de la capital cubana con la segunda edición de la muestra Detrás del Muro, integrada por más de 50 obras y montajes pensados para la interacción con el público, reporta EFE.

Los habaneros, turistas y los numerosos extranjeros que visitan estos días la Isla con motivo de la Bienal caminaron este domingo por un Malecón cortado al tráfico e inundado de propuestas artísticas, como una pista de patinaje sobre hielo pero sin hielo, una playa artificial o un sugerente gran cubo azul para apreciar la realidad con otro color.

Detrás del Muro se propone "convertir el Malecón en un gran evento donde confluyan todas las manifestaciones visuales y donde también se produzca un encuentro y un diálogo: Que el arte dialogue con el público y con el futuro", dijo a EFE Juan Delgado Calzadilla, curador de una muestra cuya primera edición tuvo lugar en la anterior Bienal de La Habana, celebrada en 2012.

En esta ocasión participan medio centenar de artistas locales y extranjeros, entre ellos una decena de estadounidenses y cubanoamericanos, dentro de una bienal marcada también por las expectativas que ha abierto la nueva etapa de relaciones entre La Habana y Washington.

"El momento entre los dos países es fascinante, muy especial", comentó a Efe el artista estadounidense David Opdyke, de visita en Cuba por primera vez y quien se confesó asombrado y sorprendido por la calidez y hospitalidad de los cubanos y los contrastes que ha descubierto entre su ciudad, Nueva York, y La Habana.

Opdyke participa en Detrás del Muro con "Secondary Growth Line Extensión", un viejo poste de teléfonos quebrado y del que nace un árbol, un montaje con el que quiere contraponer los sistemas de la naturaleza con los del ser humano, según explicó.

También los artistas cubanos presentes en Detrás del Muro perciben la nueva etapa de relación entre Cuba y Estados Unidos como un "momento importante", en expresión de Rachel Valdés, quien repite en esta muestra, esta vez con "Cubo Azul", una instalación que invita al espectador a introducirse en una estructura para percibir la realidad del Malecón y el mar desde otra perspectiva.

Un poco más lejos, los paseantes, y sobre todo los niños, pueden experimentar "El parto de la libertad", un sugestivo montaje a modo de tobogán que mira al mar, cuya autora es la cubana Liumidla López.

"Implosión", de Ewerdt Hilgemann; "Primavera", de Rafael San Juan; "Delicatessen", la gran olla de Roberto Fabelo; "Mi energía y yo", de Manuel Mendive; "Resaca", o la playa imaginaria de Arlés del Río (novio de Vilma Rodríguez Castro, nieta de Raúl Castro), y "La esquina fría" para deslizarse con patines de cuchilla, ideada por Duke Riley, son otras de las propuestas.

La muestra fue inaugurada en la tarde del domingo y congregó a cientos de personas en el Malecón habanero, entre ellas caras conocidas como Eduardo Cabra, el "Visitante" del dúo portorriqueño Calle 13, que la recorrió acompañado por su esposa, la cantante cubana Diana Fuentes.

La duodécima Bienal de La Habana, el mayor evento de las artes plásticas de la capital cubana, se inauguró el pasado viernes con la participación de más de 300 artistas y curadores de 45 países y se prolongará hasta el 22 de junio.

El Malecón, intervenido por la Bienal de La Habana

Medio centenar de artistas cubanos y extranjeros participan en la segunda edición de la muestra 'Detrás del Muro'.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.