Viernes, 30 de Septiembre de 2016
19:50 CEST.
Música

«Impregnado de los ambientes y el pulso de La Habana»

Norte, Sur, Este y Aquel es el nuevo disco de Vanito Brown ("álbum", me aclara él) o el primero si nos atenemos a un tecnicismo estricto: luego de haber debutado en 1994 con la banda Lucha Almada, ser fundador y una de las cabezas más visibles y persistentes de ese hito de la música cubana reciente que ha sido el proyecto colectivo Habana Abierta y de poner a circular unas cuantas maquetas, este es la primera grabación publicada oficialmente bajo su exclusiva autoría.

Y algo tiene de eso y no lo digo porque contiene una nueva versión de una canción que ya apareciera en Vendiéndolo todo, aquel disco que grabara con Alejandro Gutiérrez y el resto de Lucha Almada. Norte, Sur, Este y Aquel, proyecto producido y publicado con la disquera cubana Bis Music, tiene la frescura y el ímpetu de un primer disco y la sabiduría discreta de un disco de madurez, con el atractivo adicional de estar acompañado por algunos de los mejores músicos cubanos de la actualidad, de esos que apabullan al público un festival de jazz tras otro.

De modo que aprovecho la propuesta de DIARIO DE CUBA de entrevistarlo para reanudar un diálogo que ya dura más de 30 años desde aquellos tiempos en que conspirábamos en el preuniversitario para urdir una parodia de la entonces omnipresente  "We are the World". Solo que ahora "we are not those children".    

Justo tu nuevo disco Norte, Sur, Este y Aquel aparece a los 20 años de tu debut discográfico con el Vendiéndolo todo de Lucha Almada en 1994. ¿Qué hay en común entre haber hecho aquel disco y este? ¿Cuáles son los cambios más obvios y los más sutiles que notas en ti?

Desde hace ya bastante tiempo prefiero usar el término álbum. La diferencia fundamental y nada sutil entre este y aquellos es que esta vez se trata de un trabajo en estricto solitario, con todas las canciones, salvo "Pawapachar", mano a mano con Medina de mi autoría; sin Ale Gutierrez ni Habana Abierta.

Tiene en común con aquel de Lucha Almada el haberlo grabada bajo el mismo sello discográfico que entonces, Bis Music; y el pop, la fusión, la nueva canción… Pueden presentirse en él 20 años de carretera y experiencias de todo tipo a cuestas.

¿Qué de nuevo sentías que tenías que decir en este nuevo álbum que no habías dicho en los anteriores?

Tenía que decir cosas como: "ya comprendí que entre negro y blanco no solo habrá gris"; "cambios, por ahí vienen cambios, por supuesto cambios, nada nuevo en fin"; "gracias novia mía"; "Vamo’ a sentirnos chévere"; "Fiesta (…) tómatelo suave (…) positivamente brother"… Y cosas así que están ahí, temas y asuntos que  más bien no vinieron a cuento en los discos en que participé, por razones de tiempo y espacio, siendo discos de varios autores, compilatorios, colectivos.

Basta escuchar este álbum para darse cuenta de que contó con músicos de primera línea. ¿Quiénes fueron? ¿Cómo fue la experiencia de tocar con ellos?

Había conocido y tocado un poco con el percusionista Yaroldi Abreu en 2012. Al año siguiente él, Gastón Joya y Rodney Barreto, bajista y baterista respectivamente, estaban de gira con Chucho Valdés por España como los Afrocuban Messengers. Era domingo de paseo en la playa de Mundaka, País Vasco. Nuestro amigo en común Yuro Leiva, al tanto del proyecto, me sorprendió con una llamada al móvil desde Madrid para ponérmelos al teléfono. Ellos me dijeron sin más su interés y su disposición de acompañarme, que les contactara al llegar a La Habana.

Significaba demasiada suerte poder contar con ellos, me costaba creérmelo. Pero casi simultáneamente, configurando el plan de grabación, Maykelito Bárzagas me preguntó al chat con qué músicos querría grabar, a quienes tenía previstos, pues él podía hablar y traerme a "los mejores". Se trataba de los mismos. Volé a La Habana.

Cuando llegué al estudio y vi que Yaroldi había dejado todo un cargamento de instrumentos allí "para grabar con Vanito" ya no tuve dudas de que grabaría con la mejor formación base del momento en Cuba. Yo llevaba 10 maquetas trabajadas larga y arduamente. Se sumó Tony Rodríguez al piano y sucesivamente todos los demás músicos. Se trató de poner en manos de ellos la ejecución de los arreglos, la interpretación de las intenciones que contenían las maquetas, que para mi orgullo les encantó a primera escucha. Ellos se las apropiaron como esperaba lo hicieran, y ya ves el resultado.

¿Por dónde andan ahora tus búsquedas musicales? ¿A qué querías que sonara el disco?

Sigo con el oído atento a todo. Trato de  incorporar en mi música toda la música que escucho, que es variopinta. Sé que hay géneros que no sabré hacer mejor que los que ya  los hacen, así que quería que sonara a lo que suena, a Vanito Brown, que es lo mío.

Pese a haber compuesto montones de canciones que han marcado más de una generación, para muchos eres ante todo el autor de "Divino guión", y creo que en buena parte se debe a que resumía como ninguna lo que de alguna manera se identificaba con el estilo Habana Abierta: la capacidad de hacer composiciones que fueran a un tiempo profundas, intensas y disfrutables, bailables.

Norte, Sur, Este y Aquel mezcla canciones enternecedoras con otras como "Chévere", "Tómatelo suave", "New World City" y "Pawapachar", destinadas —como dice de manera muy explícita el último título— para guapachar: como que vuelven a separarse los mundos del sentido y el goce. ¿Una señal de los tiempos?

Sí, son tiempos "buenos o malos" en los que hay de todo a la vez para todos los gustos e intereses, listos para el consumo. Yo tengo el defecto de ser optimista, que también es mi virtud; y en este sentido he querido explayar mi particular sentido-del-goce.

Una de las líneas de "Chévere" dice: "las cosas cambian aunque no te enteres". Lo escribe y lo canta el mismo servidor que compuso "Divino guión". Lo que pasa es que, por ejemplo,  últimamente en Cuba, ya no te pasan "papa por malanga" así como así. Es un álbum para pasárselo bien los minutos que dura. Ya para hacérnoslo pasar mal hay demasiadas cosas de la realidad bien visibles, y también demasiado cabrón suelto por todas partes.

Háblanos del disco en su estructura general. ¿Cómo lo concebiste?

La primera pregunta que me hice fue qué canciones estaría dispuesto a grabar y defender desde el escenario por un buen tiempo en lo adelante en caso de tener éxito. Y por suerte teníamos sobre la mesa un montoncito de canciones repletas predominantemente de positividad. También frente a mí en el espejo, a pesar de pesares, encuentro un tipo más feliz que otra cosa.

En ese estado me sorprendió la posibilidad de grabar mi primer disco en solitario. Quise hacer honor a eso y diseñar un paseo por ese estado de ánimo sin sonar redundante, sabiendo que un tema puede gustar más que otro, para lo cual se inventó el botón de skip, desafiante por demás.

Tenía que hacer un álbum con todo el respeto posible al tiempo ajeno, son casi 40 minutos que seguramente a nadie le sobran, si ni siquiera a mí me sobran a la hora de escuchar música. Fui afortunado en contar para esto con la asistencia y la colaboración artística de Arrate Cuartango, mi socia y compañera en quien está inspirada "Gracias novia mía" y que estuvo a cargo del diseño artístico general.

También aparecen un par de nuevos arreglos de viejas canciones como son la "Canción a crayola" y la siempre hermosa "Queriendo que te sientas bien". ¿Qué significa para ti regresar a aquellas canciones?

Compuse, o más bien empecé a componer "Canción a crayola", allá por principios de los 90 en La Habana. Es una canción que contiene cierta nostalgia prematura de los años 80 fantásticos que vivió mi generación. Fue descartada una y otra vez al proponerla en los discos de Habana Abierta y en proyectos individuales en los cuales decidir sobre el repertorio no estaba precisamente en mis manos. Por algo sería, me dije, y caí en que le faltaba lo que ahora lleva.

"Queriendo que te sientas bien" saluda a Bis Music, el primer sello discográfico de mi carrera, es una canción que me persigue desde aquel disco de Lucha Almada y que siempre canto en los directos de manera más o menos reversionada. Creo precisamente que esas dos que mencionas, junto a "New World City", atenazan y fundamentan la totalidad del repertorio de Norte Sur Este y Aquel. Esta ya es una sutileza desvelada.

Pasando a un plano más personal. ¿Qué significó para ti volver a grabar un disco en Cuba luego de 20 años?

Tanto en lo personal como en lo profesional significó para mí el fin de un ciclo que empezó en 1994, quizás desde antes, y el comienzo de otro nuevo ciclo que a saber siquiera de qué irá.

Volver al catálogo de Bis Music, algo que quedó pendiente desde cuando Lucha Almada, pudo ocurrir en cuanto se acompasaron sus condiciones y las mías. En lo personal, imagíname tú hacerlo en el lugar donde crecí y empecé a hacer música, yendo y viniendo del estudio de grabación, impregnado de los ambientes y el pulso de las calles de La Habana, sus cosas y su gente.

Proyectos como el tuyo harían pensar en una normalización en la relación entre las instituciones cubanas con creadores que se marcharon años atrás por motivos económicos pero también por asfixia política e institucional. No obstante el actual ministro de Cultura ha dicho que se permitirá regresar a los creadores "siempre que no renuncien al espíritu de este pueblo y no ignoren su compromiso (…) por alcanzar la mayor justicia social posible".

Sin entrar preguntarnos qué significa el "espíritu del pueblo cubano" o esos compromisos, todo parece indicar que más que los artistas ejercer un derecho lo que está ocurriendo es que, como en ciertos locales privados, las autoridades culturales se siguen reservando el derecho de admisión. ¿Qué piensas al respecto?

Me establecí fuera desde 1995 por cada una de esas tres razones, pero mantuve el diálogo con viejos amigos más o menos cercanos al Ministerio de Cultura y con el ministerio mismo. A pesar de las diferencias fue un diálogo franco, respetuoso y hasta constructivo, como el de antes de irme, tratándose de la institución que es.

Las palabras del ministro denotan que dentro y fuera de Cuba hay resistencias al cambio a tener en cuenta. A mí me constan esas resistencias y las veo en los sectores acomodados al problema, que no les conviene que desaparezca por haberse acostumbrado a vivir y hasta a beneficiarse de la existencia del problema. Es razonable que prefieran quedarse como están, y que afloren las desconfianzas de todo tipo después de más de medio siglo de broncas.

Hay muchas cosas de las que hay que hablar con o sin permisos oficiales entre todos los cubanos, porque o te lo guisas o te lo guisan: nadie puede quedarse colgando fuera, quisiera que de eso se trate la paz de Cuba. Yo no creo en el "borrón y cuenta nueva", soy más de, y perdóname que me cite a mí mismo, "un poco de lo que hay y un poco de lo que hace falta". Miro e invito a mirar más hacia delante que hacia atrás.

¿Qué nuevas estrofas se han agregado a tu "divino guión"? Quiero decir, ¿qué crees haber aprendido en estos tiempos?

He aprendido que las cosas primero son como son y luego, si se dejan, son como queramos que sean, en ese orden.

¿Cómo te ves de aquí a cinco, 10, 20 años?

No me imagino de aquí a 20 años, 20 años atrás no me imaginé aquí habiendo vivido personal y profesionalmente lo que he vivido. Quién me lo iba a decir. Sí te puedo asegurar cómo me veo de aquí a cinco minutos: tomándome una cerveza con mi mujer en plan "que nos quiten lo bailao".

Vanito Brown canta 'Chévere'

Videoclip rodado en La Habana, de su disco 'Norte, Sur, Este y Aquel'.

Comentarios [ 16 ]

Imagen de Anónimo

Acabo de escuchar el disco y es fantastico Vanito! 

Imagen de Anónimo

El de las 3:46 am debe ser como Pancho Céspedes, que dice que Cuba está cambiando:

Imagenes valen más que mil palabras:

http://www.youtube.com/watch?v=ls4MMtIsfp8

Imagen de Amadeus

PARA Anónimo - 4 Nov 2014 - 3:46 am.

Me gustó eso de "insomne musicalidad". Chapeau. Sin embargo, un poco dormido lo encuentro yo.

Imagen de Anónimo

@Anónimo - 4 Nov 2014 - 3:46 am.

@Anónimo - 4 Nov 2014 - 3:46 am.

Yo no se si tu estas dentro o fuera de Cuba y tampoco se las cosas que acostumbras a ver. Pero envidia? Por favor. En primeras resulta muy fácil intuir que este personaje no tiene nada que decir desde el punto de vista musical y conceptual. Y me temo no es un problema de este músico, sino del cubano en general, no tienen nada que decir! Y porque será? Me imagino porque tratan de imitar una realidad que no les pertenece. Por otro lado la producción es espantosa y desde un punto de vista creativo el clip es BORING!!!!! Las tomas de cámara y la idea en general es, horrible. Las locas que no bailan al rededor de una piscina de dos pies de largo resulta patético, la edición haber sido hecha en hialeah por producciones Cucamanga!. Please que usted esta hablando?

Yo con la cámara de vídeo de mi celular le hubiese hecho un excelente vídeo. Pero cuando el cubano se quiere tirar el pedo mas alto que el C. sin tener recursos hacen esos papelazos.

Imagen de Anónimo

Vaya panda de criticos sincritica y con ganas de teclear palabras sin sentido... Envidia, no se si tienen siquiera el placer de ese casi sano sentimiento comparado con las barrabasadas que pueden llegar a soltar. Vanito es un maestro y un compositor que para "los cubanos de mi generación" ha marcado un antes y un después... Así que señores, agarren el mismo tumbao y tumben. Gracias Vanito por tus horas de creación y tu insomne musicalidad. Lo se yo, lo he vivido...

Imagen de Amadeus

PARA Anónimo - 3 Nov 2014 - 9:53 pm.

Claro que envidio a Vanito si yo canto mejor que él y Enrisco todavía no me ha entrevistado. It‘s not fair.

Imagen de Anónimo

Amadeus como siempre, lleno de envidia y rencor por todo lo que brilla un poco. Por qué  no te callas Don Nadie, Mozart de pacotilla, no mereces ni el Nick que has usurpado.

Imagen de Amadeus

PARA Anónimo - 3 Nov 2014 - 11:31 am.

Dice usted: "…Es sin duda uno de los mejores cantautores de Cuba de los ultimos tiempos,…!!!

Ya lo creo, si lo entrevistaron y todo….

Imagen de Anónimo

Es sin duda uno de los mejores cantautores de Cuba de los ultimos tiempos, muy buen album!!!

Imagen de Amadeus

Tengo un pariente en Boca Ratón que toca la pandereta, se lo voy a presentar a Enrisco a ver si me lo "mejora" aquí en Diario de Cuba.