Viernes, 15 de Diciembre de 2017
14:55 CET.
Artes Plásticas

El pintor Gustavo Pérez Monzón vuelve a exponer en la Isla de la mano de Ella Fontanals-Cisneros

El pintor cubano Gustavo Pérez Monzón regresó a galerías de La Habana tras un cuarto de siglo fuera de Cuba y de la creación, de la mano de la coleccionista cubana Ella Fontanals-Cisneros, según dijo este jueves a la AFP.

"Para mí significa mucho, realmente veo que el gran valor de aquí es no solamente haberme decidido hacer una exposición, sino haber conectado a todas las partes de una manera tan interesante", dijo el artista, uno de los expositores en la Bienal de La Habana, que comenzó este viernes.

Representante de la llamada "Generación de los 80", que significó un parteaguas conceptual en la creación artística cubana, Pérez Monzón se fue Cuba en 1990 detrás de un amor y desde entonces se dedicó a la docencia en México, sin tomar los pinceles.

"Veo que el panorama artístico (cubano) es muy cambiante y con intereses muy diversos. Ahorita hay como un retomar a lo que en otro tiempo fue importante (…) una especie de confrontación de alguna gente que ha desarrollado una obra fuera y regresa, se confronta con las nuevas visiones, de lo que está sucediendo aquí", dijo el artista, de 59 años.

Tramas, una exhibición de 76 obras de Pérez Monzón, abrió el viernes en el Museo Nacional de Bellas Artes como parte de la Bienal, que por primera vez tiene una nutrida presencia de artistas cubanos emigrados.

Las palabras del catálogo son del escritor cubano Néstor Díaz de Villegas, residente en Estados Unidos, quien no pudo viajar a la Isla para la Bienal.

Ese museo conserva cinco obras de Pérez Monzón, dos de ellas en exposición permanente, pero el resto de su creación se dispersó entre amigos, familiares y coleccionistas.

"Estoy muy contento de volver a Cuba (a exponer), estoy muy contento de volver a Bellas Artes", dijo emocionado el pintor abstracto, parco en palabras.

Ella Fontanals-Cisneros, una de las principales coleccionistas de arte contemporáneo, encabeza la Fundación Cisneros-Fontanals (CIFO), con sedes en Miami y Madrid. Descubrió al pintor hace tres años, cuando vio por primera vez uno de sus dibujos, y se propuso reagrupar su obra dispersa.

"Fue una tarea difícil hallarla, pues me decían que él había dejado de trabajar desde los noventa y que vivía fuera" de Cuba, explicó la coleccionista, experta en arte latinoamericano.

El artista denomina "el milagro" el hecho de que Fontanals-Cisneros haya logrado reunir sus obras.

"Gustavo dejará, sin duda, una huella en quienes asistan a esta muestra. Los jóvenes artistas, que tanto han oído hablar sobre él, tendrán la oportunidad de conocerlo a través de su trabajo", indicó la coleccionista.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Amadeus

Qué hace Néstor en la Bienal de La Habana, es algo que entra en el otro catálogo: el del absurdo.¿Una mala traducción de la nota  de prensa; un malentendido, es decir, dije digo, pero era diego; una maniobra de los Bush para fastidiar a Obama; sería Néstor es el que va a abrir la nueva embajada americana? Qui lo sá.

Imagen de Anónimo

Todo esto me recuerda cuando a Osvaldo Fructuoso Rodriguez le negaban el permiso para ver a su madre. Entonces los ataques eran al gobierno inhumano. En cuanto se dió a conocer la noticia de que ya se encontraba en La Habana, con el permiso humanitario, entonces los ataques fueron contra él, junto a todas las descalificaciones y hasta casi le pronostican el mal del que va a morir.  Ahora atacan a este pintor y, de paso, a Díaz de Villegas. Ni siquiera está claro por qué no fué Cuba. Se dice que "no pudo ir", pero no se especifica si fué porque le negaron la entrada, si estaba enfermo o qué. A mí me da igual porque pienso que ningún cubano debe de renunciar a sus derechos, entre ellos ir a Cuba cuando lo estime conveniente.

Imagen de Anónimo

Lo que me ha dejado bizco es Néstor Díaz de Villegas rindiéndole tributo a la Revolución Cubana y por ello a los Castro, pues se sabe que aquello es un régimen totalitario de un solo partido y que todo es estatal. Vivir para ver. Jamás me imaginé semejante bajeza de su parte, semejante caída. Nunca pensé que fuera un admirador del nazicomunismo de la Isla. Lo borro de mis catálogos. Lo aprecié hasta hoy. ¿Cómo se puede caer tanto? Lo que hace la gente por el figurao.

Imagen de Anónimo

Estoy muy de acuerdo con el primer comentario. Los cubanos no tienen verguenza. Deberían aprender de Picasso, que nunca regresó a España e incluso pidió que el Guernica no se expusiera en su país hasta el fin del franquismo. Falta mucha dignidad en el arte cubano, sobretodo ante el problema con Tania Bruguera y El Sexto, los artistas deberían encontrar una manera de manifestarse contra la dictadura. Nada cambiará en esa isla, que seguirá siendo lo que es un basurero de la historia !

Imagen de Anónimo

Anonimo de las 2:41, se dice "marginan", aprende a escribir antes de convertirte en "critico" de arte.

Imagen de Anónimo

Les caen a patadas por el trasero, los margilisan y los desaparecen.Pero ellos quieren seguir de vuelta a la Habana "bailandole" a la dictadura, no tienen verguenza son tanta basura come el "arte" que ellos hacen.Se merecen ser lo que son.