Domingo, 25 de Septiembre de 2016
00:15 CEST.
Artes visuales

Gotthart Kuppel: Encontrar, escoger, crear

Esas tres acciones constituyen el modus operandi del artista alemán Gotthart Kuppel, y constituyen la esencia del arte que nos ofrece su exposición Figuras negras, inaugurada en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño de La Habana Vieja.

La muestra está integrada por esculturas, fotografías de piezas exhibidas en otras exposiciones, y una performance. El título intenta sugerir a los lectores que está dedicada a África y a los afrodescendientes dispersos por el mundo. Pero aunque estas figuras fueron pintadas de negro por el artista, los seres humanos que representan son los de cualquier parte del mundo, cualquier raza, cualquier religión.

La palabra "esculturas" probablemente haga pensar en piezas talladas directamente por el artista en piedra, madera o metal, o modeladas en barro. Sin embargo, el arte de Kuppel no consiste en dar forma a estos materiales en estado virgen, sino, como afirma la curadora Maricel Nápoles, en: "la paciencia de encontrar, la habilidad de escoger y el don de crear". Su materia prima, por decirlo de alguna forma, son los objetos que ha coleccionado por años. A partir de estos, que pueden ser diminutas figuras de maquetas de ferrocarriles, ropas viejas, calcetines, muñecos, gomas de carro y todo cuanto las personas desechan o pierden, crea composiciones que nos cuentan una o varias historias.

En estas piezas, el título juega un papel tan importante como cada elemento de la composición, por lo que el propio artista recomienda no dar por sentado que se ha interpretado la obra hasta leer el título. Cuando vemos, por ejemplo, el cuerpo que cuelga al parecer del cuello, resulta casi inevitable la asociación con los negros linchados en los Estados Unidos y el poema Extraña fruta, de Abel Meeropol, reforzada por el color de la figura. Entonces, leemos el título "Juegos de cremallera", que tiene el poder de remitirnos a la ingenuidad de la infancia, la temeridad de algunos juegos, colgarnos por la cremallera (o zipper, como decimos los cubanos) y ver si puede sostener el peso.

Aunque Gotthart Kuppel ha coleccionado objetos toda su vida, no fue hasta la década del 90 que comenzó a exponer estas combinaciones que hacía a partir de los objetos que encontraba, como obras de arte. "Mi esposa era pintora, su galerista vino a casa y me preguntó cuántas obras tenía; contesté que no eran obras", recuerda. "Entonces me preguntó cuántas composiciones con objetos encontrados. Tenía más de 20, así comenzó todo".

Kuppel ha sido artista de circo, actor de teatro callejero, guionista de una ópera y "escritor sin éxito", según sus propias palabras. Todas estas maneras de expresarse lo acompañan aún, como vemos en la performance con que comienza la exposición.

No existen barreras entre el arte y este hombre que lleva un inventario mental de cada objeto encontrado y almacenado, a la espera del momento de convertirse en un suceso artístico. Donde quiera que va, Gotthart Kuppel encuentra cosas, escoge con habilidad y crea. En cada exposición, incluye una obra a partir de un objeto hallado en el país. En este caso, la pieza titulada "Diana". Llegado del Primer Mundo, donde todo abunda y se despilfarra, este artista recicla, le devuelve el valor a objetos desechados, cuya vida útil ha caducado, oficialmente. Para nosotros, tercermundistas, Figuras negras constituye una muestra de lo que puede hacerse cuando no hay lienzos, madera, piedra, pinceles…; cuando no hay sino el deseo y la necesidad de crear.

La exposición Figuras negras permanecerá abierta al público hasta finales del presente mes.