Sábado, 1 de Octubre de 2016
01:17 CEST.
Artes plásticas

'Quisiera ser Wifredo Lam… (pero no se va a poder)': Fla­vio Garciandía en La Habana

El Centro Wi­fredo Lam de La Habana acoge una muestra antológica del artista cubano Fla­vio Garciandía que podrá verse a partir de este viernes 21 de noviembre.

Bajo el título de Quisiera ser Wifredo Lam… (pero no se va a poder), y con curaduría de Cristina Vives, se exhibirán más de 60 obras, (pinturas, dibujos, ins­talaciones y vídeo) que van desde el fotorrealismo de la década del 70 hasta sus piezas más recientes, creadas específicamente para esta exposición.

"Se trata de una selección precisa, a la vez contenida y actualizada, de obras que pueden considerarse claves para entender su carrera", expresa Vives en las palabras de presentación, indicando que se trata de "un recorrido selectivo por los momentos cruciales de una historia que es mucho más amplia". 

La obra de Flavio Garciandía (Caibarién, Cuba, 1954) "constituye referencia y plataforma conceptual imprescindible para entender el arte contemporáneo cubano", subraya la curadora, quien es autora del libro I Insulted Flavio Garciandía in Havana (Turner, Madrid, 2009), el cual constituye la mayor investigación realizada sobre el artista hasta la fecha. La exposición es el resultado de esa investigación y su actualización.

Reconocido internacionalmente tanto por sus obras como por su magisterio ejercido en el Instituto Superior de Arte (ISA) durante la década del 80, Garciandía es un "artista versátil en extremo, sin perder los asideros conceptuales de su personal investigación y su postura postmoderna", opina Vives.

Con carácter excepcional, el Museo Nacional de Bellas Artes ha prestado obras del artista pertenecientes a la colección permanente, entre ellas el óleo Todo lo que usted necesita es amor (1975) que sale de las salas del Museo Nacional para "encontrarse de frente y por primera vez" con el otro Retrato de Zaida (en ocasiones conocido como Sonata, 1973) que Garciandía pintara de la artista Zaida del Río.

Asimismo, podrán verse piezas de 1982 y 1986 que corresponden a su período de investigación sobre el kitsch y la cultura popular vernáculos. También habrá una sala dedicada a sus conocidas pinturas "abstractas" de frijoles blancos, negros y coloraos que según la crítico de arte Lupe Álvarez "hablaban más del cuerpo que del espíritu".

Otra de las salas mostrará la serie Tropicalia (1988-1992), con la que "el artista elevó su sentido del humor a niveles insospechados y convirtió los símbolos ideológicos del período socialista en una suerte de carnaval de sexo y jungla. Ambas series de frijoles y brillantina coincidían con los años del colapso del socialismo europeo y, en consecuencia, el colapso de su estética política", subraya Vives.

Finalmente, dos salas se dedican a parte de su producción más reciente, con proyectos de carácter performático y vídeo.

La inauguración será este viernes 21 de noviembre, a las 7:00 pm, en el Centro Wi­fredo Lam (San Ignacio No.22, esquina a Empedrado) en la Habana Vieja. La muestra podrá visitarse hasta el 6 de febrero de 2015.