Espectáculos

El Cabildo, la problemática sede de Ópera de la Calle, reabrirá sus puertas

Cerrada por el régimen en 2012, la iniciativa le daba trabajo a 130 personas.

Próximamente reabrirá sus puertas el complejo bar, restaurant, cafetería y marina El Cabildo, sede alterna de la compañía Ópera de la Calle, tras permanecer cerca de dos años cerrado al público y afectándose constructivamente por el abandono y la falta de mantenimiento ―según afirmó una fuente de la agrupación que solicitó el anonimato.

El cierre de la instalación cultural que causó una explosión mediática, fue el correctivo aplicado a su director y barítono, Ulises Aquino, por declarar a la prensa extranjera que gracias al cuentapropismo pagaba a sus empleados primas por encima de los 80 dólares mensuales ―cinco veces más que el salario que recibían a través de las nóminas del Ministerio de Cultura―. Los medios indicaron que la sanción redujo considerablemente el nivel de vida de al menos 130 familias.

Tras la clausura, Aquino arremetió contra la burocracia del régimen, incluso, declaró meses atrás a Diario de las Américas que no pretendía abandonar el país y asumía la responsabilidad de sus declaraciones, "por ser un hombre sincero que nunca ha hecho nada en contra de Cuba".

El levantamiento de la sanción ocurre 50 días después de que el general/presidente Raúl Castro, en la clausura del VIII Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC),  aseverara que "las discrepancias no se expresan en los pasillos, sino en las reuniones y al precio que sea necesario". Asimismo, el supuesto libretazo, que causó cuantiosas pérdidas a la compañía, no ha sido reconocido por el oficialismo.

Con el beneplácito del Ministerio de Cultura y las autoridades del municipio capitalino de Playa, a finales de 2011 Aquino reanimó un inservible espigón enclavado en el margen oeste del río Almendares, e instaló un complejo turístico y recreativo, cuya iniciativa también fue acometida por el músico Equis Alfonso.

Alfonso recicló una antigua instalación abandonada y destruida (la aceitera El Cocinero) para la instalar el proyecto Fábrica de Arte Cubano, en el que las artes plásticas y la música se imbrican en un enmarañado de naves y escenarios.

Los precios de entrada a la Fábrica —enclavada en la calle 26, entre 11 y 13 en el Vedado, en la margen opuesta del propio río y a escasas cuadras del Cabildo— oscilan entre los 50 y los 75 pesos, una suma elevada para algunos entrevistados y asequible para otros.

En el momento de redactar esta nota, algunos trabajadores ya reparan un muro perimetral de El Cabildo, las luces del escenario, ventiladores y circuitos eléctricos. Además, el logo de la agrupación fue colgado del frontis, al tiempo que son aplicadas varias manos de pintura a las fachadas y abrillantan el acrílico que indica la entrada al complejo.

Fundada en el año 2006, Ópera de la Calle, agrupación artística que interpreta un collage de piezas de zarzuelas cubanas, rock, fusión, etc., tiene su sede central en el cine-teatro Arenal, sito en la avenida 41 del municipio Playa.

El Cabildo es la sede comercial de la compañía, donde se ofrecían espectáculos y servicios gastronómicos los viernes, sábados y domingos. El precio de la entrada era de 50 pesos o 2 CUC. También se ofrecieron actividades para niños en horarios matutinos.

Según expresa uno de sus integrantes, los sueldos pagados por la compañía oscilaban entre los 1.800 y los 2.500 pesos (75 y 105 CUC) acorde al desempeño de los integrantes, pero el nepotismo se hacia evidente, puesto que Aquino favorecía más a familiares y allegados.

Los empleados de la compañía gozaban de descuentos del 15% de las ofertas gastronómicas, asimismo se agenciaban ingresos extras de entre 1.000 y 1.500 pesos por actuaciones en la Casa de la Música en Varadero, viajes de los cuales Aquino se encargaba de que se efectuaran en ómnibus cómodos y provistos de aire acondicionado. 

Igualmente se acometían "vitrinas", funciones particulares que eran contratadas por extranjeros y por las cuales los integrantes recibían hasta 400 pesos por presentación. Nunca se conoció a cuánto ascendían los ingresos personales de Aquino.

Tras el cierre de El Cabildo, las presentaciones de Ópera de la Calle se hicieron más discretas y se circunscribieron al escenario del cine-teatro Arenal. De la misma forma se hizo notable su ausencia en actos oficiales y en la televisión. 

Según un artículo de Fernando Ravsberg, aparecido en Havana Times, la cantante norteamericana Beyoncé, en su visita a La Habana, los dejó plantados después de prometer su asistencia a una audición.

Otros dicen que Aquino ha sido generoso y ayudado a sufragar gastos, ejemplificándose en la invitación a visitar La Habana que hicieran amistades y compañeros de la reconocida cantante lírica María Remolá, hoy residente en República Dominicana, gastos de los cuales el Ministerio de Cultura se desentendió alegando déficit presupuestario.  

En 2012, 74 integrantes de la compañía viajaron a Colombia, para estrenar la ópera contemporánea Benkos: ninguno desertó, lo que implantó un verdadero récord cubano.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

Me gustaría que DDC investigara si El Cabildo abre como una empresa cooperativa o como Fábrica de Arte Cubano que, según el artista X (Equis) Alfonso no es ni "cuentapropismo" ni un proyecto "independiente" (Véase entrevista con María Matienzo Puerto).

Gracias.

Imagen de Anónimo

Cuando el articulista dice que ningun integrante del Cabildo "deserto" durante el viaje a Colombia en 2012 se refiere a alguna unidad militar o ejercito en campaña..?? Los desertores solo desertan de ejercitos, no de agrupaciones de artistas. Cuando dejaremos de usar las palabrejas castristas..??

Imagen de Anónimo

Excelente noticia

Imagen de Anónimo

Me alegra esta noticia, me alegro por él y por los que trabajan en su compañía. E hizo muy bien en no irse de Cuba. El camino "fácil" que muchas veces resulta el más difícil. Al pie del coco se toma el agua.