Martes, 27 de Septiembre de 2016
16:54 CEST.
Cine

Visiones de guerra

Son muchas —miles— las anécdotas y cuentos de horror que atañen al llamado Período Especial en Cuba: en realidad la contienda declarada del Estado y gobierno "revolucionario" cubano al pueblo, con sus medidas de "guerra en tiempos de paz".

De entre las diversas, truculentas historias que señorean en el imaginario popular, el director de TV y videasta Lilo Vilaplana selecciona quizás la más noble: comer carne de gato. Este plato nada tradicional de nuestra cocina, que constituyó una de las tantas formas de evadir o paliar la hambruna devastadora de esos años críticos y mal llamados del "período especial" —que para algunos aún son realidad latente—, es motivo y excusa de su más reciente corto de ficción, La muerte del gato.

Un elenco de actores de primera línea, muy conocidos y admirados en su país, le secundan en esta aventura autoral, rodada en apenas dos días en escenarios naturales de Colombia. Actuaciones, música y fotografía dan vida a esta tragicomedia (humor negro folclórico) sobre la década de los 90 en la Isla.

Vivido y sentido por quienes lo padecieron en carne propia, estos años de conciencias violadas por los inquisidores —de éxodo masivo y muerte en el Atlántico— ahorita se convierten en culto merecedor de varios largometrajes, obras sinfónicas y de toda índole, textos exaltados y herejes. Así, el corto de Vilaplana resulta tanto una declaración de amor como de transgresión y disidencia.

Merecedor de varios premios internacionales, La muerte del gato camina en la isla-cárcel subrepticiamente en el "paquete" (impermeable, dicen, a la política) y de mano en mano en memorias flash. Para sorpresa de su creador, el corto está siendo exhibido en numerosos festivales de cine, incluido Cannes. Vilaplana hizo una pequeña y emotiva dedicatoria filmada para su exhibición pública (por primera vez en Cuba) en Estado de Sats.

Su proyección es el primero de una serie de eventos programados para este año, dirigidos a revitalizar el espacio que en 2014 casi colapsa por los acosos policiales a los asistentes. Esta ventana dedicada al cine contemporáneo cubano reinicia con buen pie bajo la habitual batuta y dirección de su artífice, Ailer González.

Cine a Toda Costa, espacio cultural de Estado de Sats dedicado especialmente al cine nacional censurado, reabre así sus puertas después de un largo retiro espiritual, ante un público numeroso, donde se dejaron ver varias activistas del movimiento Damas de Blanco.

El cortometraje fue proyectado con la exclusiva dedicatoria de su autor al escritor Ángel Santiesteban, autodeclarado prisionero de conciencia, quien pudo ver el filme de su amigo en la ínfima pantalla de un celular, cuando su hijo se lo llevó a la cárcel. A este homenaje se unía la presencia simbólica del grafitero Danilo Maldonado (El Sexto), también preso político desde el pasado 25 de diciembre.

Irónica, trágica, La muerte del gato trasciende el ambiente local, la inmediatez ciudadana, el simple acto de denuncia amarga para legitimar la rebeldía de hombres y mujeres comunes que a su manera, no exentos de ingenio y astucia criollas, enfrentan soplones, acoso policíaco y "solucionan" con el gato de la vecina, presidenta del CDR, la sistemática y prolongada falta de proteínas.

Proposición ética, crónica política, desafío a las autoridades de quienes tienen una larga vida detrás y una larga esperanza delante, en convenio de verdades y no de la verdad, en sitio destinado a la espera, el no lugar.

'La muerte del gato', un corto de Lilo Vilaplana

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

el verdadero arte de hoy, dada las circustancias, y mas desde creadores cubanos, no puede ser otro que realista, sucio, directo, cruel, grosero, bien bien bajito... da igual desde donde se produzca, porque es lo que nuestra realidad sucia, grosera e infame se merece!!

Imagen de Anónimo

La evidencia y lo vulgar no son arte, es otra cosa. Realismo sucio, nada nuevo, y desde lejos...MENOS

Imagen de Anónimo

Me gusto mucho!! real, arriesgado y de matiz disidente. lo mejor que tiene es que todos sus actores son bien conocidos y queridos en cuba. es admirable que se incorporen en proyectos como este!  

Imagen de Anónimo

Que dios me perdone pero yo tengo una tia asi.

Imagen de Anónimo

Esto está "volando" de manos en manos cubanas dentro y fuera de la isla-carcel como polvora,por Facebook limitado a amigos,publico,por privados y por todas las formas habidas

TºMªs

Imagen de Anónimo

EXCELENTE!!!! Bien por Lilo Vilaplana y por Estado de Sats.....Estas son las cosas que creo hay que apoyar. Reconozco que un tiempo estuve reticente y desconfiada, hoy todo mi apoyo.