Cine

El cometa Silvio pasa por La Habana

'Canción de barrio', documental sobre los conciertos de Silvio Rodríguez por zonas deprimidas de la capital, se estrena en los cines.

Canción de barrio, Silvio Rodríguez en dos años de gira interminable, es una realización de Alejandro Ramírez que tuvo su premier el pasado jueves 28 en el Cine Chaplin. Aunque se trataba de una propuesta de lujo, la entrada resultó prácticamente libre. Hubo quien extrañó a los segurosos hiperkinéticos con teléfonos celulares injertados en las orejas que animaron el traumático estreno de Revolution, documental sobre el dúo de hiphop Los Aldeanos, estrenado en 2010.

Lo que parecía erigirse como un record de asistencia quedó trunco. Incluso, permanecieron butacas vacías. Por lo demás, un público élite o consumidor de la farándula artística se estremeció con imágenes captadas en los barrios a los que el polémico cantautor llevó su trabajo.

El material retrata la personalidad apocalíptica de su inspirador, un artista comprometido con lo que considera oportuno y urgente. Sin embargo, no se consagra a potenciar el mérito cultural de llevar el arte a zonas problemáticas, sino que amplifica la desesperanza latente en "comunidades de tránsito", donde un "futuro mejor" no es posible en el pronóstico de la mayoría.

Silvio Rodríguez presume de un anti-vedettismo notorio y chocante en un medio atestado de serpientes emplumadas. Recordemos el famoso concierto en el Karl Marx donde rechazó al "público inconsciente" que batía palmas cuando el trovador se tornaba melodramáticamente intimista. En ese momento, Rodríguez repudió la torpeza de quienes denotaban falta de educación artística.

Canción de barrio… sugiere esta impronta, en que la esencia fulmina a la apariencia de quienes prefieren darle un espaldarazo al conflicto insular que se prolonga hasta su autodestrucción. La "Cuba invisible" pudriéndose de abandono y escombros, entre la hipocresía compartida por el flirteo del poder y la masa que respira lejos del horror.

Estepanfleto en clave redentora pone el dedo en la llaga de una grieta que se ensancha sin conocer límites. La marginalidad creciente asentada en áreas de la periferia habanera, habitada por evacuados y okupas de la propia capital, junto al éxodo indetenible proveniente de las regiones orientales, de quienes también sueñan instalarse con un mínimo de confort.

Dotado de un fuerte acento testimonial, el documental oscila entre lo trágico y lo cómico de inconformes que no se oponen a nada porque nada tienen. Ni siquiera poseen un grado de raciocinio suficiente para separar la fuerza bruta del recurso cerebral. Solo que dicha carencia no impide que personas de todas las edades recobren la voz ante una cámara que registró intervenciones ingenuas, jocosas o temerarias.

El proyecto de gira por los barrios de Silvio Rodríguez y el resto de sus cómplices no va a resolver el problema. Los atascados de la historia nunca concientizarán los símbolos e imágenes del compositor. Ni tampoco serán flechados por el Claro de Luna de Beethoven, interpretado magistralmente por Frank Fernández. Las bellas artes no consiguen fulminar la violencia generada por falta de acceso a opciones de entretenimiento sin arriesgar el pellejo o acabar en prisión.

Silvio Rodríguez defiende un viejo ideal mientras insiste en ofrecer conciertos gratis en rincones oscuros. Quizás persigue salvar su alma de la hoguera erigida por una izquierda pequeñoburguesa, esa que defiende "a ciegas" el culebrón totalitario cubano. ¿Acaso él mismo no pertenece a una casta privilegiada en materia de reconocimiento oficial y holgura económica, estatus que le permite financiar costosos simulacros?

Su publicidad revolucionaria presume atender un fenómeno que tantos ignoran abiertamente. Porque el desafío más grande del gobierno encabezado por Raúl Castro es controlar el aumento de la marginalidad social, floreciente contrarrevolución que amenaza con transformar al país en un oeste tropical. ¿Quién negaría que los admiradores de un artista relevante o político carismático pudieran allanar su domicilio para robarle?

El terrorismo delictivo incubándose en las favelas cubanas es una "disidencia estática", mucho más desestabilizadora con respecto a la tranquilidad ciudadana que la belleza performática de las Damas de Blanco susurrando la palabra "libertad" o los blogueros luchando contra los molinos de silencios.

A quienes desvela preservar su hegemonía, les convendría reflexionar acerca de cómo frenar un caos irreversible. A propósito, bastaría rememorar los sucesos de la Embajada del Perú en el 80 o el Maleconazo del 94. El "miedo al negro" de antaño parece formar parte de la amnesia histórica que descuella en el imaginario insular.

El Cometa Silvio pasa por los barrios de La Corbata, Pogolotti o Bello 26, y sus anfitriones "pasan un buen rato" fugados de su realidad. Al otro día puede haber un muerto por arma blanca allí donde antes reinó el lirismo musical. La cultura necesita continuidad para instalarse en el menú de quienes sobreviven al margen de sus recompensas espirituales. Lo demás, es un golpe de efecto de quien pretende erigirse en salvador de una instrucción perdida.

Comentarios [ 43 ]

Imagen de Anónimo

Que delesnable este personaje Silvio Rodriguez es. Ahora pretendiendo estar de lado de los "pobres"  cuando por cincuenta anos al unico que le ha cantado es al asesino de Biran. No lo llamo bestia pues las bestias no se comportan como el asesino Fidel.

Imagen de Anónimo

Yo me uno a:    Anónimo - 4 Sep 2014 - 6:47 am.

Para creerle a este compañero es dificil; basta pues analizar como hace sus critiquitas "AMARILLAS" para distraer a la gente!  Este compañero es "UNO DE ELLOS"  y  sus criticas son posiblemente  una estrategia mas de "las ciento de miles" que desde hace ya mas de 70 años (antes del 1959) organizan los castros y sus secuaces y complices. Y es que hay "MUCHA PLATA  Y PRIVILEGIOS....PARA PERDERLOS AHORA  POR UNA  MORAL QUE NO "DA NADA".....Tu mas que nadie (y yo tambien) sabes bien  que "SI TE SALES DEL CARRIL  PUEDES MORIR DE UN "INFARTO O UN DERRAME CEREBRAL"  COMO HAN MUERTO TODOS LOS QUE LE DEBEN SUS RIQUEZAS A LOS CASTROS ..... Llevan tantos años con "FALSA MORAL Y DOBLE CARA"  QUE YA NO SABES NI CUAL ES LA VERDAD O LA MENTIRA".....PARA CREERTE DI ALGO DE "FARÍAS, SÓNIA GARRO, DAMAS DE BLANCO, BICET, UNPACU" .....  Y NO TIENES QUE DECIR ABAJO FIDEL!!.... ESO NO TIENES QUE DECIRLO ......

SOLO TIENES QUE DECIR: "YO CRÉO QUE TIENE RAZÓN "HUBER MATOS" .......ESO FUÉ LO QUE A CAMÍLO LE COSTO LA VIDA!!!   Y  TE EMPIEZO A CREER CUANDO DIGAS "FARSANTES" (futúro)

Imagen de Amadeus

PARA Carlos el Seguro

Yo ya di la pelea y la perdí, por eso estoy aquí. Podía haber estado domesticado, pero me resistía a la idea ya que sin dignidad pretendiendo que la tengo, es un ejercicio intelectual demasiado obtuso. No he criticado a nadie que hay decidido quedarse a vivir en Cuba, no sé de dónde saca eso. Pero lo que irrita es esa "comprensión" por Silvio el Redentor, cuando se sabe que fue y es un personero de la dictadura. El que vaya por los "barrios pobres" no lo exonera de su complicidad.

Imagen de Anónimo

Anónimo 1 Sep 2014 - 5:52 pm: No podias haberlo resumido mejor. Buen comentario.

Imagen de Anónimo

Claro Seguro: No quiera usted generalizar, ni mucho menos hacerse el centro de la noticia. Se está escribiendo aqui de Silvio Rodríguez (le recuerdo que fué "parlamentario" en un "Congreso" donde siempre votó unánimemente junto a sus "colegas parlamentarios" (por supuesto que lo de "Congreso y parlamentarios" son sarcasmos), no de su excelentísima persona, por muy importante, valiente, aguerrido y "patriota" que se considere.

En cuanto a Wagner/Hitler y Silvio/Castro 1.0 me referia a su "simbiosis ideológica". Hitler 'hizo suyo' a Wagner por su antisemitismo, como mismo Fidel 'hizo suyo' a Silvio por su apoyo incondicional al comunismo. Es irrelevante que hayan sido contemporáneos o no. Ambas ideologias son totalitarismos "casi idénticos". Le recomiendo leer a Hanna Arent. Y nada de "mascota amaestrada". Irónicamente, al tratar de defenderlo, lo degrada: una mascota no dedica toda su vida a propagar y defender por medio mundo y a toda costa, concientemente, los delirios megalómanos de su "dueño". Sencillamente se echa a sus pies a lamerle las botas. Contrariamente a lo que muchos piensan, la peor prostitución no es la de la carne, es la  prostitución ideológica. Sería una tonteria afirmar que Silvio es un ignorante o un iletrado 'pobre diablecillo sin cultura ni conocimientos, que no sabia lo que hacia o decia', pero como ciudadano es un ser despreciable.

Imagen de Anónimo

Estamos observando un tardío contraataque en este sitio de los trolls Ucinianos...ya la noticia está casi muerta chivatones y a Silvio no lo salva nadie. Por NECIO.

KT

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

La cita anterior viene de un articulo publicado en Diario de Cuba: JACOBO MANCHOVER | París | 4 Ene 2012. Insultos aparte (Cinico?. por que?), lo cierto es que los crimenes cometidos por la revolucion en sus comienzos fueron masivos y repulsivos. Pero la presion que el Gobierno aprendio a ejercer sobre los intelectuales fue in crescendo. El apoyo a los fusilamientos, en los albores de la revolucion, fue espontaneo, gratuito. Todavia no se habia instituido la doble moral que ha primado por decadas. Pero mi criterio es que el odio a Silvio es irracional. No demuestran tanto odio ni contra ex-esbirros, que comparten su espacio de "exilio", ni contra otros intelectuales que apoyaron a la revolucion tanto o mas que Silvio. La primera vez que escuche hablar de mi "derecho a hablar", se lo escuche a Silvio. Y se lo agradezco. De igual manera que agradezco su lirica imperecedera.  Sera que soy verdaderamente un inculto? Sonrio, pero no lo creo. 

Imagen de Anónimo

Camilo J. Marcos, vamos a descontar la posibilidad de que Cabrera Infante apoyase el fusilamiento de gorilas batistianos, en una época de revolución en que las pasiones andan desatadas y los excesos son la norma... ¿Estás justificando, o restando importancia a que ya en pleno siglo XXI alguien apoye (no por pasión sino por chicharronería o cobardía) el fusilamiento de unos tipos que sólo estaban tratando de escapar del infierno? Podría citarte muchas frases de Cabrera Infante hablando de gente tan cínica y con cultura de wikipedia como tú. Pero pa qué.

Imagen de Anónimo

Claro Seguro, la animadversión de la gente, a ver si por fin lo entiendes, es a menudo la sensación de traición de muchos que admiraban (o aún admiran) su obra de antes de los noventa. Animadversión por el antes pobre perseguido y ahora millonario colaborador de sus previos persecutores. Lamer botas a una dictadura y servirles de bufón en medios internacionales parece ser, no obstante, suficiente mérito para ganarse la crítica y escarnio de quienes tenemos cierto nivel de decencia. La animadversión que muchos cineastas sintieron por Elia Kazan, en tiempos del macartismo, aún siendo un gran director. La cobardía y la traición siempre traen consigo algún tipo de animadversión. Te lo mastiqué bien para que lo puedas entender.

Imagen de Anónimo

 Camilo, razonar que la suma de 2 calabazas da melones no se le ocurria ni a los aborigenes, tomate un a~o sabatico y reflexiona, pero no al estilo de Confusio 1ro, porque vienes peor.