Sábado, 1 de Octubre de 2016
15:34 CEST.
Fotografía

Mirar a Cuba (y a Lezama) por los ojos de Iván Cañas

Cuba es un país que está perdiendo la memoria. Es como si la nación entera, incluyendo su identidad y el legado sobre que el que se fue construyendo la cubanidad, padecieran de Alzheimer. Eso genera una necesidad imperiosa de salvar cualquier recuerdo de lo que éramos, por insignificante que parezca.

José Lezama Lima es uno de los escritores más importantes del siglo XX. Su obra (que está compuesta de poemas, ensayos y dos novelas) contiene alguna de las claves para descifrar lo cubano. Sin embargo, el escritor murió sumido en un vergonzoso ostracismo.

Tal fue su confinamiento, que en sus últimos meses no se atrevió ni a salir de su casa. El día que enfermó descubrieron que había engordado tanto que ya no cabía por la puerta. A él le hubiera encantado escribir esa escena donde sacaban su corpulencia inanimada por una ventana. Debió parecer un zeppelín en el reducido espacio aéreo de la calle Trocadero.

Durante esos años (entre 1970 y 1976) solo dos familias, los Vitier y los Diego, y muy contados amigos corrían el riesgo de acercársele. Para la sociedad que trataba de imponer la revolución, era más importante la salud de una vaca que la de un escritor universal.

La prueba de ello es que cuando murió Ubre Blanca, un cruce de holstein con cebú que llegó a implantar el récord mundial de producción de leche, le dedicaron una de las 8 páginas del periódico Granma, le hicieron una estatua de mármol y la condecoraron como a un héroe. El obituario de Lezama no alcanzó los tres párrafos en el órgano oficial del Partido Comunista.

A diferencia de Ubre Blanca, que aún es conservada en una urna de cristal a temperatura controlada, el legado de Lezama fue primero ignorado y luego saqueado. Hace poco apareció un pedazo de película sin sonido donde se le ve moverse y tomar una bocanada de humo de su eterno habano. Solo eso.

De no haber sido por Iván Cañas, quien persiguió a Lezama cámara en mano mientras el escritor se movía con dificultad por su entorno cotidiano, se habría perdido la posibilidad de saber cómo era el universo donde se escribió Paradiso.

Lo he dicho más de una vez y no me queda otro remedio que repetirlo: gracias a los ojos de Iván Cañas hoy podemos apreciar una Cuba que, de no ser por él, ya no tendríamos. Mientras la mayoría de los fotógrafos de los años 60 y 70 se esmeraban en documentar la gesta revolucionaria, Iván miró para otra parte.

Eso nos permite reconocer la más cruenta batalla que se libró en aquellos años: la de la vida cotidiana, la de la subsistencia, la del silencio que sobrevenía una vez que las armas de fuego, las consignas y los discursos se apaciguaban.

Hoy, en la Universidad del Claustro de Sor Juana, de Ciudad de México, se inaugura la exposición Lezama inédito. En esas 30 fotografías de Iván Cañas por fin se salva todo lo que permaneció por tantos años en las oscuras manos del olvido.

Hoy, gracias a esas paredes mexicanas, Cuba recupera un tilín esencial de su memoria.

 


Este artículo apareció en el blog El Fogonero. Se reproduce con autorización del autor.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

Querido Fogonero....habia leido tu ariculo sobre la expo del gran maestro lezama, en medio de la voragine de la inauguracion de la expo en el DF, y como es predecible, me habia gustado.

Hoy lo acabo de leer de nuevo en la segunda ciudad de Cuba, Miami, con mas tiempo, y te confieso que lo considero una joya del periodismo de opinion....breve, conciso y agil y ademas veraz, como todo lo que escribes....Gracias hermano por dedicar tu talento a esta causa....El Leza desde alla, y yo, desde aqui....te lo agradecemos y mucho.....!

Siempre tuyo....Tu....Ivan Canas

Imagen de Anónimo

Ivan deberias traer esa exposicion a Miami, los cubanos de aqui te lo agradeceremos!

Imagen de Anónimo

Un escritor está vivo mientras le lean.Y Lezama estará vivo y revindicado cuando los cubanos, vivan donde vivan, le lean. 

Imagen de Anónimo

..............el autor finaliza su articulo diciendo: "En esas 30 fotografías de Iván Cañas por fin se salva todo lo que permaneció por tantos años en las oscuras manos del olvido"...........esas supuestas "oscuras (?) manos del olvido" fueron las de nuestro amigo J A. Figueroa, que gracias a el, hoy pueden disfrutarse..........olvido o ignorancia del autor!!!!..........

Imagen de Anónimo

Excelente 

Imagen de Anónimo

La historia no los absuelve, ni los absolvera.   Su crimen es tan horrendo que pasaran a la historia como lo que son:  La personificacion de la inmundicia, los fontaneros de las cloacas ediondas que hoy ruedan no solamente por las calles de todas las ciudades de Cuba sino que tambien borbotean de todos los orificios de eso hombres nuevos que ellos han forjado durante esto cincuenta anos.  Esos que malamente se limpian el excremento con el periodico Granma en las ediondas letrinas de Cuba, pues no hay tracero  que no se repugne ya de los Castro.    

Imagen de Anónimo

Excelente Camilo, como siempre, atinado, agudo, desnudando la esencia desde el fondo. Triste es constatar estos amargos destinos que tuvieron la vida y la obra de figuras de la talla de Lezama o Virgilio, por solo citar dos ejemplos brillantes entre otros varios de huella profunda en las esencias de la vida nacional, en el campo de la literatura y otros más del arte y otras esferas. En ellos se ensañó la mediocridad y la desidia de un régimen que ha convertido a Cuba 55 años después de la tierra prometida en la ruina moral y material que hoy sobrevive a duras penas y sobre el dolor y la desesperanza de millones de compatriotas. Vale todo lo que refieres de nuestro Iván Cañas, la pasión por todo lo hecho a lo largo de su azarosa vida siempre lo ha consumido y ese himno al amor y a la sensibilidad humana y cultural en el que siempre ha inspirado sus acto, está plasmado en todo lo que su sabía mano ha tocado en materia de creación artística. En hora buena. Gracias Camilo por dejar este testimonio de un acontecimiento memorable. Gracias Iván por tu honestidad y tu pasión.  Juan F. Gonzalez Casanova

Imagen de Anónimo

Leo  con  gran  dolor todo lo que  paso Lezama fue  mas  que una  cruenta carcel a lo  que  fue  condenado,una  gloria  de la que Cuba  podria  estar orgullosa  fue  confinado  a las  cuatro  paredes  de su  casa,creo  que  la tumba  de la  llamada Revolucion se  gesto  en el Quinquenio  gris.No  solo  fue  el sino  cuanto  autor que despunto y  quien  dice  que en Cuba  no se ahogo la cultura  cubana y  sus  escritores de  elite(Como dijo  el Che con la Revolucion   todo  sin ella  nada)Pero  es  que  el hombre  no  vive solo  de terror de odio...Cuba  como  ha tenido  que  sufrir y  sigue  sufriendo  por  sus hijos..

Imagen de Amadeus

Gracias a la obseción de Ivan Cañas por la figura de Lezama Lima es que hoy existe un testimonio visual del escritor, de lo contrario hoy estuviéramos recordándolo por señas. Espero que el régimen no tenga la falta de vergüenza de utilizar las fotos de Ivan para redimirse de la barabaridad que cometió al ignorar y marginar al genio. Me gustaría ver esa exposición.

Imagen de Anónimo

Excelente crónica de Camilo Venegas, añadiría que la nota sobre la muerte de Lezama apareció en una página interior, sin ni siquiera una foto, lo que viene a cuento. Y después quieren que seamos benévolos con aquellos fascistas. Felicitaciones a Iván, su lente mágico... JPS