Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Cine

'Birdman' gana los Oscar a la mejor película, dirección, guión original y fotografía

Archivado en

La cinta de humor negro Birdman,sobre el mundo del espectáculo, recibió el mayor espaldarazo de la industria cinematográfica el domingo al llevarse el Oscar a la mejor película, informa Reuters.

La historia, del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu, se centra en un actor que fue famoso por un papel de superhéroe y que intenta volver a la industria mediante una obra de teatro en Broadway. Ganó cuatro premios Oscar, incluidos los mejores director y guión original.

El mexicano Emmanuel Lubezki sumó el cuarto, de fotografía, por su original técnica de filmar como si pareciera una sola toma.

Es el segundo año consecutivo que triunfa un mexicano en la categoría de mejor director. El año pasado Alfonso Cuarón se llevó el galardón por Gravity.

El actor Sean Penn fue el encargado de entregar el premio a mejor película y, al abrir el sobre, bromeó: "¿Quién le dio a este hijo de perra su tarjeta verde?".

En su discurso de agradecimiento, González Iñárritu dedicó el Oscar a sus compatriotas.

"Quiero dedicar este premio a mis compatriotas mexicanos, los que viven en México, ruego que podamos hallar y construir el Gobierno que merecemos", dijo el director.

"Y para los que viven en este país, los que son parte de esta última generación de inmigrantes en este país, espero que sean tratados con la misma dignidad y respeto que los que vinieron antes que ellos y construyeron este increíble país de inmigrantes", agregó.

El británico Eddie Redmayne ganó el premio al mejor actor por su interpretación del físico Stephen Hawking en La teoría el todo, quitándole a Michael Keaton, actor principal de Birdman y exsuperhéroe (Batman), la oportunidad de sellar un estelar regreso a la pantalla.

Keaton era uno de los favoritos ya que contaba con varios de los galardones de la temporada de premios.

"Soy totalmente consciente de que soy un hombre con mucha, mucha suerte", dijo Redmayne en el escenario. "Esto pertenece a todas las personas que en todo el mundo luchan contra la ELA", agregó sosteniendo el Oscar. El actor se refería a la Esclerosis Lateral Amiotrófica, enfermedad que padece Hawking.

Cada uno de los ocho filmes nominados como mejor película terminó la noche con al menos un premio, pero fue una ceremonia decepcionante para Boyhood, la obra sin precedentes de Richard Linklater, que cuenta la historia de un niño durante 12 años, y fue filmada con los mismos actores durante ese tiempo.

Pese a sus seis nominaciones, apenas se llevó un premio, el de mejor actriz de reparto (Patricia Arquette).

La colorida y extravagante película de Wes Anderson, Gran Hotel Budapest, demostró ser popular entre los 6.100 miembros de la Academia que votaron en los Oscar, ganando cuatro premios de sus nueve nominaciones, aunque la mayoría en categorías técnicas.

Whiplash, la película independiente del joven director Damien Chazelle sobre un aspirante batería de jazz y su exigente mentor, ganó tres Oscar, entre ellos el de mejor actor de reparto para J.K. Simmons.

Fue el primer Oscar y la primera nominación de Simmons, de 60 años, conocido por sus papeles en la franquicia Spider-Man y la serie de HBO sobre una cárcel de máxima seguridad, Oz.

Patricia Arquette defiende la igualdad de derechos para las mujeres

Fue una noche en la que la polémica por la falta de diversidad entre los nominados de este año fue abordada directamente. El actor Neil Patrick Harris, quien presentó los premios por primera vez, abrió la ceremonia bromeando: "Esta noche honramos a lo mejor y lo más blanco, lo siento, más brillante de Hollywood".

Pero el tema de la raza apareció con un tono más serio también, cuando Common y John Legend fueron ovacionados e hicieron llorar a muchos entre el público al cantar la melodía Glory, de la película Selma, sobre los derechos civiles en la década de los sesenta.

Glory ganó el premio a la mejor canción, el único que recibió la película.

"Selma es ahora, porque la lucha por la justicia ocurre ahora", dijo Legend al recibir el Oscar, refiriéndose a las protestas raciales de los últimos meses en Estados Unidos.

Julianne Moore, cinco veces nominada al Oscar, ganó el de mejor actriz por su papel de una profesora universitaria a quien le diagnostican Alzheimer en la película Still Alice.

"Leí un artículo que decía que ganar un Oscar podía llevar a vivir cinco años más", dijo Moore, de 54 años, al aceptar el premio. "Si eso es cierto, realmente quiero agradecerle a la Academia porque mi esposo es más joven que yo", bromeó la actriz.

Arquette, de 46 años y que ha aparecido en más de 40 películas desde la década de los ochenta, interpreta en Boyhood a una madre soltera que debe criar a dos hijos, además de volver a la universidad y separarse dos veces más.

Al recibir el premio, la actriz realizó una encendida defensa de la igualdad de derechos para las mujeres.

"Es tiempo de tener igualdad de salarios de una vez por todas e igualdad de derechos para las mujeres en Estados Unidos", afirmó.

La cinta polaca Ida, sobre la historia de una joven monja que en la década de los sesenta descubre su origen judío, ganó como mejor película en lengua no inglesa, superando a la argentina Relatos Salvajes.

El estudio Disney se llevó un Oscar por segundo año consecutivo al ganar como mejor película animada con Big Hero 6, la historia de un adolescente genio que forma un equipo de superhéroes tras la muerte de su hermano.

El premio al mejor documental fue para Citizenfour, un trabajo de la directora Laura Poitras sobre el excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden, quien filtró cientos de documentos clasificados sobre programas secretos de vigilancia masiva.

"El sujeto de Citizenfour, Edward Snowden, no pudo estar aquí por alguna traición", bromeó Harris, quien recibió críticas a favor y en contra por su desempeño.