Lunes, 26 de Septiembre de 2016
06:09 CEST.
Artes plásticas

En Alamar: Rigo, pintor de 'interiores'

Vive y trabaja en Alamar el pintor Rigoberto Rodríguez Camacho, quien desde 1999 ha realizado una intensa labor artística y docente, con más de 10 exposiciones personales, igual número de colectivas y varios premios en diferentes salones habaneros.

Algo naif, expresionista abstracto, u oficiante del Art Brut, lo cierto es que Rigo, que es como se firma, solo pinta rostros fantasmales, porque dice, ha visto el lugar de su inconsciente, su "interior". Son rostros que vienen de un impulso, una vibración, un latido del corazón.

Así, autorretratos salvajes, experiencias inéditas están presentes en estas sombras clónicas, grises, enmarcadas o contorneadas en trazos negros que las encierran, ejecutadas frontalmente, donde el paisaje está ausente y no quedan espacios sin cubrir: series en blanco y negro o amarillos, magenta, verdes, ocres, sienas cuando se trata de dar color a estos fantasmas atendibles.

No hay redondez en las líneas del pintor, que suelen ser asimétricas, casi geométricas. La figuración de estos seres con los que Rigo entra en combate mítico, dejándoles en soledad y malestares coagulados, apunta a una psicología esencialista, conducta de secesión antes que de participación.

¿Una gramática del dolor?

Obra sincera, testigo de estos tiempos, en su ¿sencillez?, ¿narcisismo?, estos rostros apuestan por "la alta autobiografía", no sin cierta malicia, pues obedecen a imperiosas voces interiores que les convocan a dejar testimonio de sí.

Del pintor alamareño ha dicho el poeta y también artista plástico Pedro de Oraá: "Rigo es un pintor natural, espontáneo, cuyo universo expresivo es arrancado de la profundidad del subconsciente […] Esos retratos de seres imaginados —pero que pueden tener su doble en la realidad—, conforman toda una tipología potencial entronizada en nuestra sociedad. Y quién duda que el pintor ahonda en la psicología fluctuante de sus semejantes para plasmar una nueva visualidad de ese maremágnum antropomórfico que somos…"

"Su pintura es vigente y es original porque testimonia la intemporalidad del ser."

Emoción de mirar

Habiéndose obstinado en pintar lo que quiere o necesita, el artista, en el panorama actual de las artes plásticas en Cuba, está solo. Soledad que le permite ser y expresarse por sí mismo, observar la realidad sin interferencias.

Nacido en Guanabacoa, en 1969, y alamareño por adopción, sus obras se encuentran en colecciones privadas y galerías de México, Irlanda, Costa Rica, Francia, Estados Unidos, Suiza, Canadá, Ucrania, Dinamarca, Polonia…

Como en años anteriores, Rigo participará en la próxima Bienal de La Habana, con sus líneas de sombras sobrepuestas, condensadas, de melancólica resonancia emotiva. Rostros que distinguen su apuesta pictórica de las estrategias de distanciamiento tan en boga para remitirnos a nuevas aristas de ambivalencia, cuyo anhelo esencial no es precisamente la delineación minuciosa de los límites, sino, por el contrario, la revelación de toda frontera como exceso.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Fabuloso , veo rastros de Basquiat, Munch, Chagall y Picasso, pero muy original.

LaMarquesa

Imagen de Anónimo

!Espantoso! Digno de psicoanalista.