Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
13:35 CEST.
Ensayo

Hypermedia publica en formato digital 'El arte de la espera', de Rafael Rojas

La Editorial Hypermedia ha publicado en formato digital El arte de la espera, del historiador y ensayista exiliado cubano Rafael Rojas.

Ya está disponible en Amazon. Hypermedia lo ha enviado además a la Isla, como ha hecho antes con El caso PM. Cine, poder y censura, coordinado por Orlando Jiménez Leal y Manuel Zayas; Elogio de la levedad, de Enrique del Risco, y Villa Marista en Plata, de Antonio José Ponte.

El arte de la espera, editado en papel por Colibrí en 1998, recoge artículos escritos entre 1994 y 1996.

"Eran los años de la estampida de los balseros, de la saturación del discurso de la 'identidad nacional' en la esfera pública oficial, del colapso del socialismo real y de la asimilación de la filosofía postmoderna", explicó Rafael Rojas a DIARIO DE CUBA. "La coyuntura de aquella década marca el sentido de los textos por medio del diagnóstico de lo que entonces imaginaba como la descomposición final de un orden político y la desproporcionada expectativa de una transición democrática en Cuba".

"Como hoy constatamos, la transición no fue y no será, ya que, de producirse, no sería nunca el tránsito desde un orden comunista como el que subsistió hasta 1992", consideró.

"En los últimos veinte años en Cuba se ha dado la paradoja de una no transición, es decir, no se ha pasado del antiguo régimen comunista a otro de mercado y democracia, como en Europa del Este. Y sin embargo, el antiguo régimen ya no es el mismo. Lo que ha cambiado, en Cuba, no es la Revolución, que dejó de ser desde que se institucionalizó en los setenta, sino el antiguo régimen. Hoy tenemos un capitalismo de Estado, con elementos post-totalitarios, que entonces veíamos, equivocadamente, como el punto de partida de una democratización", dijo el historiador.

Opinó que, aun así, "en varios ensayos del volumen, como los dedicados a la crítica de la historia oficial y del discurso de la 'identidad nacional' o, específicamente, en los titulados 'Entre la Revolución y la Reforma', 'Del espíritu al cuerpo de la nación' o 'El arte de la espera', había un escepticismo que adelantaba la subsistencia y hasta la reconstitución del régimen que hemos vivido en las dos últimas décadas".

"Hoy mi crítica prefiere dirigirse a otros escenarios y otros sujetos y mis lecturas son diferentes, pero sigo suscribiendo el cuestionamiento a la historia oficial, al fetichismo de la Revolución, a la mitología nacionalista y al régimen de partido único y control gubernamental de sociedad civil y los medios de comunicación, que se leen en ese primer libro", precisó.

Esperando 'la democracia, el estilo y la memoria'

A una pregunta sobre cómo espera que sea recibido el libro en Cuba, el ensayista opinó que tal vez "el lector joven (…) encontrará algunos de estos ensayos un tanto arcaicos".

"Los modos hegemónicos de la esfera pública, que se discutían en El arte de la espera, han cambiado. En aquella época, los argumentos postmodernos y multiculturales servían para impugnar el marxismo-leninismo y nacionalismo revolucionario oficiales. Hoy, en buena medida, la multiculturalidad, el postmodernismo y el discurso de la 'diferencia' o la 'diversidad' son tópicos del lenguaje del poder. Solo los textos que cuestionan directamente el régimen político o constitucional o los que insinúan algunas pistas de la historia intelectual, que desarrollé luego en Isla sin fin (1998), Tumbas sin sosiego (2006) y Motivos de Anteo (2008), podrían tener alguna vigencia", opinó.

"Pero El arte de le espera es también, desde la Introducción 'Cuba entre paréntesis', una reflexión sobre los límites de la intervención de un intelectual exiliado en la esfera pública nacional y, por tanto, una crítica de la fragmentación de dicha esfera, de su campo intelectual y de la opacidad y el escamoteo a que los someten los poderes fácticos en la Isla o en la diáspora", matizó Rojas.

"En ese sentido, el libro está anclado al presente, ya que, a pesar del internet y las nuevas tecnologías, la condición fantasmal del intelectual exiliado sigue reproduciéndose. La lógica del paréntesis sigue rigiendo nuestras intervenciones, a falta de una verdadera interlocución con la ciudadanía de la Isla y los nuevos públicos que la constituyen", razonó.

El lector "también percibirá el empeño de articular públicos desde la distancia, es decir, desde el exilio, que es, en resumidas cuentas, el propósito de El arte de la espera. Un libro escrito a la espera de muchas cosas, pero sobre todo de tres: la democracia, el estilo y la memoria", concluyó.

La obra de Rojas forma parte de 14 libros de ensayos escritos en el exilio que publicará Hypermedia por considerarlos "fundamentales en la historia cultural y política de Cuba".

Rojas —profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas de México y de la Universidad de Princeton— ha publicado además José Martí: la invención de Cuba (2000), que editará Hypermedia próximamente; Cuba mexicana. Historia de una anexión imposible (2001, Premio Matías Romero), y La escritura de la independencia. El surgimiento de la opinión pública en México (2003).

Por Tumbas sin sosiego. Revolución, disidencia y exilio del intelectual cubano (2006), recibió el Premio Anagrama. En 2009 ganó el Primer Premio Isabel de Polanco de Ensayo, concedido por la Feria del Libro de Guadalajara, por su obra Las repúblicas de aire. Utopía y desencanto en la Revolución de Hispanoamérica.

Sus últimos libros son La máquina del olvido. Mito, historia y poder en Cuba (Taurus, 2012); La vanguardia peregrina. El escritor cubano, la tradición y el exilio (Fondo de Cultura Económica, 2013) y Los derechos del alma. Ensayos sobre la querella liberal-conservadora en Hispanoamérica (Taurus, 2014).

Hypermedia mantiene abierta, por otra parte, la convocatoria de su Premio de Reportajes 2015, concurso dirigido a promover ese género narrativo y periodístico.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Qué fácil te delatas "Timoteo". En ese libro de Rojas lo que menos hay son diagnósticos. Se ve que no lo leíste y que tu afán de descalificar a Rojas es mayor que cualquier otra cosa. Los principales ensayos de ese libro, en la primera parte "Vaivén de la memoria" y la segunda "Estertores de la nación", son históricos y filosóficos y no contienen diagnósticos. Sólo en la última parte los hay y yo no les llamaría diagnósticos sino buenos deseos, que se resumen en una palabra, democracia. 

Imagen de Anónimo

Muy bueno ese libro...en su momento. Al leerlo ahora debe cambiarsele el titulo y llamarse: "AY QUE ME EQUIVOCO" o "EL ARTE DE ERRAR". Todos los pronosticos que aprecen alli sobre lo que iba a ocurrir...estan errados. Rojas se ha convertido en un Walter Mercado de la letras cubanas !

Timoteo de Atenas

Imagen de Anónimo

Es el hermano de Fernando Rojas, Viceministro de cultura?, paradojas de la vida, todos tenemos una piedra en el zapato

Imagen de Anónimo

Felicidades a Hypermedia por esta iniciativa. "El arte de la espera" de Rojas es un ensayo vigente, que deben leer quienes se interesen en la cultura y la política en Cuba.