Viernes, 30 de Septiembre de 2016
23:11 CEST.
Música

Pedro Luis Ferrer ayer y hoy

Justamente esta mañana volví a escuchar algunos discos de Pedro Luis Ferrer, alguien a quien considero uno de los fenómenos más interesantes de la música cubana contemporánea, y que, desafortunadamente, es en la actualidad uno de los intérpretes menos difundido en la Isla.

Este guitarrista y cantautor de formación autodidacta y raíces campechanas, ha llevado a sus canciones, con maestría y donaire, el soneto, la redondilla, la décima y otras formas de la poesía. Su talento trasgredió las academias y en su amplia obra podemos encontrar desde sones, guarachas, congas y changüí, hasta piezas de factura clásica para guitarra, preludios, fugas para piano y otros formatos orquestales.

Por la década del 60, Ferrer integró pequeños grupos que sin éxito intentaban profesionalizarse. Luego, comenzó su carrera profesional como trovador en los 70, y grabó su primer LP —Pedro Luis Ferrer—, producción en la que destacan temas como "Mariposa" o "Romance de la niña mala", devenidas piezas antológicas del cancionero popular cubano.

Más tarde, Ferrer realizó trabajos para documentales y filmes de la entonces Sección Fílmica de las FAR. También escribió música para programas televisivos que llegaron a ser muy populares, como Operación Sitio. En aquel momento recibió la réplica del machete de Máximo Gómez y visitó la República de Angola, algunos países de Europa y América Latina.

Pero Ferrer fue madurando como artista y como individuo a lo largo de su carrera.

En los 80, ya los sorprendentes niveles de su lírica lo habían convertido en una suerte de filósofo musical y polemista tenaz. En esta década crea su grupo y graba dos LP Debajo de mi voz y Espuma y arena. Este disco dio a conocer las guarachas "Inseminación artificial" y "Cómo me gusta hablal español", las que se hicieron popularísimas.

Estos temas festivos tenían sus antecedentes en canciones como "Al que le sirva el sayo" y "Son de la suerte esdrújula". Desde entonces, la sátira ha sido uno de los pilares donde Ferrer ha plantado su obra, de un compromiso social y a través de la que expresa las características, el sentir y los anhelos del cubano sin caer en puerilidades ni facilismos.

Los años 90 transcurrieron para él como una suerte de vida artística clandestina. No faltaron las prohibiciones y censura. No obstante, el intercambio subterráneo del público hicieron conocidas sus canciones "Ciento por ciento cubano", "Marucha la Jinetera", "Abuelo Paco", "Él tiene delirio de amar varones", "Amigo palero", "La Habana está poblada de consignas", "Todos por lo mismo", "Cadena de pájaros", "El Caballero de París", etc.

Ferrer viajó varias veces a Estados Unidos y dio conciertos en Nueva Orleans y Miami. Y como hizo su primer disco en el exterior —Ciento por ciento cubano—, acto seguido se editó en La Habana, sin su consentimiento y siendo tratado como un artista ya fallecido, un disco con material de archivo y grabaciones de los 80, bajo título de Lo mejor de Pedro Luís Ferrer.

En 1998, Ferrer se presentó con su hija Lena en escenarios de Alemania y Suiza, y firmó un contrato de exclusividad editorial y discográfica con la compañía Harbour Bridge. El año siguiente en una gira por Estados Unidos, promocionó su nuevo disco, Pedro Luis Ferrer, con la compañía Caliente Records. En este mismo año, en el mes de agosto, después de más de diez años sin presentarse en la Isla, ofreció dos conciertos en sala Avellaneda del Teatro Nacional de la Habana.

El nuevo siglo ha sorprendido a Ferrer cultivando una obra musical tan fecunda y controversial como arraigadamente cubana. Sus CD Rústico y Natural —divulgados por el sello Escondida de Ultra records en 2005 y largas estancias de conciertos en Europa—, mantienen en activo a este artista del que apenas podemos disfrutar en Cuba.

Aunque no fue totalmente catalogado de disidente —no hubo razón para ello—, en los 90 cada actuación suya terminaba en una discusión con funcionarios administrativos, políticos y policías, pese a ser eventos organizados por las instituciones culturales.

Hoy, amén de "la apertura", se escuchan algunas de sus canciones en la radio, o como tema de algún programa de televisión. Radio Taino pasa alguno de sus temas nuevos. Pero sigue habiendo una subliminal censura con este artista cuyo discurso no le agrada a "ciertas gentes".

Mientras tanto yo escribo este artículo, y de vez en cuando pongo sus discos, y se lo recomiendo a amigos y a vecinos. Así, de algún modo contribuyo a difundir la excepcional obra de este grande de la música nacional, que no circula mucho en los medios, porque como dice en uno de sus textos:

…mi padre fue fidelista,

yo no tanto como él

yo no tanto como él…

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

A Pedro Luis Ferrer lo considero una persona de gran cubania con la que es posible pasar un gran rato. Lo he visto varas veces la primera vez en unos carnavales en Santa Clara en el 1967, cuando aquello (mucho mas delgado) tenia un  grupo (Los Dada?) que me recuerdan algo como Jimmy Morrison & The Doors. Despues ya aqui en el EXILIO lo vi un par de veces mas cuando propocionaba su disco Ciento por Ciento... Un gran artista que piensa con su cabeza y que desearia grandemente vivir en otras circunstancias. Ojala su vida y la de sus coterraneos MEJORE.

Imagen de Anónimo

Un ejemplo de coherencia, auque allá por los 80 hiciera ala canción Artilleras, bueno cualquiera se equivoca, gran guarachero, trovador y exelente ser humano. Arriba maestro

  

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Coño, el Anónimo - 16 Feb 2015 - 11:03 am no perdona. Por cierto, tanta gente inteligente en este foro y no saben como crear una simple cuenta, aunque sea con un pseudonimo?

Imagen de Anónimo

Descendiente de familia  "COMUNISTA DURA"    y  apoyado por las agencias artisticas que tienen los "OFICIALES  DEL  MININT  Y EL DEL EJERCITO"  en españa y en todo el mundo....

Imagen de Anónimo

Leopildiba Ñúnez. Semi autodisecto. Change the keyboard.

Imagen de Anónimo

Una estrella de la guaracha! De lo mejor que ha existido en Cuba de los 70 hacia acá.

No se puede hablar de la música cubana sin mencionar a Pedro Luis. Su título ¨Espuma y Arena¨ es excepcional. 

Otro talento opacado dentro de la isla por los mafiosos Castros.

Imagen de Anónimo

Mi admiración para Plf, eres muy grande!!!!

Imagen de Anónimo

Asi pasa en Cuba, con todo el que se atreva a decir la verdad!!!

Tengo el Privilegio de haber conocido a Pedro Luis Ferrer, personalmente, cuando estubo de visita en Nueva York creo que en una fecha entre 1998 y el 2,000, tremenda persona y ecepcional Musico, quisiera volverlo a ver a el y a sus muchachos!!!

Imagen de Anónimo

Gracias Dariela, por este recordatoriode uno de los grandes de la música cubana.

Pedro Luis Ferrer ha sufrido todas las presiones imaginables e inimaginables de la seguridad del estado y tiene la consigna de muchos artistas cubanos residentes en la Isla: "que se vayan ellos", los que han desbaratado el país, agregando, no me salgo de mi  país, de miambiente natural. Debe decirse también que Pedro Luis nunca ha hecho declaraciones públicas fuera ni dentro del país a favor de la política oficial, y baastante que ha tocado al mono en sus canciones, desde a los responsables hasta el descalabro. Nosotros somos los que no los estamos perdiendo por la mediocridad y censura del gobierno cubano. 

Imagen de Anónimo

Muy buena reseña para un grande de la música popular cubana. Mucho a sufrido Pedrito el comunismo y el castrismo en su propia piel; pero sigue ahí trabajando duro y cultivando su obra.