Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Cine

'Lo peor es que aquello nos parecía normal'

El 18 Festival del Cine Francés en Cuba quedó inaugurado el 30 de abril. Este año se ha colado dentro del evento una película cubana... dirigida por un francés.

El reconocido director galo Laurent Cantet nos trae Regreso a Ítaca, que contó con guión del Premio Nacional de Literatura Leonardo Padura, y las actuaciones de Isabel Santos, Néstor Jiménez, Fernando Hechavarría, Pedro Julio Díaz Ferrán y Jorge Perugorría en los protagónicos.

El filme fue presentado por su director el pasado sábado en el cine Charles Chaplin. Al escenario subieron también los actores, muy aplaudidos por el público, parte del equipo técnico y el guionista, que también recibió el aplauso de los presentes y afirmó sentirse muy satisfecho con la película.

El Regreso... no a Ítaca, sino a nuestra Isla, de un cubano que ha vivido 16 años en España, es el pretexto para la reunión de cinco amigos que compartieron su adolescencia y parte de su juventud en Cuba.

Los recuerdos compartidos por esa generación de cubanos que hoy ronda los 50 años de edad difícilmente excluyan las escuelas en el campo, la música de los Fórmula V, Los Diablos Rojos, Joan Manuel Serrat y toda aquella en español que era políticamente correcto escuchar, más la prohibida de The Beatles, The Rolling Stones y toda la que estuviera en inglés. Y como una prohibición lleva a otra, recuerdan la de llevar el pelo largo, pantalones ajustados y leer determinada literatura. Todo lo que implicara diversionismo y penetración... ideológica.

En medio de la risa que les producen esos recuerdos al cabo de los años, uno de los personajes afirma que "lo peor es que todo aquello nos parecía normal... y necesario".

La nostalgia por aquel pasado imperfecto gradualmente da paso a las frustraciones de los protagonistas, la contradicción entre el afán de seguir creyendo y la realidad, los rencores que se guardan entre sí y el que guardan a quienes les inocularon el miedo. Ese "ellos" a que suelen recurrir los cubanos y mantiene la culpa en el aire sin acabar de caer sobre nadie en particular.

Laurent Cantet no recurre a más locación que una azotea, un pedazo de escalera y una reducida sala comedor. Un filme que apenas cuenta con ocho actores y actrices (tres de ellos secundarios y con muy pocos parlamentos), que apenas se traslada de la azotea y transcurre casi totalmente a base de diálogos, solo puede funcionar si hay un guión sólido, los diálogos resultan certeros y, sobre todo, las actuaciones son impecables.

Regreso... cuenta con un guión construido con habilidad y la capacidad de mantener el ritmo, atrapar al espectador y no soltarlo hasta que aparecen los créditos en pantalla. Aun así resulta inevitable la sensación de que repite ciertos estereotipos: un negro en el grupo de amigos, el necesario para que nadie pueda echarlo en falta o criticar el filme por racista. A la vez, el negro es justamente el que no vive de lo que estudió, el que tiene la peor situación económica y además un hijo que roza la delincuencia. Pero, por otro lado, ¿no son justamente las personas negras las de economía más precaria en Cuba, no constituyen el mayor porciento de la población penal? ¿Se aleja de nuestra realidad lo que vemos en esta... Ítaca?

Aun cuando todo lo que muestra Regreso... nos es familiar, la realidad que vemos en pantalla no es una caricatura (a pesar de la risa que causan algunos diálogos), ni un uso barato de estereotipos. Es algo tan difícil de lograr como andar sobre una cuerda floja. Una de las cosas que contribuye a que el filme no se caiga y se estrelle es el trabajo de los actores. Por momentos la sensación es que no están actuando en lo absoluto. Son actores que rondan las edades de sus personajes, cubanos que vivieron (¿padecieron?) toda esa etapa épica y romántica de lo que llamamos revolución: las prohibiciones, el dogmatismo, la anulación de la individualidad en nombre de un futuro mejor y más... ¿justo?

Ya estamos acostumbrados a los excelentes desempeños de Isabel Santos, Néstor Jiménez y Fernando Hechavarría. Ahora, suman otro a sus respectivas listas de magnificas actuaciones.

Jorge Perugorría, tras hacernos esperar años por una actuación que mostrara que lo de Fresa y chocolate no fue casualidad, lo demostró finalmente con La pared de las palabras, la más reciente película de Fernando Pérez. Y con Regreso... lo ratifica.

El rostro menos conocido entre los protagonistas es Pedro Julio Díaz Ferrán, actor de teatro que ha intervenido en algunas coproducciones. Aquí demuestra estar a la altura de sus coprotagonistas y es casi seguro que su trabajo en este filme le abra las puertas de otros directores cubanos y extranjeros.

Al aparecer los créditos en pantalla, los que pudieron saltaron de sus asientos para aplaudir. Otros permanecimos mirando la pantalla, intentando procesar lo que acabábamos de ver, sobre todo el final, cuando Néstor Jimenez (Amadeo) cuenta una historia que algunos podrían considerar tremendista y poco verosímil, si no conociéramos suficientes de la realidad, muy similares e incluso peores.

Antes de la mitad de la película alguien comentó a mi lado que Cuba necesitaba un filme así y comparto ese criterio, solo lamento que haya tenido que hacerlo un francés.

Al abandonar la sala, mientras algunos seguían hablando de las prohibiciones y dogmatismos de esos años de la... revolución, un señor dijo a mis espaldas que esos "errores" (como suele llamarseles eufemistícamente) eran cosa del pasado. Sería posible estar de acuerdo con él, si justo esta película no fuera ejemplo de lo contrario: fue censurada durante el último Festival del Nuevo Cine Latinoamericano.

El hecho de que haya resultado premiada en festivales de Italia y Francia demuestra que Regreso... no dialoga solo con el público cubano. ¿Habrán influido estas credenciales en su proyección en Cuba; lo habrán exigido los franceses como condición para la realización del XVIII Festival del Cine Francés en Cuba? Al respecto, solo es posible especular. Lo importante es que ya se estrenó en La Habana y volverá a proyectarse en el Chaplin hoy, quizás con mayor asistencia de público que el sábado. Quienes no puedan verla en la pantalla grande, pueden buscarla en los bancos de películas privados que la tienen hace meses. 

Ojalá no debamos esperar otros 30 o 40 años por un filme que cuestione lo que nos parece normal ahora: la falta de libertades de prensa, expresión y asociación, la represión a opositores políticos. Y ojalá que ese filme lo haga un cubano.

'Regreso a Ítaca'

Archivado en

Tráiler de la película del francés Laurent Cantet, la cual ha sido retirada de una forma inesperada del Festival de Cine de La Habana.

Comentarios [ 33 ]

Imagen de Anónimo

Ya vi la pelicula. Un clavo mas, aburrido, Padura sigue dandole vueltas a la misma noria sin decir nada nuevo ni señalar realmente a los culpables del desastre. Esos malabares de jugar con la cadena, pero no con el leon, cansan.

Imagen de Anónimo

Para Anónimo, 5 de mayo (10:24 pm). Si usted no envidia a Padura, ¿por qué se siente aludido? Eso se llama proyección y usted lo ha hecho. A mí, créame, me da lo mismo porque, a diferencia suya, no vivo de resentimientos y me alegran –aunque no siempre comparta su forma de pensar– los éxitos de mis compatriotas (dondequiera que estén). Lo que no acepto es el fariseísmo de pretender justificar (y hasta esconder) la mala voluntad (y, ¿por qué no?) ese poco o mucho de envidia de algunos sienten hacia los compatriotas que triunfan en un terreno que para ellos está vedado. En este caso, entiendo que mis palabras le vienen a usted como anillo al dedo.

Imagen de Anónimo

No se preocupe, Anónimo de ls 6:56 am, que despues de pasar del coñazo, ya he visto muchas otras películas, buenas y malas. Para esos son los trailers. Hice como hizo usted para no padecer el Período Especial: prescindí a tiempo y no volví a Itaca ni en sueños.

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 5 Mayo 2015 - 11:09 pm: Ahi esta el "problema ideologico al revés" del Sr. Leonardo Padura, en esa frase que usted cita: "los hijos de puta de siempre nos metieron el miedo en la sangre" Que por ser escritor "realista" y "Nunca" decir quiénes son los hijos de puta, su dramaturgia se desacredita. Claro si dicen quienes son los hijos de Puta (Fidel y Raul) él se jode y se tiene que ir de Cuba y morirse de hambre porque unos euros de Tusquest en Espana no le dan para vivir a todo tren como en Mantilla.

Habria que escribir un articulo que se llame: "Esperando a Padura", para ver cuando llega con la mencion y la representacion de los hijos de putas mayores y que no sean "extremistas" los resposonsables de la mierda de su querido socialismo.

Y yo SI VI  la pelicula, y FELICITENME porque me la eché completa... lo cual necesita mucho rigor de las pupilas !

Anónimo  11:09 am y 2:53 pm y  2:58 pm y de las 10.02

Imagen de Anónimo

Anónimo - 5 Mayo 2015 - 10:02 pm: ¿Podria ser tan amable de explicarnos que tiene que ver la "mediocridad estética" de Padura -según la respetable opinión de Antonio José Ponte- con la película? Y ya de paso: ¿Quién, cuándo y dónde declararon "clásico" a un escrito que usted mismo llama en una oportunidad "texto" y en otro "artículo"? ¡Alumbrenos por favor con su infinita sapiencia!. No me joda, he visto muchas películas buenas con guiones de malos escritores y excelentes películas de "mediocres estéticos". Si quiere le pongo ejemplos, pero creo que no es necesario...

Lo Leonardo Padura no quita lo Laurent Cantet, así de simple.

Imagen de Anónimo

A ver, dos puntos: La película completa está en pelis24 punto com. Al que no le interese o "vea un pedacito" y le parezca un "coñazo", que vea otra.

Coincido plenamente con el comentarista de las 6.56pm. Los que vivimos el "periodo especial en tiempo de paz" (otro eufemismo), o por lo menos yo -porque pocas cosas me joden más que me incluyan en el "nosotros", el "pueblo", la "manada", etc- no me parecia normal. Por eso pedí a mi padre en el 1994 que me reclamara y tiempo después vine para Miami y no pienso regresar nunca.

Eso no quiere decir que no me gustara la película. De hecho me recordó esos tiempos oscuros. Como soy amante de la libertad, entiendo que es una decisión absolutamente personal. Y no pretendo -Dios me libre de ello- que nadie me tome de ejemplo ni paradigma a seguir. Saludos.

Imagen de Anónimo

Ni en la página oficial de Jorge Perogurría aparece un premio Oscar. Cualquier momento se lo dan así también a Leonardo Padura.

Imagen de Anónimo

jorge perugorria es premio Oscar por la actuacion en "la pared de las palabras", lo que pasa es que no vive en eeuu. la mejor frase de "Regreso a Itaca" la dice el ingeniero negro en "los hijosdeputa de siempre nos metieron el miedo en la sangre"

Imagen de Anónimo

No invento nada, anónimo de las 7:53. El programa La mirada indiscreta, en Miami, presenta semana a semana fragmentos de películas cubanas DE ALLA. Parece una sucursal del ICAIC. Lo que vi allí presentado me bastó como "trailer" para ni tomarme el trabajo ni gastar mi dinero en ese bodrio. Me pareció aburrido, tedioso y lleno de eufemismos, tonterías y falsedades históricas. En cuanto al director, ese francés llamado Cantet, no sé quién es ni me interesa ya después de haber detectado su película como absoluto "clavo". Alguien presupone que cualquiera que halle a Leonardo Padura antipático es porque le tiene envidia. Grave error. Nadie puede envidiarle haber escrito el guión de esta insportable película. Su dinero no le envidio, porque francamente, a mí me ha ido muy bien, aunque mi dinero no proviene de la literatura, sino de negocios. Pero en fin, al menos a través de esta película nos enteramos de que aquellos tiempos a Padura le parecían normales. Por algo habrá sido, por algo...

Imagen de Anónimo

Bueno, como veo que aqui opinan con aspavientos y pasiones y no con criterios sobre la mediocridad estética de ese Sr llamado Leonardo Padura, les dejo el texto clasico para esclarecer la maraña falsa de esa escritura: el articulo de Antonio José Ponte que es ya un clasico. Y aprendan a leer, que tienen tiempo: tomen nota ahora:

http://www.diariodecuba.com/cultura/1301305237_1883.html

Anónimo  11:09 am y 2:53 pm y  2:58 pm