Viernes, 30 de Septiembre de 2016
01:27 CEST.
Teatro

Broadway, Habana, 'Rent'...

"Hoy es Navidad",  canta a modo de villancico el coro de la puesta en escena de Rent, el musical de Jonathan Larson que estará presentándose en el teatro habanero Bertolt Brecht desde su estreno anoche hasta marzo del 2015. El trabajo coral, los canons, están tan bien acoplados que pareciera, por momentos, que del bullicio de una gran ciudad, se puede obtener, realmente, música.

Nueva York de los 90 es muy parecido a La Habana de los 2000. Los personajes no parecen disfrazados, sino a la moda. Sus movimientos son de quienes están acostumbrados a la velocidad. Hay actuación sin pose, aun cuando hay travestis, gays, lesbianas, heterosexuales malos, buenos y gente sola. Las actuaciones en el Brecht desmitifican la superficialidad que siempre ha perseguido al musical en Cuba y hacen que regrese, después de 50 años, evolucionado, sin residuos del bufo o de la bufonada.

Simple. Una obra a la que no le hace falta recurrir a estereotipos para que pueda ser cubana.

Pero, ¿qué es hacer un "gran" espectáculo aquí?, pregunto a William Ruiz Morales, quien junto a Alina Ricard se han encargado de la coordinación de la producción en Cuba.

"Es involucrar a mucha gente en un proceso de trabajo, es aprender a trabajar en otras dimensiones. Es un proceso largo de aprendizaje. Aquí ha habido entrenamientos vocales, entrenamientos de danza. Lograrlo es entrenarse en un nuevo sistema de hacer las cosas", responde.

Quizás Roger Davis, en la voz de Josep Rafael Puentes, no gustará tanto como Joanne Jefferson incorporada por la cantante lírica Laritza Pulido García. Quizás, Joanna Gómez como Mimi Marquez representará bien su personaje, pero no tanto como la ráfaga de sensualidad que fue el rol de Maureen Johnson por Zammys Jiménez Denis, al cabo de veinte minutos de empezada la obra. O el papel de Angel Schunard, por Luis Alberto Aguirre Sarmiento, se llevará buena parte de los aplausos con la caracterización de un travesti neoyorquino que amó e hizo que lo amara Tom Collins, representado por el barítono Reynier Morales.

Quizás, como dijera una profesora de solfeo que, arrastrada por la curiosidad, se coló en el preestreno para la prensa, los artistas y los amigos: "Por momentos los acentos melódicos no coinciden con los acentos vocálicos, y eso hace que las composiciones no sean óptimas. Es un problema de arreglos, pero también pudiera ser un problema de la traducción. Sin embargo, el trabajo hecho con los coros es asombroso".

Quizás era muy buen audio para una sala tan pequeña.

Quizás el tema "Alquiler", por ser uno de los primeros en la obra, no tuviera tanta fuerza como "La Vie Bohème" o "Tengo tanto", cantados sobre la mesa dispuesta como en una última cena de los raros, los hambrientos y los pobres traspolada a la Habana.

Pero no es un espectáculo mediocre. Al contrario.

A partir de Rent el musical en Cuba tendrá que comenzar a hacer castings rigurosos —si es que quiere competir— para que resulte que un tango bailado por una cantante tenga la misma fuerza que el gesto o la vocalización; o que con las coreografías transcurran 365 días en casi dos horas de espectáculo sin que la gente se desespere o se aburra. 

No tuvo que recurrir al desnudo, al coqueteo político o al chiste gratuito para retener al público. Y la banda en vivo, además de mostrar su virtuosismo, evitó doblajes y cualquier desfasaje técnico.

Gracias a Habana Broadway, Nederlander Worldwide Entertainment LLC, el Consejo Nacional de las Artes Escénicas de Cuba, Andy Señor Jr. en la dirección artística y la puesta en escena, o a cualquiera que haya sido el responsable, La Habana recibe con Rent un buen regalo de Navidad en el teatro.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de caramelo

Figueras baila la musica que le toquen y la musica que se oye es la danza de los esclavos de autoria y factura revolucionaria;duena del viento y de las mareas,rectora de la falsa moral,pero ese es nuestro vino y ese nuestro camino,esa nuestra tarea y ese nuestro destino.

Imagen de Anónimo

Esperen un muciscal sobre la Marcha del Pueblo Combatiente...Ay no! Verdad que esa se prohibió cuando el compositor se "marchó" de la Patria Entera Embravecida; y eso que no la veía desbaratarse....

Imagen de Reinerio R.P.

 A ver si no se cae la sala alternativa, y no me refiero al calor o al desastre que solo Marvin supo sostener y levantar contra viento y marea. Hablo de Figueras, el abanderado y censor del partido. Quisiera verlo bailando y rezando al son de la veleta.  Rey.