Miércoles, 28 de Septiembre de 2016
14:20 CEST.
Cine

'Roma fue la madre que nunca tuve', dice el cubano Tomás Milián, ganador del premio Marco Aurelio

Archivado en

El actor cubano Tomás Milián, de 81 años, protagonizó este viernes una conmovedora escena en el Festival Internacional de Cine de Roma al ser recibido entre aplausos por decenas de sus seguidores, reporta EFE.

"Roma fue la madre que nunca tuve, me recibió con los brazos abiertos, me estrechó entre ellos y me dio todo su amor", afirmó el artista entre lágrimas.

Tras ser premiado el jueves con el galardón Marco Aurelio de Oro del Festival, un emocionado Milián se encontró el viernes en un coloquio con decenas de personas que lo acogieron puestas en pie para mostrarle su reconocimiento.

El cubano, que habló en italiano, aprovechó la ocasión para anunciar que prepara una nueva película sobre Monnezza, el personaje del cine italiano que interpretó en la década de 1970 y que tantos éxitos le reportó.

"Esta vez, la película servirá para presentar a mi hijo adoptivo. Espero que la audiencia lo quiera a él tanto como me quiso a mí", comentó.

El artista, que fue incapaz de contener el llanto en repetidas ocasiones, no dudó en compartir con el público reunido en Roma algunas de sus experiencias como actor.

Entre gritos de "maestro" y "¡eres grande!", que se repitieron durante todo el encuentro, el intérprete de filmes como La notte brava o Giorno per giorno disperatamente habló con la audiencia de su difícil infancia como "un niño criado sin amor".

"Mi madre no me quiso nunca y mi padre no dudaba en repetirme constantemente que le disgustaba", se lamentó Milián.

El actor, nacido en La Habana en 1933, recordó también sus inicios en el Actor's Studio de Nueva York, al que no pudo entrar inicialmente por su bajo nivel de inglés, y su paso por la Marina Americana, donde se alistó para perfeccionar el idioma.

"Cuando volví al Actor's Studio después de un primer rechazo y tras seis meses en la Marina, conseguí ingresar, elegido entre más de 3.000 aspirantes estadounidenses", señaló.

El cubano, que trabajó a las órdenes de grandes cineastas italianos como Luchino Visconti o Pier Paolo Pasolini, se refirió también a su abandono del cine de autor italiano para dar el salto a los "spaghetti western".

Al final del encuentro, Milián abandonó el auditorio con una cerrada ovación del público, al que le dedicó las palabras: "Los amo a todos".

Milián interpretó en 2005 el papel del dictador Trujillo en la película La fiesta del chivo. En 2000 formó parte del elenco de Traffic.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Tomás Quintín Rodríguez, su nombre real, ha sido un gran actor, muy poco conocido por esas cosas de la vida, en su tierra natal. Milián es hijo de un general ejercito que se opuso al golpe de Batista en 1952. En Roma todo el mundo le conoce como Er Monezza, papel que encarnó varias veces en el cine italiano. Monezza hablaba en sus pelis en romanaccio, dialecto típico de Roma. En realidad Tomás era doblado por Ferrucio Amendola, así y todo supo escribir guiones para estas pelis en romanaccio y comportarse como todo un romano en estos filmes.

Imagen de Javier