Viernes, 30 de Septiembre de 2016
18:55 CEST.
Danza

Bailarines cubanos y escandinavos cierran su cuarta jornada de intercambio cultural

La cuarta jornada de intercambio cultural con artistas escandinavos "Tránsitos Habana" llegó a su fin el domingo, tras más de diez días de actividades.

Para el cierre fue elegida la pieza Crisálida, una coproducción de la compañía cubana Danza Teatro Retazos y Memory Wax, proyecto danzario de los bailarines y coreógrafos Miguel Azcue (cubano residente en Suecia) y Johanna Jonasson.

La pieza vio la luz dos semanas antes, como parte de la jornada inaugural del Festival Internacional de Danza en Paisajes Urbanos: Habana Vieja, ciudad en movimiento. Luego los espectadores han podido verla en la Sala Las Carolinas, sede de Retazos.

La coreografía forma parte además de un proyecto de intercambio cultural conocido como Retazos Evoluciona, que involucra a la compañía cubana y otras de países escandinavos. El objetivo ha sido, desde hace cuatro años, fomentar el desarrollo artístico y la posibilidad de giras internacionales para ambas partes.

Las propuestas de Danza Teatro Retazos, que dirige la Premio Nacional de Danza de Cuba 2012 Isabel Bustos, han validado siempre dos argumentos: el diálogo con el público y la experimentación. Será por su trabajo con la comunidad desde los tiempos en que no tenía local de ensayos o lugar de presentación, y las calles eran su escenario habitual.

Ahora que esos años quedaron atrás, Retazos no olvida sus orígenes y cada año vuelve a las calles. Se trata de una reinterpretación de la danza contemporánea para llevarla hacia la visión de las problemáticas de los seres humanos y sus contextos.

Crisálida vuelve a las relaciones entre las personas mediante la metáfora de lo salvaje e incomprensible. No se trata del uso del movimiento como simple soporte estético. Cada paso trasmite intenciones de polemizar sobre la existencia de los humanos en relación con los entornos que habitan.

No hay rostros visibles, todo es pantomima y simbologías. La danza, aunque presente, se rinde ante la estimulación teatral sin parlamentos, a la soledad y lúgubre melancolía a la que ya Danza Teatro Retazos tiene acostumbrado a su público.

La puesta incluye escenografía (puertas, mesas), pero los bailarines tienen la virtud de mantener enfocados a los espectadores en los lentos movimientos en suspensión de sus cuerpos y los sentimientos que provoca la coreografía.

Danza Teatro Retazos fue fundada hace 20 años por la maestra Isabel Bustos —chilena afincada en Cuba desde 1963— y ha devenido en importante gestor de renovación danzaria en la Isla.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

Tremendo ladrillo debe ser la danza  esta., como todo lo escandinavo.